Si nos ponemos a pensar en el macroevento más importante de la historia del cómic, a la mayoría de nosotros nos vendrá a la... El Flash de dos mundos: Edición Deluxe

Si nos ponemos a pensar en el macroevento más importante de la historia del cómic, a la mayoría de nosotros nos vendrá a la cabeza Crisis en Tierras Infinitas, y tendremos razón. El título de la memorable obra de Marv Wolfman y George Pérez seguía una tradición iniciada en 1963 con Crisis en Tierra Dos, en el número 22 de Justice League of America en el que la JLA de Tierra 1 y la JSA de Tierra 2 rompían fronteras dimensionales y compartían una aventura. Periódicamente aparecerían Crisis diversas en Tierra 3, Tierra A, Tierra X, Tierra Prima… el salto dimensional acabó convirtiéndose en una tradición que tiene su origen en un momento muy definido: El número 123 de The Flash, en la legendaria historia El Flash de dos mundos.

flash de dos mundos pg1

Y aunque pueda parecer que todo es pasión de un lector veterano adorador confeso de la Silver Age -que algo de eso también hay-, es innegable que El Flash de dos mundos es una de las historias más importantes de toda la Silver Age. Más aún, es uno de los cómics más trascendentales del género superheroico: en este número, sin bombos ni platillos, Gardner Fox crea un concepto que aún sigue dando muchísimo juego: el multiverso. Y si no, que le pregunten a autores como Grant Morrison. En tan solo veinticinco páginas se establece que los héroes de la Golden Age, los personajes originales de los años 30 y 40 que fundaron la mitología superheroica, siguen existiendo. No eran personajes de cómics, sino que eran personas reales que habitaban en una tierra paralela con una frecuencia vibracional diferente cuya existencia había resonado hasta los sueños de los guionistas de Tierra 1. Lo que hemos dicho otras veces: este concepto hoy en día habría dado para un crossover de un año de duración a lo largo de todas las series de la editorial. Pero claro, la creatividad de los autores de la Silver, que además exploraban caminos poco transitados, estaba varios niveles por encima de la de ciertos autores hot de la actualidad de cuyo nombre no quiero acordarme.

Pero claro, por muy trascendente que fuera este cómic, no tiene extensión suficiente para rellenar sólo con él un tomo Deluxe de DC. Así que la editorial ha empaquetado seis números de la serie The Flash durante la década de los 60, todos ellos dibujados por Carmine Infantino y guionizados por Gardner Fox (los cinco primeros) y John Broome (el último), que no han marcado tanto el género -insisto, pocos números lo han hecho- pero también tienen su aquél. Así, si en El Flash de dos mundos Barry Allen viaja a Tierra 2, Jay Garrick le devuelve la visita en Doble peligro en la Tierra, marcando la primera visita de un héroe de la Golden a la Tierra principal de la continuidad de DC en los 60. Y dado que parecía funcionar, en La venzganza del villano inmortal tiene lugar la primera aparición de la JSA en la Silver Age, trayendo de vuelta a la continuidad al primer supergrupo de la historia, y aprovechando para rescatar del olvido a un villano que tanto juego ha dado como Vandal Savage. Cerramos el tomo con El vuelo hacia la fatalidad de los Flashes, una historia con tintes cifi en la que por primera vez colaboran tres velocistas, uniéndose al grupo Wally West, que aunque por entonces era Kid Flash, llegaría a ser el Flash de toda una generación.

flash de dos mundos pg2

Sobre la calidad de esta obra, conviene contextualizar la época en la que se produce. No porque el medio haya evolucionado técnicamente -que sí, también-, sino porque los cómics de superhéroes publicados en los años 60 estaban enfocados a una audiencia infantil/juvenil, a diferencia del treintañero consumidor medio de la actualidad. Son historias más sencillas, habitualmente autoconclusivas, con una cierta continuidad, pero sin necesidad de haber leído diez cómics del mes anterior para entender todo lo que ocurría en sus páginas. Y también es cierto que Carmine Infantino no es un dibujante visualmente espectacular, pero tiene un dinamismo y una elegancia que ya querrían muchos hoy en día. Que no está mal para una obra de hace casi sesenta años, vamos.

flash de dos mundos pg3

Y la pregunta de siempre… ¿Qué posibilidades hay de ver esto en castellano? Pues la respuesta de siempre. La comercialidad de los clásicos de DC pre-Crisis parece ser limitadita, con lo que lo que se edita por aquí de los primeros cincuenta años de la editorial es más bien poco. En particular, la historia principal de este tomo, El Flash de dos mundos, sólo ha sido editada un par de veces. Su primera aparición fue en Las mejores historias de Team-Up jamás contadas, un tomo en cartoné de Zinco que salió allá por 1991. La segunda edición no llegó hasta 2016, en el tomo 17 de la Colección Novelas Gráficas de DC, como complemento del Tierra 2 de Grant Morrison y Frank Quitely. Hay una más prevista, que veremos en la recta final de este año, en Flash: 80 años del hombre más rápido del mundo, un tomo de casi 400 páginas que ECC dedicará al 80 aniversario del velocista. ¿El resto de historias del Deluxe de DC? Pues estando a la vuelta de la esquina una selección en castellano de material clásico del personaje en el que no aparece ninguna más, yo esperaría sentado. O recurriría a material de importación.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com