¿Quién dijo que a los 40 te cambia la vida? Yo mismo… ¿Que ya tu cuerpo no responde como hasta ahora y empiezas a... ¡Estoy estupenda!

¿Quién dijo que a los 40 te cambia la vida? Yo mismo… ¿Que ya tu cuerpo no responde como hasta ahora y empiezas a ver las cosas de otra manera? Sí, lo secundo también… Raquel Gu también piensa lo mismo, pero lo hace con una visión muy optimista. Hace un repaso de cómo va cambiando su vida cruzada la temible barrera de los cuarenta, tanto por ella como por la gente que la rodea, pero en lugar de dejarse llevar por el pesimismo, recurre a aquello de la selección natural de las especies de Darwin y la adaptación, se mira al espejo y se dice: ¡Estoy estupenda!

Este libro está conformado por viñetas de humor gráfico en torno al mismo tema, pero está hecho de una manera muy cohesionada, de modo que la lectura parece seguir un hilo conductor realmente inexistente, pero que da la impresión de estar leyendo el diario de la autora por su habilidad de hilar temas y agruparlos en algunas temáticas. Raquel ya ha pasado los cuarenta años, y vive su día a día, mostrándonos no solo sus «problemas» (entrecomillo porque realmente no son problemas) sino los de sus amigas.

¡Estoy estupenda!
Ellas son muy diferentes. Pero a su vez, son una muestra muy representativa de la nutrida fauna de «cuarentones» (con cariño) que ilustramos el paisaje nacional. Cándida es la inocente del grupo, Uma la que tiene asumida su edad, Cleo la depredadora sexual, Lida la pasota y Lucero del Alba la aficionada a la meditación, yoga y que vive en su mundo paralelo.

Viendo el grupo, alguien puede recordar aquella sección del programa de sketches de hace unos años La tira, en la que había un grupo de madres esperando a sus hijos a la puerta del colegio que conformaban un grupo de características parecidas. Y es que como siempre digo, esa variedad de personalidades en un grupo así funciona muy bien en la comedia. Aquí la autora utiliza esa diversidad para ir mostrando cómo se toma cada una el paso de la edad.

Y es que en el humor, no siempre resulta fácil hacer reír o al menos sonreír. Pero sin duda una de las cosas que mejor funciona es hacer que el lector/espectador/oyente se identifique con lo que está viendo o escuchando. Por eso los monólogos casi siempre empiezan con «El otro día me pasó que iba por la calle y…» o cosas similares. No soy una mujer de 40 años, pero me he reído mucho. Y eso es porque me he sentido identificado en algunas cosas, y en otras he identificado a otras personas. Me ha llevado más tiempo leerlo porque cada dos páginas me paraba, le hacía una foto a alguna página y se la mandaba a alguien.

Las tiras van orientadas a ir mostrando el descubrimiento de esos cambios que se van produciendo en hombres y mujeres, porque por mucho que esté centrado en un grupo de mujeres, hay muchos de esos cambios que son unisex, como por ejemplo un repaso a las redes sociales en la actualidad y en cómo se toman algunos dichas redes: postureo, facilidad de ofensa, necesidad de informar sobre su vida…

¡Estoy estupenda!
El estilo gráfico de Gu es muy sencillo, agradable y a la vez consigue expresar a la perfección la gran mayoría de sentimientos de los personajes, lo cual contribuye a que te identifiques más con algunas de las viñetas. Cada amiga es completamente diferente tanto en personalidad como en aspecto, así resulta más fácil identificar a cada una cuando todavía no estás familiarizada con ellas. Parece una tontería pero hay muchas tiras cómicas de este tipo en las que los personajes se parecen mucho entre sí, y en algunos casos tienes que reconocerlos por la personalidad más que por el aspecto.

Gu publica más tiras de la serie en la revista El Jueves. También colabora habitualmente con la revista JotDown entre otras revistas, y dibuja en directo en la tertulia matinal de TV3 Els Matins.

El libro contiene un prólogo de la propia autora, y otro de la periodista Samanta Villar, en la que hace un repaso a cómo le cambió a ella la vida llegar a los cuarenta y en cómo se identifica con las tiras. Muy divertidos ambos, y ayuda a ponerse en situación.

En definitiva, ¡Estoy estupenda!

Si sois aficionados a las tiras de humor, dadle una oportunidad. Si sois fans de las obras de Maitena, seguro que os va a gustar todavía más. Si ya habéis pasado la barrera de los cuarenta o estáis a punto de cruzarla, y notáis que ya salir de marcha necesita más tiempo de recuperación de lo habitual, os habéis aficionado a algún deporte porque veis que esas visitas frecuentes a hamburgueserías, pizzería, sushi-bars y demás empiezan a pasar estragos, antes o después os vais a reír con este ¡Estoy estupenda! Sus tiras con 1-2 viñetas por página hacen una lectura muy rápida y agradable, por lo que puede ser el regalo perfecto para aquellos que no son muy aficionados a la lectura.

Lo mejor: Identificarse con las tiras. Las amigas. Lo divertido que resulta para ambos sexos.

Lo peor: Si no eres aficionado al humor gráfico, circula aquí no hay nada que ver…

Para cuarentones que estemos estupendos. Para fans del humor gráfico. Para comprender con humor algunos cambios fisiológicos normales.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Summary
Review Date
Reviewed Item
¡Estoy estupenda!
Author Rating
51star1star1star1star1star
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com