Una de las constantes en la serie de Wonder Woman es la presencia de los Dioses griegos. La creación del personaje a manos de... Grandes Autores de Wonder Woman: Greg Rucka – De piedra

Una de las constantes en la serie de Wonder Woman es la presencia de los Dioses griegos. La creación del personaje a manos de este panteón distancia a Diana del resto de los héroes de primera fila de la editorial, haciendo que se alternen etapas en la que sus historias tienen un trasfondo más mitológico con otras más puramente superheroicas. Esta parte de la etapa de Greg Rucka pertenece a las primeras.

De Piedra

Mientras que en el tomo anterior Greg Rucka se centró principalmente en política humana, en éste la parte mitológica adquiere un mayor protagonismo, siendo los Dioses Olímpicos parte fundamental de la trama desarrollada en este año de la colección.

Estableciendo una comparación con la reciente etapa de Brian Azzarello al frente de la colección de la Amazona, en ambas los Dioses juegan un papel importante. Y en ambas etapas hubo una reinvención del aspecto de los Dioses. Mientras que en la de Azzarello se optó por darles una imagen inusual y fantástica, en estos números de Rucka se les podría confundir con humanos normales. Atenea es una mujer con un portátil, Ares es un hombre con una camisa negra… La gran diferencia entre ambas concepciones de los Dioses está en que, mientras que en los números de Azzarello son participantes directos en la historia, su papel en la etapa de Rucka es más similar al que desarrollaban en la mitología griega, utilizando a los mortales terrestres como peones de sus enfrentamientos personales.

A lo largo de las cuatro historias que hay en este tomo se nos cuenta una lucha de poder por el trono del Olimpo. Alianzas, traiciones, dobles intenciones… las relaciones entre los Olímpicos aquí reflejadas son dignas sucesoras de las narradas en las historias mitológicas de milenios atrás. El reflejo de estos enfrentamientos en la Tierra se traduce en una batalla entre Diana y la gorgona Medusa, ayudada por sus hermanas, la bruja Circe y Veronica Cale, la versión femenina de Lex Luthor que creó el propio Rucka como aspirante a némesis de la embajadora de Themyscira. A raíz de estos sucesos empieza la temporada en la que Diana estuvo ciega y con un trapo tapándole los ojos, que habría sido suficiente para mandar al retiro a cualquier personaje, al menos de forma temporal. Pero Wonder Woman no. Diana quiere seguir adelante, pero quiere saber que puede hacerlo. Y completamos el tomo con Diana y Cassie Sandsmark, de la que conoceremos sus auténticos orígenes, bajando al reino de Hades para rescatar al fallecido Hermes, ya con todas las piezas puestas en el tablero.

Cuando leí estos números hace más de diez años no quedé precisamente convencido. De hecho, de todas las series que empecé a comprar cuando Planeta se hizo con los derechos de DC, Wonder Woman fue la primera que abandoné. Visto con perspectiva, es una historia que se va cociendo a fuego lento, que va dejando retazos sueltos de información. Se disfruta mucho más y se tiene una visión mucho más global leyendo todos estos números de golpe, con lo que el acercamiento a esta etapa en estos tomos es mucho más satisfactorio de lo que lo fue en su día la lectura mensual. En cambio, sí que hay que decir que el dibujo de Drew Johnson no es precisamente el mejor de los que se han visto en la línea Grandes Autores de Wonder Woman.

Las portadas corren a cargo de J.G. Jones, que hace un trabajo espléndido, pero que tuvo la mala suerte de tener que suceder a Adam Hughes en esta labor. Las comparaciones son odiosas y esas cosas que se dicen.

Ediciones anteriores

La primera edición (y única, hasta la aparición de este tomo) de estos números data, como ya hemos dicho, de la época de Planeta, y aparecieron en la serie en grapa que abarcó la etapa completa de Greg Rucka en 19 números. El material incluido en este tomo apareció en los números 10 al 16 de aquella serie (septiembre 2006 a marzo 2007).

Los autores

Greg Rucka es un escritor conocido principalmente por sus personajes femeninos fuertes. Así, además de sus dos etapas en Wonder Woman, la recogida en estos volúmenes y la que arranca en Renacimiento, podemos señalar sus trabajos en Queen & Country, Batwoman, Gotham Central, 52 o Lazarus. Tiene en su haber nada menos que 4 premios Eisner. No te pierdas la entrevista que le hicimos hace unos años (parte 1 y parte 2).

Drew Johnson termina aquí su temporada como dibujante regular de la serie y el trabajo más largo que ha desarrollado en su carrera. Se le ha podido ver en etapas cortas de series como The Authority, con guiones de Dan Abnett y Andy Lanning, Star Wars: X-Wing, con guiones de Michael Stackpole o Supergirl, con guiones de Kelley Puckett. En 2015 firmó para Dark Horse la serie limitada Midnight Society: The Black Lake como autor completo, y en la actualidad se dedica a hacer portadas puntuales para editoriales independientes como IDW, Zenescope o Black Goat.

Rags Morales empezó su carrera profesional a finales de los 80, haciendo los tebeos de Reinos Olvidados de TSR para DC. Los veteranos los recordarán de su edición en Zinco. A mediados de los 90 pasó una temporada por Valiant, en la que dibujó series como Archer & Armstrong, Shadowman, Magnus Robot Fighter o Turok, Dinosaur Hunter, para volver a DC a finales de década a series como el Hourman de Tom Peyer o JSA y Hawkman, ambas con Geoff Johns. En 2004 llega la obra por la que es más recordado, Crisis de Identidad. En los últimos años ha alternado trabajos puntuales para Marvel, DC y Boom!.

En resumen…

En estos números, vemos a Wonder Woman como un mito griego, como una política, como una feminista, como una guerrera, como una superheroína… Pocas veces el personaje ha tenido simultáneamente tantas capas, tanta profundidad. Rucka es un autor con opiniones polémicas, pero no se puede negar que su visión de Wonder Woman es de las más completas (y complejas) que ha habido.

Quizás no estemos ante una etapa del personaje tan popular como las de George Pérez o Brian Azzarello, o incluso como la del propio Rucka en los números de Renacimiento, pero sí que es una etapa que tiene interés suficiente para estar incluida en la línea Grandes Autores de Wonder Woman. Este tomo, además, es el punto álgido de Greg Rucka en esta época del personaje, habiendo dejado ya presentados los personajes secundarios y planteadas las bases de la historia que quería contar en el tomo anterior, Reflexiones, aunque aún está por llegar el gran momento polémico, Sacrificio, que veremos en el próximo tomo.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com