Los 4 Fantásticos han renacido, de la mano de Jim Lee, en una reinvención de sus primeras aventuras llevada a cabo a lo largo... Heroes Reborn: Los 4 Fantásticos

Los 4 Fantásticos han renacido, de la mano de Jim Lee, en una reinvención de sus primeras aventuras llevada a cabo a lo largo de doce entregas: El Hombre Topo, Namor, el Doctor Muerte y Galactus bajo la visión del dibujante más popular de los noventa.

Los noventa sí, los noventa no. El eterno debate sobre la calidad de los cómics de superhéroes mainstream de la época se cierra cuando se escucha un nombre: Jim Lee. Lee fue la piedra angular de la editorial Image, en el sentido de que el alma del sello puede que fuera Todd McFarlane, pero fue Lee quien marcó los estándares de calidad bajo los que los demás autores se medían. Hasta este punto fue así que en esa década hubo más clones (dibujantes imitadores) de Lee que de ningún otro autor. Jim Lee era el Rey Midas de Marvel Comics: sus lápices convertían en oro cualquier colección que tocaban. Y si se fue de esa editorial fue más por seguir a sus amigos Todd, Rob, Marc y compañía que por estar a disgusto con la editorial. Después de todo, no es que estuviera precisamente mal pagado allí. Y por eso precisamente no tardó en acudir a los cantos de sirena de Marvel junto con su amigo y colega Rob Liefeld, (por medio de sus respectivos estudios Wildstorm y Extreme) para hacerse cargo de los relanzamientos de las colecciones que no gozaban del mismo éxito que Spiderman y la franquicia mutante. Es decir, Vengadores, Los 4 Fantásticos, Iron Man y Capitán América. Así pues, tenemos aquí un cómic Marvel elaborado por los estudios Wildstorm, para que veáis que su producción no estuvo relegada a los títulos de la vecina DC Comics.

heroes reborn 4 fantasticos

Pese a lo que pueda parecer, ser fan de Los 4 Fantásticos no es requisito imprescindible para escribir en esta página web. Prueba de ello es que si hay un grupo que me ha provocado pereza infinita durante los cuarenta años que llevo leyendo tebeos es, precisamente, la llamada Primera Familia de Marvel. Por el motivo que fuera, nunca me he sentido lo suficientemente atraído al primer supergrupo de la Casa de las Ideas, ni siquiera cuando John Byrne se hizo cargo de sus historias, o cuando mi idolatrada Hulka sustituyó a La Cosa cuando Ben Grimm se quedó en Mundo de Batalla al final de las primeras Secret Wars. Los 4 Fantásticos me parecían, a falta de una palabra mejor, viejunos. Tuvo que llegar el anteriormente mencionado Jim Lee para darle un revulsivo que adaptara al grupo a los nuevos lectores, en vistas de que la colección estaba dando síntomas de agotamiento, y que las ventas no las revitalizaban ni nuevos autores ni crossovers ni la magia del marketing. Así, la editorial decidió cargarse a Los 4 Fantásticos y a Los Vengadores en el evento conocido como Onslaught para otorgarles la posibilidad de un Renacimiento. Por tanto, a la muerte del Volumen 1 de Los 4 Fantásticos en septiembre de 1996 le siguió el nacimiento de este Volumen 2 en noviembre del mismo año, al mismo tiempo que Vengadores, Iron Man y Capitán América, en el crossover conocido como Heroes Reborn.

Llegamos, pues, a noviembre de 1996 con Jim Lee y su mejor amigo el guionista Brandon Choi haciéndose cargo de una colección moribunda con el fin de remasterizarla para la nueva generación de lectores. Introduciendo algunos cambios en el origen de los personajes, pero manteniendo intacta su esencia y personalidades, Choi y Lee relanzaron al estrellato una colección a lo largo de 12 números sin pausa, en la que tan sólo en los seis primeros nos presentaban a los personajes principales y secundarios de la talla del Doctor Muerte, Wyatt Wingfoot, el Hombre Topo, Namor, Estela Plateada, Alicia Masters, Pantera Negra y el Super Skrull. En los números siguientes, con el horrendo clon Brett Booth (Titanes) supliendo a Lee, llegarían Galactus (y su corte de heraldos Plasma, Terrax y Señor del Fuego) y los Inhumanos. Fueron 12 números sin apenas pausa para respirar, donde cada mes los lectores disfrutaban de aventuras inintewrrumpidas, sabiendo los autores que tenían 12 números para contar la mejor historia posible, sin pensar en futuras recopilaciones en cómodos y manejables TPBs.

