Es triste la visión tan cortoplacista que tienen las editoriales de cómic en España. Podría decir que sorprende comparando con el mercado americano, pero...

Es triste la visión tan cortoplacista que tienen las editoriales de cómic en España. Podría decir que sorprende comparando con el mercado americano, pero después de veintitantos años comprando tebeos uno se espera según qué cosas.

Si miras al otro lado del charco, una serie en grapa que vende razonablemente bien tendrá su reedición en el típico tomito de tapa blanda pocos meses después de la edición mensual. Si vende excepcionalmente bien, entre la grapa y el TPB habrá una edición de lujo en tapa dura con sobrecubiertas, y a veces hasta a tamaño mayor del original. No pretendo, desde luego, que de un mismo tebeo haya tres ediciones en el plazo de un año en un mercado tan raquítico como el español, aunque algún caso se ha dado. Me viene a la cabeza las dos ediciones simultáneas que hizo Planeta de V de Vendetta cuando el estreno de la película, el primer absolute y la edición en grapa. Pero claro, no todos los tebeos tienen una película apoyando ni la calidad de V de Vendetta.

De unos años a esta parte, se ha puesto de moda el «formato de lujo». Tebeos enormes a precios para privilegiados o para compradores ya fidelizados. Y cada vez se ven más. Un tomo con 20 números del Green Lantern de Geoff Johns a 35€ (o un Absolute Authority a 49.50€) puede merecer el desembolso por la calidad del tebeo, pero, ¿atraerá a nuevos lectores? Dificilmente. Y si alguien no lector habitual de tebeos decidiera regalar un producto así a alguien, el receptor del regalo será seguro un lector habitual. Nadie se plantea tal desembolso si no va sobre seguro.

Y vale, como los frikis de hoy en día tragan (tragamos) con lo que sea, parece que los números salen y el negocio es redondo.

Pero hay un problema. Los frikis de hoy en día tenemos fecha de caducidad. Los que no tenemos problemas de espacio y empezamos a limitar nuestras compras, se reproducen y tienen que dividir su tiempo entre los niños y los tebeos. Y, ¡oh, sorpresa!, los tebeos no suelen salir bien parados. Y, cuestión de tiempo, los frikis de hoy en día iremos muriendo. ¿Y qué se consigue convirtiendo al tebeo en un mercado de lujo? Pan para hoy y hambre para mañana. Que no haya relevo generacional, y que cuando nosotros nos cortemos la coleta, las editoriales tengan que echar el cierre.

Y ya que hemos empezado mencionando el mercado americano, sigamos con él.

Las dos grandes tienen su línea de productos de lujo, como es lógico cuando tu público objetivo tiene un cierto poder adquisitivo. Pero también piensan en su futuro. Y sí, los Masterworks de Marvel son una chulada, pero, ¿sabíais que ya llevan un par de ediciones de este material en tapa blanda a precio notablemente menor? Y los Omnibus de DC van por el mismo camino. Ya está disponible el primero del Cuarto Mundo de Kirby en tapa blanda (un lujo de material, oigan, sin el pesado de Stan Lee dando la chapa), el segundo viene en camino, y de los Classics Library ya han anunciado la edición barata del Superman: Kryptonite Nevermore.

¿Y aquí? Planeta ha demostrado que su visión de futuro era inexistente. Esperemos que los nuevos de ECC vayan mejor encaminados. ¿Y en el lado Marvel? Pues viendo un tomo en tapa blanda con 9 números de Los Nuevos Mutantes de Sienkiewicz a 22.50€, parece que no hace falta que haya formato de lujo para que el precio sea desorbitado.

Ojalá fuera distinto, ¿no? Bueno, soñar es gratis…

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com