Un canto al romanticismo gótico, una historia de pasiones inmortales que evoca a los más oscuros cuentos de hadas. Así es Favole, el profundo sueño... Favole. Edición integral

Un canto al romanticismo gótico, una historia de pasiones inmortales que evoca a los más oscuros cuentos de hadas. Así es Favole, el profundo sueño fantástico que supuso el debut de la célebre ilustradora Victoria Francés y que ha alcanzado el corazón de miles de lectores en todo el mundo. Nueva edición integral de esta historia de amor vampírico cargada de poesía que transformó a su autora en todo un fenómeno internacional. Una nueva invitación a los lectores para sumergirse en el imaginario de una artista con una personalidad única.

Victoria Francés es una artista valenciana cuya infancia en los bosques de Galicia y en los ambientes góticos de sus primeros viajes a París y Londres influirían en el romanticismo y el misticismo latentes en su labor artística. El primer volumen de Favole, Lágrimas de Piedra, apareció en 2004, cuando sólo cuenta con 22 años, basado en sus recuerdos de las ciudades de Venecia y Verona, acompañado de textos escritos por ella misma. La obra la consagra internacionalmente como una de las más firmes promesas en el campo de la ilustración. Posteriormente llegaron el segundo y tercer volumen de esta historia, además de otras historias de igual ambiente gótico y onírico como Angel Wings, Mater Luna o El lamento del Océano.

A Victoria Francés se la etiquetó en un principio como «clon» de Luis Royo, pese a que no comparten ni temática ni técnicas de dibujo. Tal vez el hecho de basar su arte en hermosas mujeres en entornos de fantasía diera pie a que los menos sagaces se dieran prisa en desprestigiar a esta «arribista». El tiempo y, sobre todo, el éxito de su primera obra Favole, cuya recopilación en un solo tomo reseñamos hoy, ha dado la razón a la hoy prestigiosa artista internacional, cuyas obras se pueden ver tanto forrando carpetas de adolescentes como ilustrando portadas de álbumes de bandas de dark atmospheric y similares. En Favole podemos ver los primeros pasos de una autora primeriza pero con un talento extraordinario. Lo que inicialmente iba a ser un libro de ilustraciones acabó por tomar forma como relato ilustrado, hilvanando las distintas ilustraciones temáticas mediante un texto que bebe de los poetas y novelistas góticos como Poe o Baudelaire.

Favole es el nombre de la joven enamorada del vampiro Ezequiel, quien la aparta de su lado para evitar la tentación de convertirla, como él, al vampirismo, evitándole así una no-vida de sufrimiento y oscuridad perpetuas. A lo largo de su viaje, Favole conocerá a otros personajes, como la bruja Ebony, que buscaba venganza contra los aldeanos que la rechazaron, o el vampiro Abel, hijo de la princesa rumana Marquise quien también conoció a Ezequiel. Conoceremos también a otras amantes de Ezequiel, como la joven virgen Lavernne, a quien el vampiro dejó exangüe y abandonada en el río, del que se convirtió en la Virgen Dolorosa, reina feérica de las vírgenes del agua. Cada conjunto de ilustraciones temáticas (las vírgenes del agua, la violinista del cementerio, la bruja medieval) es introducido así en la historia mediante la narración de Victoria Francés, todo con el hilo conductor de la joven veneciana Favole, en su peregrinaje por tierras europeas en busca, sin saberlo, del camino de vuelta al castillo de su amado príncipe vampiro Ezequiel. El volumen se completa con el cuento Angel Wings, inspirado también en la esencia del mundo de Favole.

El estilo de Victoria Francés es 90% tradicional, con una base de aguadas y luego líneas y colores de lápiz, pastel y acrílicos, para finalmente dar ocasionales retoques con el ordenador para corregir luces o resaltar algún color. Esto convierte a Francés en una rara avis dentro del panorama ilustrador, donde muchos de los artistas se mueven ya en entornos casi exclusivamente digitales. Sus ilustraciones, amén de hermosas mujeres de pieles traslúcidas, abundan en tenebrosos paisajes rurales, con profusión de estanques y castillos medievales, lo que proporciona a su trabajo el ambiente de romanticismo oscuro que impregna toda su obra. Los que conocen a Victoria saben que su estilo, su trabajo e incluso su vestimenta, están lejos de ser una pose, sino que forman parte de su forma de sentir. Huye de las etiquetas y se limita a expresar sus sentimientos como mejor se le da, que es con el dibujo. El romanticismo como corriente literaria encuentra aquí una nueva forma de expresión, con su estilo gótico y de inspiración prerrafaelita (no cabe duda de que su Lavernne en el lago está poderosamente basada en la Ofelia de Millais)

La edición integral de los tres volúmenes de Favole ya contó con una edición de lujo en 2011 por parte de NORMA Editorial, y ahora vuelve a las librerías con esta nueva edición, que incluye además el relato Angel Wings y abundantes bocetos e ilustraciones inéditas que nos muestran todo el trabajo que hay detrás de cada dibujo (según la propia Victoria Francés, una ilustración completa le puede llevar alrededor de dos semanas). Quienes aún no hayan tenido ocasión de acercarse al fantásticos imaginario de esta artista única tienen en Favole la oportunidad perfecta para ello.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com