heroes reborn 4 fantasticos

Brandon Choi tiene la extraña cualidad de saber condensar una historia en 24 páginas, dejando un cliffhanger para abrir ganas hasta el mes siguiente, pero al mismo tiempo llenando las páginas de diálogos insustanciales y redundantes bocadillos de texto explicativos. De esta manera, nos encontramos que un sólo cómic de este autor nos da para unos buenos 10-15 minutos de lectura, pero además… ¡nos está contando cosas! Por poner un ejemplo, en aquella época Brian Michael Bendis sólo había publicado sus historias en blanco y negro en la editorial Caliber. Maldita la hora en que Quesada se lo trajo a Marvel, para contarnos en los siete primeros números de Ultimate Spider-Man lo que a Stan Lee y Steve Ditko sólo les ocupó 11 páginas del Amazing Fantasy 15. Pero estoy divagando…

Choi y Scott Lobdell (Batman: La noche de los búhos) fueron los guionistas que trabajaron sobre el argumento trazado por Jim Lee, que poco a poco fue cediendo el trabajo de dibujar a los menos competentes Brett Booth, con todo lo malo de Lee, pero nada de lo bueno, y Ron Lim (Colección Jim Starlin), también noventero, aunque con más personalidad que Booth. Al fin y al cabo, lo que hicieron fue volver a contar algunas de las historias originales, pero adaptándolas a los nuevos tiempos, y combinando algunos conceptos para en 12 números dejar todo bien atado. Así, las apariciones del Doctor Muerte, Estela Plateada, Pantera Negra y los Inhumanos están relacionadas con la llegada de Galactus, al tiempo que un breve cameo de El Vigilante nos da pistas sobre qué ha ocurrido con los superhéroes tras su muerte a manos de Onslaught. Los guionistas dejan todo bien atado, en conjunción con el resto de series del evento Reborn (que Panini irá publicando cada dos meses en sendos tomos recopilatorios) para acabar con el evento Heroes Return, que esperamos también acabar viendo por aquí.

heroes reborn 4 fantasticos

En el apartado gráfico tenemos a Jim Lee dándolo todo y demostrando una vez más que era el artista más dotado de todos los que abandonaron Marvel para fundar Image. Si bien, en mi opinión, sólo es superado en narrativa y dinamismo por un Erik Larsen más deudor de Kirby y Simonson que Lee, es cierto que nadie mejor que éste supo combinar la espectacularidad con el detallismo y el gusto por un acabado de calidad. Aún lejos, como dijimos en nuestra reseña de otro de sus éxitos, WildC.A.T.S., de su madurez creativa, también podemos apreciar cómo aquí sus lápices parecen más orientados a las splash pages y a pases de modelos que a una narrativa fluida y creíble. Lee respeta los diseños originales de los personajes, aunque se permite cambiar el uniforme del cuarteto protagonista cada pocos números. Una ultimatización de los trajes de los Inhumanos hubiera sido, en cambio, muy bien recibida porque ya me dirá alguien para qué necesitan llevar máscara Rayo Negro, Medusa, Gorgón y compañía.

También es menester detenernos aunque sea un momento en las portadas. Todas ellas con esa numeración debajo del recuadro superior, con la tipografía inconfundible de esa década aciaga, que tantos gustos y sinsabores nos ha dado. Y la mayoría pecando de ese gusto por las imágenes de los protagonistas afrontando una amenaza invisible fuera de plano, sin dar ninguna pista sobre lo que nos espera en el interior del tebeo. Después de todo, si dibujaba Jim Lee, qué más daba lo que apareciera en la portada, la gente lo iba a comprar igualmente. Después de sólo seis números, Lee hizo lo que todos los hot artists y cedió el testigo a sus minions Booth y Lim que intentaron, sin éxito, mantener el tipo. Después de todo, Jim Lee sólo había uno.

Panini Comics ha esperado más de 20 años para volver a poner a disposición de los lectores españoles estas colecciones que hasta ahora sólo se podían encontrar en forma de grapas sueltas en cubetas de saldos. Una reedición en lujosa tapa dura con muy poquitos extras, eso sí, pero que a lo largo de varios meses llevará esta etapa legendaria completa a nuestras estanterías, crossovers incluidos.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Heroes Reborn. Los 4 Fantásticos
Lee Jim and Panini España
Precio: EUR 30,87
Summary
Review Date
Reviewed Item
Heroes Reborn: Los 4 Fantásticos
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

  • XAVI

    22 marzo 2019 #1 Author

    Fue toda una época. Reconozco que las premisas de todas las series eran interesantes en cierto modo. Algunas se iban de madre (Iron Man, Vengadores), esta fue un reboot competente (Booth no me acaba de cuajar, Lim si, supongo que es por su trabajo en ASM y VENOM) y la (a mi parecer, más oscura) Capitán America, de esta última, lo malo es que la trabajó Liefeld al principio pero tocaba temas buenos. Lo dicho, fue toda una época y se vendió como el regreso a la Casa de Las Ideas de los artistas que allí triunfaron.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com