Trampas para ganar a los juegos de mesa, el querer es poder sin asociarlo a la cultura del esfuerzo, o el bombardeo de información a través de dispositivos electrónicos. Todo cuenta y sí, la psicología infantil es difícil y delicada. Ahora imaginemos que, ese niño o niña es un precoz triunfador en el mundo del cine al que se le adula a la vez que se le presiona. Un proyecto de personita adicta a la recompensa fácil y a la fama. Más fama de la que le cabe en su cuerpecillo. Hablamos de una niña con una infancia complicada. De un carácter forjado a una temperatura errónea. De Candence Lark. Hablamos de Furious.

En Furious, Bryan J. L. Glass nos cuenta la infatigable historia de la caída y alzamiento del héroe (heroína en este caso), una historia que, como nos cuenta Víctor Santos en el prólogo del tebeo, interiorizó profundamente Glass después de degustar el potente Born Again de Miller. Veremos que la influencia de Miller en este Furious va mucho más allá del esquema del relato.

furious portada
Furious
Guion: Bryan J. L. Glass
Dibujo: Víctor Santos
Aleta Ediciones
Noviembre de 2016
Rústica
144 páginas. Color
978-84-16074-54-9
14.95 €


Furious, guionizado por Bryan J. L. Glass y con el artista valenciano Víctor Santos a los lápices, es un tebeo de Dark Horse que fue publicado por primera vez en nuestro país por Aleta Ediciones a finales de 2014, y que ha sido reeditado en noviembre de 2016, hace bien poquito. El tomo contiene los números del 1 al 5, junto con una pequeña historia de ocho páginas titulada Modelo a imitar, que sirve a modo de introducción del personaje protagonista Candence “La Señal” Lark, más conocida como Furious.

Se puede decir que la caída de Candence comenzó bien pronto, cuando de pequeña la pérdida de buena parte de sus seres queridos vino seguida de la presión por parte de su padre para convertirse en una estrella. Lo malo para ella fue que su estrella brilló, intensamente y por poco tiempo. El dinero y la fama se convirtieron en su único alivio frente a los varapalos vitales. Todo esto vino seguido de un montón de malas decisiones de las que arrepentirse tras madurar, y que conforman el carácter de una buena persona enfurecida consigo misma y con problemas para controlar su ira. Por cierto, se me ha olvidado añadir al enfurecimiento y a la ira el tema de la superfuerza. Sí, Candence vuela y machaca, aunque ni sabe cómo hacer un buen uso de sus poderes, ni sabe cómo controlarse frente al enemigo; y para colmo, la prensa y las televisiones no dejan de alimentar la mala fama de la joven.

Es un relato áspero, en el que la heroína no es del todo consciente de que, antes de empezar a ayudar a la gente y compensar sus errores del pasado, debe solventar sus traumas… sus heridas abiertas. Por todo esto es un tebeo adulto. Bueno, por todo esto y por algunas escenas de violencia extrema (¿Habéis visto recientemente una película en la que alguien usa un torso como escudo? Pues aquí usan otras partes a modo de cachiporra).

furious 3

Pocas bromas con Furious

Aunque la historia en Furious, a grandes rasgos, gira en torno a la redención de la heroína, no es una historia tallada a partir de un molde tradicional. El origen de sus poderes no será revelado hasta el último capítulo del tomo, y además, cuando te presentan a Candence, ésta ya tiene bastante claro lo que puede y no puede hacer. No es la clásica génesis en la que el superhéroe se prueba para conocer sus límites, algo que, por otro lado, hemos visto una y otra vez – y que las películas han terminado por saturar con tanto reboot, rebirth y remix… recórcholis. Todo esto es gracias a la estructura del relato, donde tenemos narración in media res así como un montón de acontecimientos acompañados de cuadros de textos narrativos por doquier con los pensamientos de la protagonista. Pensamientos que, por otra parte, cuentan con un punto de ambigüedad en cuanto al tiempo en que se narran. Todo ello ayuda a que el lector vaya formando su idea sobre el personaje a través de pasajes con mucha acción e intensidad.

