Mohammed El-Gorani tiene apenas 14 años cuando deja su país natal, Arabia Saudita, con la intención de estudiar inglés en Pakistán, para lo cual... Guantánamo Kid. La historia verdadera de Mohammed El-Gorani

Mohammed El-Gorani tiene apenas 14 años cuando deja su país natal, Arabia Saudita, con la intención de estudiar inglés en Pakistán, para lo cual se ve forzado a falsificar su pasaporte. Poco después de los atentados del 11-S, es arrestado y transferido a la base militar americana de Guantánamo Bay, en Cuba. Será uno de los prisioneros más jóvenes en esta nueva penitenciaría al margen de todo marco legal, y una de las pocas personas negras allí retenidas. Pasarán ocho largos años antes de que su inocencia sea finalmente reconocida.

Dicen que todo vale en el amor y en la guerra. Pero cualquiera que haya visto un telefilme de Antena 3 o leído este cómic estará dispuesto a jurar lo contrario. Tras los atentados de las Torres Gemelas de 2001, el Gobierno de EEUU llevó al extremo su política antiterrorista, lo que condujo a la creación del Centro de Detención de Guantánamo, ubicado en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo, uno de los territorios no incorporados en los EEUU (al igual que Puerto Rico y las Islas Marianas), y donde por tanto no se aplica el sistema judicial estadounidense ni los derechos establecidos en la Convención de Ginebra. Este vacío legal es el que permite que los detenidos en este centro carezcan de derechos y sean torturados sin piedad. Este cómic nos cuenta los 8 años que pasó aquí recluido el que fue su preso más joven: Guantánamo Kid.

guantanamo kid

Mohammed El-Gorani tenía 14 años (según otras fuentes, 16) en 2002, cuando fue detenido ilegalmente en Pakistán, a donde había viajado desde Arabia Saudí para estudiar, debido a que las escuelas árabes le rechazaban por su origen chadiano (para que veáis que el racismo existe en todo el mundo, y no sólo en Occidente). De Pakistán fue enviado al penal de Guantánamo, donde estuvo recluido los 8 años siguientes, sin poder hablar con su familia, sin derecho a un abogado y siendo víctima de dolorosas torturas que le dejaron secuelas físicas y psicológicas que aún perviven. Su historia está narrada magistralmente en este cómic por el periodista Jérôme Tubiana y el ilustrador y dibujante Alexandre Franc, en un relato que mezcla la tragedia con el humor, duro pero sin ser descarnado, humanizando a todos los personajes.

Seremos testigos de la dura infancia de Mohammed en las calles de Medina como vendedor ambulante, y sus sueños de ser dentista o reparador de ordenadores. Este sueño será el que le haga viajar a estudiar a Pakistán, donde será detenido por el ejército pakistaní y vendido al Gobierno de los EEUU. por cinco mil dólares (sí, pagaban por prisionero). Tras ser erróneamente acusado de pertenecer a Al-Qaeda será llevado a la cárcel de Guantánamo, donde su origen chadiano y su piel negra le harán merecedor de un trato aún más cruel por los guardias. Pero no todo serán penalidades: en la también conocerá a guardias buenos y amables, hará amigos con los que resistir a los abusos y, por fin, obtendrá su libertad, pudiendo ser deportado de vuelta a… otro país.

El relato está escrito de manera autobiográfica por Tubiana, periodista y amigo de Mohammed, basándose en las conversaciones que ambos tuvieron en una habitación de hotel del Chad, y traducido a viñetas en blanco y negro con el estilo caricaturesco de Franc, que contribuye a que la narración sea más amena. A pesar de esto, no estamos hablando del Maus del siglo XXI. Pese a la dureza de lo acontecido en esa prisión, Mohammed nunca pierde el aplomo y la esperanza y, asumiendo que esa será su nueva vida a partir de entonces, intenta tomarlo todo con humor, cantando y haciendo la vida un poquito más difícil a los guardias que les custodian.

guantanamo kid

La historia no acaba con la liberación de Mohammed de Guantánamo, lo que hubiera supuesto un final dulce, sino que luego continúa relatando las dificultades que tuvo para poder volver a su país, Arabia Saudí, que no le aceptaba pese a haber nacido allí. Esto refleja que los problemas de burocracia e inmigración también están vigente en Asia y África, y se convierten en un calvario para un joven que ha pasado la tercera parte de su vida en la cárcel, en condiciones infrahumanas, y ahora que está libre ni siquiera le permiten volver a casa. El volumen se cierra con una narración por parte de el periodista Tubiana de algunos aspectos no contenidos en el cómic, como los encuentros que tuvo con Mohammed o las personas a las que conoció o los matrimonios que tuvo.

Esta edición de NORMA Editorial es un lujoso volumen en tapa dura que incluye también el sello de Amnistía Internacional. Se trata de una historia, de un cómic, cuya difusión ayude a dar a conocer a todo el mundo lo que en esa tierra sin ley, en la que aún hoy, pese a la promesa del ex-presidente Barack Obama, todavía quedan reclusos.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 18,95
Summary
Review Date
Reviewed Item
Guantánamo Kid. La historia verdadera de Mohammed El-Gorani
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com