El uno de enero de 1818 Mary Shelley publicó en Inglaterra la novela Frankenstein. Automáticamente la novela, o más bien la criatura protagonista, pasaría... Frankenstein, de Junji Ito

El uno de enero de 1818 Mary Shelley publicó en Inglaterra la novela Frankenstein. Automáticamente la novela, o más bien la criatura protagonista, pasaría a la historia de la cultura siendo adaptada en múltiples formatos audiovisuales hasta que en el presente siglo alcanzó el estatus de icono pop… Y el noveno arte no ha sido ajeno a la importancia de la criatura surgida de la mente del Doctor Victor Frankenstein. En Marvel Comics hemos visto al monstruo clásico multitud de veces; en DC fue parte de los Siete Soldados de la Victoria de Grant Morrison o un agente de S.H.A.D.E durante New 52; en los años 50 se publicaron docenas de historietas suyas antes de la instauración del Comic Code; maestros de la ilustración como Bernie Wrighston dieron su versión del mismo; ha aparecido en el universo de Hellboy; incluso tuvo una versión en la que era todo un “gangsta” en Frankenstein Mobster… Y esto solo por mencionar unas pocas.

frankenstein

Así llegamos hasta el tebeo que nos ocupa: Un manga escrito y dibujado ni más ni menos que por Junji Ito, uno de los autores japoneses que mejor manejan el género de terror en un medio como es el cómic. Esta obra ya había visto la luz en nuestro país en 2016, en una edición pionera, pues la obra todavía no había sido publicada en inglés. Cuatro años más tarde ECC reedita en formato flexibook (el mismo de Tekkon Kinkreet, por ejemplo) esta adaptación que se me antoja como una de las mejores que ha tenido la inmortal novela de Mary Shelley.

Lejos de lo que pueden ofrecer o mostrar otras obras de Ito como Uzumaki, Fragmentos del mal o Las caprichosas maldiciones de Sôichi, Frankenstein nos muestra a un Junji Ito más sobrio y primerizo (la obra comenzó a publicarse originalmente en 1994), que adapta el material original con una fidelidad sorprendente. Y uso ese adjetivo porque los que vengan buscando una historia retorcida, bizarra, propia del autor probablemente acaben algo decepcionados. Estamos ante una más que digna traslación al manga del relato victoriano tal y como fue concebido hace varios siglos. No debemos olvidar que Ito tiene más en común con H.P. Lovecraft que con, digamos, Bram Stoker.

Frankenstein

Así pues, las claves de Frankenstein de Mary Shelley están presentes aquí: Esa “denuncia” a los avances médicos y tecnológicos o la lectura sobre la ambigüedad moral de lograr un resultado potencialmente beneficioso para la humanidad pese a que los medios empleados sean dudosos. Como hemos dicho es una reescritura del original fiel, pero también bastante más escalofriante gracias a las pequeñas licencias que se toma el autor a la hora de plasmar los textos de Shelley en papel, sobre todo en lo referente a la criatura. El monstruo de Frankenstein que podemos encontrar en las casi doscientas páginas de esta adaptación es más calculador, más violento, más frío que su homólogo literario. Junji Ito se guarda un par de ases en la manga a la hora de ofrecer una versión de la historia que si bien no sorprende, sigue enganchando cosa mala.

Igualmente logrado está el propio Victor Frankenstein. Seremos testigos de su auge y desgracia. A la par, aprenderemos que la ambición desmedida puede tener consecuencias de lo más desagradables dando lugar a un personaje desgarrado por el dolor y atormentado, a la par que observa cómo el fruto de su esfuerzo es también el ejecutor de su felicidad y su mundo tal y como lo conoce, lo que provoca que sucumba a la ira y la desesperación.

frankenstein
No obstante, el punto verdaderamente fuerte de esta versión de Frankenstein por Junji Ito es el dibujo. Si bien es algo tosco en algunos pasajes, la versión que hace el autor de la criatura quita directamente el aliento. Una mole de más de dos metros de altura, una mirada fría y vacía, lleno de cicatrices y vendas que recuerdan constantemente que está formado a partir de trozos de muertos. Simplemente imponente.

Frankenstein de Junji Ito es posiblemente una de las obras que más me ha gustado del autor. Es verdad que en estas páginas no encontraremos esa visión retorcida del mundo tan propia del artista, pero eso también significa que nos ahorra los giros bizarros y grotescos que en muchas ocasiones usa para rematar sus historias.

Totalmente recomendable para amantes de las historias de terror clásicas. Además, por su formato y precio es ideal para regalar… Que no olvidemos que las Navidades están próximas.

PD: Sobre estas líneas tenéis una pequeña lista de Spotify con canciones que tratan sobre Frankenstein o bien fragmentos de las bandas sonoras de sus películas.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com