Llegamos al final del Hellblazer de Peter Milligan y de la serie en general. En 2013 llegaba a su número 300 y con ella... Hellblazer de Peter Milligan (3 de 3)

Llegamos al final del Hellblazer de Peter Milligan y de la serie en general. En 2013 llegaba a su número 300 y con ella acababa la cabecera más longeva de Vertigo. Posteriormente comenzaría la colección Constantine, en el nuevo Universo DC, aunque los lectores de toda la vida tenían la sensación de que no era lo mismo, a pesar de tener algunas cosas positivas. Peter Milligan acaba con estos últimos 18 números y el anual de 2011 que se incluye en el tomo, una larga etapa, en la que siendo consciente de ser el encargado de cerrar la cabecera, decide realizar una serie de historias con regusto a fin de trayecto o, mejor dicho, a El final del camino, como deja claro en la última página del 300). Una etapa que siendo de las más modernas y actualizadas, no pierde la esencia del personaje e introduce algunos de los secundarios más carismáticos de la colección, como Piffy o su padre Terry Greaves.

Hellblazer de Peter Milligan 3
Este tomo abre con La Gabardina del Diablo, un arco de cuatro números en el que Gemma, la sobrina de John, vende por internet una vieja gabardina de su tío. La gabardina comenzará a poseer a quien la vista, y el mago tendrá que hacer lo posible por recuperarla antes de que alguien más salga perjudicado. Mientras tanto, la relación entre John y su esposa va cada vez mejor, lo cual provoca la ira del mafioso padre de Piffy.

El final del arco anterior enlaza con lo que veremos en Otro día en el Infierno, un arco argumental de cinco números en el que John deberá volver al infierno para intentar que su hermana Cheryl salve a su cada vez más perdida hija Gemma. Un arco en el que Constantine tendrá que intentar superar en ingenio al primero de los caídos. Pero en el infierno ya le tienen tomada la medida al viejo mentiroso de Liverpool y para salvar a su hermana tendrá que arriesgar nada menos que el alma de su amada esposa. Interesante arco en el que Milligan sabe hacer que veamos peligrar más que nunca a John y su entorno. Tal vez haya llegado el momento en el que el Constantine deje de ganar con sus tretas y engaños.

La casa de los lobos es un número autocontenido que sirve para tomar aire antes de los dos últimos de la serie. En ella Milligan nos plantea una historia del pasado en el que los licántropos se cruzarán no solo en el camino de Epiphany y Constantine cuando no se conocían aún, sino que haría que ambos personajes se cruzaran sin que ninguno de los dos lo recuerden…

Hellblazer de Peter Milligan 3
El penúltimo arco se llama La maldición de los Constantine, y nos va a traer a un nuevo familiar desconocido hasta el momento de Constantine y vamos a ver cómo la muerte de varios personajes aparantemente sin conexión van a dirigir la pista del ocultista hasta su familiar. Un arco muy interesante que termina de perfilarnos a un Constantine cambiado, al que todo lo que lleva vivido le comienza a pasar factura aunque su personalidad siempre saldrá a flote sin dejar que identifiquemos al cínico John.

El último arco es Muerte y Cigarrillos. El primero de los tres números que sirven de cierre comienza con Constantine recibiendo la noticia de su muerte en cinco días. Un arco que, sin entrar en spoilers, hará que veamos a un Constantine más frágil que nunca. Milligan nos ha presentado a un John Constantine enamorado y eso hace que tema por su seguridad. La propia Piffy tampoco saldrá mucho mejor parada y tocará fondo en estos números. El final de la serie es un buen fin de serie. Tal vez algunos puedan pensar que una serie de 300 números podría merecer algo más grande. Pero Milligan opta por hacer una historia más intimista y presentarnos a los personajes frágiles como no hemos podido ver hasta este momento y en marcarse un epílogo en el que se hace un bonito homenaje a todos los autores que han ido desfilando por la serie a lo largo de sus 300 números.

A continuación tenemos el anual que realizó Milligan en 2011 con los lápices de Simon Bisley. Una historia muy en la línea de la serie en su etapa más clásica, con una historia en la que hay un puente que induce al suicidio, y a Constantine debiendo intentar salvar a una chica que atraviesa un mal momento y sufre en casa a un padre abusador y con la mano muy larga.

Hellblazer de Peter Milligan 3
Como cierre de oro en este tomo, se incluye una miniserie de cinco números que se publicara entre 2010 y 2011, escrita por Si Spencer, guionista de la revista de Juez Dredd y guionista de series como Vida en Tiempos de Guerra de Los Libros de la Magia. Spencer hace un buen trabajo, pero aquí hay un protagonista y es su dibujante, Sean Murphy, que aporta su arte haciendola ya de por sí indispensable solo por él. En esta Ciudad de Demonios veremos cómo tras un accidente de tráfico, la sangre de Constantine será usada por dos cirujanos aficionados a la magia negra para intentar valerse de su sangre híbrida con sangre demoníaca para crear un ejército de demonios en la Tierra.

Milligan ha realizado una gran etapa. Para mi gusto probablemente lo mejor que ha aportado es esa versión femenina de Constantine, Piffy, que me recuerda mucho a lo que ha supuesto Damian Wayne a Batman. Piffy es ese contrapunto gamberro, sin escrúpulos, y no duda en cantarle las cuarenta y poner en su sitio a Constantine, y la relación Terry-John-Piffy le ha aportado mucho peso a toda la etapa.

Pero el que se ha ganado también un lugar en el Olimpo de Hellblazer es el italiano Giuseppe Camuncoli. Creo que lo he dicho en reseñas anteriores pero tiene un estilo que no me casaba especialmente con el tono de la serie, sin embargo ha conseguido que finalmente me haya molestado cuando cambiaban de autor, a pesar de que sus sustitutos sean gente con talento como Gael Bertrand o Simon Bisley. Por cierto, que vaya portadazas que se ha marcado Bisley en todos estos números. Soberbias…

Hellblazer de Peter Milligan 3
En definitiva, Hellblazer de Peter Milligan (3 de 3)

Un gran broche para una de las mejores series de Vertigo de todos los tiempos. Milligan cierra una etapa en la que apostó por una serie de personajes de apoyo y ha sabido realizar un arco evolutivo en sus cincuenta números de ellos y haberse ganado un sitio en el corazón de los lectores. De hecho, para mi gusto es la pareja que mejor ha encajado de todas con el carácter canalla y poco fiable de Constantine. Mira que Angie me caía bien, y me encantaron Zed, Kit, Marj o su hija Mercury… Pero Piffy es canalla como él, no duda, es directa y no le importa que su padre sea un jefe mafioso dispuesto a llevarse por delante a quien no le guste. Ella va a hacer siempre lo que quiere y va a defender a su pareja con uñas y dientes.

Un cierre de oro para una colección que nos ha traído muchos grandes momentos de lectura y disfrute con uno de los personajes más carismáticos de la historia del cómic. Confiemos en que la nueva etapa de la serie pueda hacernos pasar tan buenos ratos, aunque siempre queda esa sensación de que la serie pata negra ha sido esta que ECC ha recogido en 17 tomos más uno con extras.

Lo mejor: El personaje de Piffy y su química con John. La evolución de Gemma en esta etapa. Los números de Murphy.

Lo peor: Que no haya más tómos con serie regular…

Para seguidores de Peter Milligan. Para los que hayan estado disfrutando todos estos números con Constantine. Para cerrar una edición prácticamente perfecta.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Hellblazer: Peter Milligan vol. 03 (de 3)
Peter Milligan, Gael Bertrand
Precio: EUR 42,75
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com