Uno de los trabajos más recordados del añorado Bernie Wrightson fue la ilustración de la novela de Mary Shelley Frankenstein. Fue un título publicado... Frankenstein. ¡Está vivo!

Uno de los trabajos más recordados del añorado Bernie Wrightson fue la ilustración de la novela de Mary Shelley Frankenstein. Fue un título publicado en Marvel en 1983 y que Dark horse reeditó para su vigésimo quinto aniversario. En España fue editada por Planeta en 2010 y hoy día es prácticamente imposible de encontrar. Por suerte, la propia Planeta ha anunciado una reimpresión para 2020. Pero no estamos aquí para hablar de esa obra sino de su «continuación». Frankenstein. ¡Está vivo! retoma la historia donde acaba la novela de Shelley y nos plantea una historia más allá de lo que conocemos. Esta obra, también editada en nuestro país por Planeta, está planteada directamente en cómic, y es una historia llevada a cabo por Wrightson en colaboración con su amigo Steve Niles, quien se encargó de los guiones de la historia. Estuvieron trabajando en ella desde antes de 2012, añoñ en el que IDW publicó el primer número, hasta la muerte del genial dibujante en marzo de 2017. En esos cinco años publicaron los tres primeros números de la historia, estando abocetado por completo el cuarto y último número. Viendo Wrightson que no iba a poder terminarla sugirió que quien mejor encajaba para finalizarla era Kelley Jones, que aceptó con gusto el encargo.


La obra se publicó inicialmente en grapas, y fue recopilada posteriormente en un tomo por IDW, que es en el que se basa esta edición de Planeta Cómic. Una de las principales diferencias entre ambas, aparte de la propia edición en cartoné o grapa era que en las grapas había toques de color. No era un cómic a color propiamente dicho, pero si había texturas en los fondos o algunas viñetas tenían un tono azulado, mientras que la edición en tomo es como esta de Planeta, completamente en blanco y negro y con un papel poroso de alto gramaje y calidad. Para mí, es un acierto. Siempre he pensado que a Wrightson se le disfruta mucho más en blanco y negro que a color, especialmente en sus obras más centradas en el horror. El tamaño de este tomo también es mayor al de un cómic book normal, otro acierto editorial que ayuda a disfrutar más del genial arte del dibujante.

La historia plantea cómo el monstruo de Frankenstein huyó de la aldea donde intentaron matarle y acabó sepultado por una capa de lava que años más tarde acabaría saliendo a la luz en una investigación y el monstruo encontraría un nuevo compañero de viaje que suplía al Dr. Victor Frankenstein. En este caso se trata del Dr. Ingles, quien conocía los trabajos de Frankenstein y acoge a su principal creación en su propia casa. Ingles no es muy diferente al creador del monstruo, y le gusta experimentar con la ciencia, más allá de los límites de la ética.


Para ser francos, el guión es lo más flojo que tiene esta obra. Niles plantea una recreación de la obra original, prácticamente, en lugar de explorar nuevos caminos para el monstruo. Hay muchos elementos recurrentes, y muchas escenas que nos van a rememorar a la obra original de Shelley, y se puede decir que sorprende poco al lector con un mínimo de bagaje en este tipo de historias. Pero da absolutamente igual. Y es que el arte de Wrightson es tan soberbio, tan espectacular, que daría igual que estuviera ilustrando la lista de la compra o un capítulo de Dora la exploradora. Ni siquiera cuando estaba cercano a su fallecimiento por un tumor cerebral, la obra se resiente. Su arte es expresivo, impactante, muy pendiente de la atmósfera creada con el dibujo, y con una narrativa que sabe que esta obra gana mucho más con pocas viñetas grandes, pero detalladas, antes que con pequeñas viñetas detalle donde poder dirigir la atención del lector a un sitio concreto. Wrightson usa viñetas muy generales, con mucho contenido en segundo plano, con esos laboratorios repletos de cosas sin importancia, pero que ayudan a ambientar perfectamente la acción, y en donde te puedes detener a disfrutar de una ilustración soberbia, o esas otras escenas espectaculares con una lluvia o una nieve imperantes, en la que los gestos de los personajes son verdaderamente aterradores. Wrightson huye de la imagen popularizada por el cine del monstruo de cabeza cuadrada y tornillos en el cuello, y crea un monstruo realista, imponente y más cercano a un zombie.

El cuarto número estaba abocetado por completo, y Kelley Jones no tuvo más que completar el dibujo. A pesar de que no soy especialmente fan del trabajo de Jones, hay que reconocer que sin acercársele ni de lejos a Wrightson, hace un buen trabajo, y muy respetuoso con la intención original. Otra de las grandes ventajas de esta edición es ver esos extras, con múltiples bocetos, páginas a lápiz de Wrightson, entrevistas y portadas. Ahí vamos a poder comprobar que Jones no cambia absolutamente nada ni intenta dejar su propia huella, sino que se limita a completar un dibujo ya planteado, para poder disfrutar de la idea original del autor. Gran detalle del artista, que evita protagonismos como homenaje a su admirado colega.


En definitiva, Frankenstein. ¡Está vivo!

Un título imprescindible para los amantes del trabajo de Bernie Wrightson. La historia no brilla, pero sinceramente es lo de menos. Frankenstein de Mary Shelley era uno de los trabajos que acompañaron toda la carrera del genial dibujante, y se nota el cariño, la dedicación y la pasión hacia la historia original en todo momento. Gracias a Kelley Jones hemos podido disfrutar de la obra en su totalidad. La edición de Planeta es muy buena, con un tamaño aumentado, un buen papel y ese blanco y negro que tan bien sienta al trabajo de Wrightson. Va a ser maravilloso poder juntar en nuestras bibliotecas los dos Frankenstein del autor el año que viene.

Lo mejor: Bernie Wrightson. El respeto mostrado por Jones hacia los bocetos originales.

Lo peor: Habrá quien piense que el precio, pero en mi opinión es una gran edición por parte de Planeta, con papel de gran calidad, un tamaño y encuadernado a la altura y unos extras fabulosos.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Frankenstein ¡Está vivo!: 18 (Babel)
Bernie Wrightson, Steve Niles and Planeta DeAgostini Cómics
Precio: EUR 23,75
Summary
Review Date
Reviewed Item
Frankenstein. ¡Está vivo!
Author Rating
51star1star1star1star1star
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com