Nació para reinar en el Infierno. Renunció a su Destino. Salvó nuestro mundo. Murió. Y cayó al Infierno como un condenado más. Saludos, queridos... Hellboy en el Infierno. Integral.

Nació para reinar en el Infierno. Renunció a su Destino.

Salvó nuestro mundo.

Murió.

Y cayó al Infierno como un condenado más.

Saludos, queridos lectores. Hoy reseñaremos el tomo de Hellboy en el Infierno. Un tomazo de lujo que nos trae Norma.Permitidme que me salte el orden habitual y empiece hablando de la edición.

Tenemos un tomo de casi 600 páginas que influye la serie regular de Hellboy en el Infierno, ocho historias relacionadas (nueve realmente), una galeria de bocetos (comentados), textos de Mignola sobre algunas historias, las portadas, otra historia corta que cuenta parte de esta saga de otra forma y algunas páginas e ilustraciones. Sin olvidar un artículo de Scott Allie.

Las historias cortas han sido dibujadas por estos autores (cuyos nombres copio descaradamente de la ficha de norma :-)):

Duncan FegredoFábio MoonGabriel BáGary GianniMike McMahonMike Mignola,(este me suena que hace guiones también 🙂), Richard Corben.

El tomo viene forrado en tela negra, con el título y el autor en dorado. Y una ilustración centrada en la portada. El aspecto general nos recuerda a uno de esos libros de ocultismo misteriosos y oscuros, tipo grimorio. Las letras doradas se repiten en el lomo, dejando la contraportada totalmente vacia, en tela negra.

Visualmente me encanta. Solamente podría quejarme un poco porque esa tela negra parece de las que atraen el polvo con solo mirarlas.

Y tiene un marcapáginas en tela roja. Como tiene que ser. Que esto no se lee en un momento ni de una tirada.

El papel es satinado y de buen gramaje. Con páginas negras separando los diferentes capítulos. Aunque aparenta más, el tomo pesa menos de quilo y medio; no demasiado castigo para nuestras abarrotadas estanterías.

A nivel simplemente de objeto de colección, es precioso.

Pasemos a hablar del guión. Podemos dividir el contenido en dos partes: la serie regular del Infierno y las historias cortas. Antes de que me lo preguntéis, es posible leer este tomo como una obra suelta, sin haberse leido antes todo el resto de Hellboy.

Con Hellboy me pasa lo mismo que con otras obras con un planteamiento a largo plazo y que intercalan pequeñas historias. La trama general no me interesa, pero los breves interludios que forman esos episodios me apasionan.

La lucha a través de los años de Hellboy contra su destino y el ambiente paranomal en el que se mueve se deja leer, pero no me fascinaban.

En cambio; las historias más “de monstruo de la semana”, las más basadas en los seres míticos del folkclore de diferentes culturas, me tenían conquistado.

La historia principal empieza con nuestro héroe rojo en el Infierno. Un infierno vacio, abandonado y que nos recuerda a las ciudades decadentes y oscuras de Nueva Inglaterra.

Más que a Dante, este Infierno nos recuerda a Poe y a H.P.L.

Un ambiente agobiante, donde estamos ¿solos?  y somos ignorantes, tanto los lectores como Hellboy. Callejuelas casi vacías que nos rodean y nos oprimen. Parece que se caen sobre nosotros, derrumbándose. Sin que sepamos qué debemos hacer o por qué.

Vemos estas viñetas mostrándonos esta ciudad sin principio ni fin, y pensamos en otras calles… Los seres que nos encontramos, esas almas, nos parecen todas iguales. No somos más que paseantes… pero con un puño de piedra gigante que sabemos usar.

Tendremos luchas y peleas. Intrascendentes peleas o combates de los que depende el futuro del Infierno. O nuestra alma.

Y tendremos conversaciones y monólogos sobre el Destino y el futuro de este mundo, del Infierno.

Sin darnos cuenta, Mignola nos atrapa y queremos saber lo que va a pasar, cómo va a terminar esta historia.

El autor hace referencia a obras clásicas anglosajonas. Pero la mayoría de las veces, citas puestas en boca de los personajes o que aparecen como textos, estan anotadas y explicadas a pié de página. Un gran detalle para los que no somos expertos en literatura inglesa o británica. Lo apreciaremos especialmente en citas de poesías del Romanticismo.

¿Y las historias cortas? Tenemos de todo. Desde las que complementan la historia principal de Hellboy hasta las que simplemente el autor quiso crear. Personalmente me quedaría, tanto a nivel de dibujo como de guión, con El Circo de Medianoche y En Aquel Mar Silencioso. Dos historias sueltas que podemos ignorar dentro de la saga, pero que también podemos devorar como dos relatos cortos de terror. ¿Cómo no recordar al leerlas cuando navegábamos en los botes del Glen Carrig? ¿Cómo no pensar en las historias que nos contaba aquel hombre ilustrado?

Para los amantes de los cuentos de terror y fantasía más clásicos, esta obra será una pura delicia. Y nos traerá ganas de releer esas obras de las que nos estamos acordando.

¿Y el dibujo? Pues no hay un estilo de dibujo, sino varios. Tantos como dibujantes. La serie principal es Mignola en su estado más puro. Lineas breves que diseñan y dibujan personajes y fondos. Ambientes creados sin fondos y con solamente colores planos. Paletas oscuras que cambian sin previo aviso para formar con un contrastado rojo o amarillo los rios de sangre o de fuego que forman este Infierno…

Las historias cortas varían. Desde el “grotesco” y  más underground estilo de Corben al más realista y espectacular de Duncan Ferredo. Hay un poco de todo… como en la lista de los pecados de los condenados al Infierno, si me permitís la comparación.

¿Y los extras? Dejando aparte las portadas, me han encantado los bocetos comentados. Con los comentarios traducidos al español, como en una buena edición de lujo.

Si quisieramos ser retorcidos y buscarle un pero a esta edición; quizás decir que, seguramente obligada por motivos legales, Norma ha debido poner un tm pequeñito al lado del nombre de Hellboy; algo que rompe un poco la elegancia de la portada.

La traducción es obra de Héctor Lorda.

Y puestos a acreditar, acreditemos como coautora de El Mago y la Serpierte a Katie Mignola (joven autora que con 7 años le contó a su padre esta historia al volver de la escuela). Y a Todd Mignola, hermano de Mike, que coescribió El exorcista de Vorsk.

¿Por qué leer Hellboy en el Infierno?

Te gusta la literatura de terror basada en la ambientación, en el misterio. Has seguido la historia de Hellboy. La preciosa edición de Norma, que se puede leer como tomo independiente (aunque te perderás muchas buenas historias si no lees los anteriores).

¿Por qué no leer Hellboy en el Infierno?

Eres más de terror gore. Buscas historias llenas de acción, tacos y violencia gratuita…

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Summary
Review Date
Reviewed Item
Hellboy en el Infierno.
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

  • Lucia

    18 febrero 2019 #1 Author

    Sofá, cafecito y el libro ¿Qué más se puede pedir?
    Dan ganas de dedicarle una tarde a solas para disfrutarlo plenamente

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com