Antes decía que se nota bastante la influencia de Miller en la obra, y es por varios motivos. La principal referencia al « millerianismo » – estilo « milleriano » sonaría un poco menos «magufo», ¿verdad? – es la constante narración con un marcado carácter dramático. Esa intensidad tan característica de la obra de Miller en la que parece que el autor pretenda trascender en cada viñeta, sin respiro. Sé que mis palabras suenan un poco negativas y algunos dirán: «¿Criticas a Miller, hereje?»; bueno, no es eso, simplemente me suele gustar que el relato cuente con más alivios cómicos, diálogo intrascendente o humor negro, y Furious no cuenta con muchos. Cuestión de preferencias. Aún así, debo admitir que Glass, con este tipo de narración, alcanza momentos intensos, dramáticos y resultones. Otro punto narrativo que aupó Miller, principalmente con su Dark Knight Returns, y que también encontramos en Furious, es el uso de los medios para avanzar en la historia. En este caso no sólo tenemos las televisiones como fuentes de información, sino que también se introducen las redes sociales, dando un punto más interesante al recurso. Entiendo que Víctor Santos haya tenido mucho que ver en cuanto a esto último. Un gran acierto. Ah, y esas splash page/contraportadas en blanco y negro con un fondo colorido y monocromático con las que no puedo evitar acordarme de Sin City. Sí, hay mucho «millerianismo» en Furious.

furious josh medors

Arte de Josh Medors

Al respecto de Víctor Santos, en Furious hace un estupendo trabajo. Recordemos que guionista y dibujante ya habían coincidido anteriormente en Ratones templarios. Víctor consigue transmitir esa violencia en los movimientos y golpes tan necesarios para hacer atractivos los momentos de frenesí superheroico. Es curioso, porque en un principio, Furious iba a ser dibujado por Josh Medors, que desgraciadamente falleció bastante joven, antes de poder meterse en harina con la serie. Y digo curioso, porque el dibujo de Medors y de Santos tiene pocos puntos en común. Mientras que el dibujo de Medors tenía un estilo más realista, Víctor Santos tiene un estilo bastante más cartoon. Algo más en la línea de lo que, por ejemplo, lleva haciendo Marvel desde hace ya unos añitos – ¿indie? Bueno, vale, aceptaremos barco. En cualquier caso, Furious tiene un buen apartado gráfico.

Aunque de alguna manera el arco del tomo se cierra, tiene claros indicios de que es un guion pensado para su continuación. Prueba de ello es la presentación de una supervillana, cuyo destino queda en el aire. Lo cierto es que no tengo noticias sobre si Dark Horse encargará en un futuro cercano continuar con la serie, pero estaría bien. No me ha maravillado, pero creo que tiene la suficiente calidad como para darle otro arco de margen y ver cómo evoluciona el personaje. Es un producto bastante original.

furious 1

Esa villana misteriosa… cuyo aspecto recuerda por momentos a la señorita Quinn

Sobre la edición y su precio, ni un pero, como de costumbre con Aleta (y creo que no soy el único que le alegraría de que se hiciese con alguno más de los grandes títulos de Image que inundan las librerías especializadas). Además, incluye una serie de extras con bocetos de Santos, y comentarios tanto de este último como de Glass.

Bueno, se acabó la chapa por hoy, que ya veo como aumenta vuestra ira y se os está poniendo cara de Candence en plena espiral de furia.

http://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/02/furious-portada-500x800.jpghttp://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/02/furious-portada-300x300.jpgJaime G. RuedaComic USAFeaturedReseñasAleta Ediciones,Bryan J. L. Glass,Dark Horse Comics,Reseñas,Víctor Santos
Trampas para ganar a los juegos de mesa, el querer es poder sin asociarlo a la cultura del esfuerzo, o el bombardeo de información a través de dispositivos electrónicos. Todo cuenta y sí, la psicología infantil es difícil y delicada. Ahora imaginemos que, ese niño o niña es un...