En mayo de 2016 los periodistas Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre eran liberados tras diez meses de secuestro, mientras cubrían la... En la oscuridad

En mayo de 2016 los periodistas Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre eran liberados tras diez meses de secuestro, mientras cubrían la guerra civil de Siria, en Alepo. Un año después, Pampliega publicaría la novela autobiográfica En la oscuridad: Diez meses secuestrado por Al Qaeda en Siria, donde relataba su experiencia durante el secuestro. Ahora, Planeta Cómic encarga a la joven dibujante Sara Soler la adaptación del libro en forma de novela gráfica. El resultado lo tenemos ya en tiendas bajo el mismo título, En la oscuridad.


Antonio Pampliega lleva ya siete ediciones de su libro y actualmente es el presentador del programa Pasaporte Pampliega, en Cuatro. Como él mismo reconoce en una entrevista que se incluye al final del tomo, el secuestro le ha abierto una serie de puertas que, por desgracia, no le había abierto antes su más que evidente profesionalidad. Sea como sea, y aunque la adaptación de la obra es un trabajo exclusivo de Sara Soler, a la hora de referirnos al guión o a la historia, indefectiblemente tenemos que acreditar a Pampliega.

Sara Soler ha sido la escogida por Planeta Cómic para hacerse cargo de la adaptación. Esta joven oscense terminó su formación en Bellas Artes y acto seguido se fue directa a la Escola Joso. Todavía allí de estudiante, tuvo la oportunidad de mostrar su portafolio durante una charla que dieron desde Planeta en la Escuela y unos meses después se pusieron en contacto con ella para encargarle este trabajo. No solo llamó la atención de Planeta, sino que ha tenido que compaginar la realización de En la oscuridad con otra serie de trabajos, como Red & Blue para Panini o  el webcomic de Dr. Horrible para Dark Horse junto, nada menos que a Joss Whedon. Como ella misma reconoce, la realización de esta obra ha supuesto todo un reto, pues su estilo se orienta algo más al cartoon/infantil.

En la oscuridad cuenta el relato del encierro de los tres periodistas (y posteriormente solo el de Pampliega, cuando lo separan de sus compañeros) durante los diez meses que duró. Me ha llamado la atención porque está narrado de un modo sincero, directo, sin complejos, reconociendo la «cobardía» (si es que se le puede llamar así) cuando toca, sin necesidad de incluir detalles que habrían podido dar más ritmo o un sentido de historia. No, Pampliega cuenta su experiencia, la duda constante de no saber qué va a pasar, el miedo continuo a la muerte, el sinsentido de ver cómo lo toman por un espía, cuando no es más que un periodista, bajo unos argumentos rocambolescos. Pero sobre todo cuenta la peor de las torturas a la que se vio expuesto: la soledad. Ni las palizas, ni los insultos ni ninguna otra cosa, lo más duro fueron los largos días de soledad.


Y para ello recurre a detalles muy tontos pero que contribuyen a humanizar mucho el relato, como por ejemplo el hecho de los apodos que ponen a sus secuestradores. El hecho de ser muchos y todos encapuchados hace que para reconocerlos, y que nosotros también podamos hacerlo, tuvieran que recurrir a los apodos. Comienza tirando de Los Fruitis, un guiño que los que nos movemos cerca de la cuarentena habremos reconocido. Pero después son detalles evidentes, incidiendo en un rasgo identificativo del captor: Coleto, Gafulis, Tarao… Aunque el detalle que más humaniza y llega al lector es cómo cambia la perspectiva de una persona cuando ve tan de cerca la muerte, recurriendo al recuerdo de la familia y llegando a un punto en el que uno ya solo espera que llegue el momento fatídico y acabe la duda de cuándo se producirá. Escalofriante, pero certero.

El dibujo de Sara Soler me ha soprendido mucho. Es cierto que se le nota cierta querencia al cartoon o tono infantil, con ese estilo tan limpio, con un dibujo que podría encajar perfectamente con una cinta de animación. Pero por otro lado, el esfuerzo que ha hecho de adaptar el estilo a la obra se reconoce sin dificultad. Hay una serie de recursos gráficos que me han parecido fabulosos: desde el uso del dibujo «en negativo» para representar lo que ve el protagonista cuando lo tienen encapuchado, a algunos diseños de página que rompen un esquema muy clásico que se mantiene durante toda la obra. Aunque en pocas ocasiones repite el esquema de viñetas de una página, por lo general son diseños simétricos, de viñetas rectangulares, pero en el momento certero, angula las viñetas, presenta esquemas de página circulares, juega con su tamaño… y siempre lo hace de un modo acorde con las emociones transmitidas en ese momento, dando una sensación de que es un recurso premeditado, no está hecho «porque quede bonito» sin más. Además, no abusa de los recursos. Cuando vi las primeras imágenes promocionales con el dibujo «en negativo» pensé que iba a ser algo muy recurrente, pero no es así. Hay una página en la que el protagonista está encarcelado en los barrotes de la viñeta, muy potente visualmente, y que podría haber repetido en otras ocasiones… y no lo hace. Está mucho más al servicio de las sensaciones de la historia que del lucimiento propio, y eso, para la corta experiencia que tiene, me ha llamado mucho la atención, por lo contenido de su trabajo.


En definitiva, En la oscuridad.

Una obra dura, sincera y nada complaciente. Un relato de un secuestro, sin morbo gratuito ni necesidad de presentar a héroes o villanos. El propio protagonista llega a comprender a los secuestradores, siendo conscientes de la realidad que viven… y les perdona. No es algo que pueda percibirse como efectista o para dejarse en buen lugar. Explica por qué lo hace y se comprende perfectamente, aunque no se esté de acuerdo. Un trabajo de Sara Soler que obliga a no perderla de vista y estar pendiente de sus próximos trabajos, al demostrar la capacidad de adaptación que tiene y lo bien que escoge unos recursos visuales llamativos para el lector.

El tomo concluye con un extracto de una entrevista a Antonio y Sara, aunque si queréis ver la entrevista completa, os dejo el enlace de YouTube con el vídeo:

Lo mejor: Una historia sin héroes, con villanos que hacen lo que les han enseñado a hacer, y con un protagonista que actúa como probablemente lo harías tú en su situación. Un trabajo gráfico muy interesante.

Lo peor: Probablemente el precio pueda alejar a muchos lectores potenciales de la obra.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
En la oscuridad (cómic): basado en el relato de Antonio Pampliega: 61 (Biblioteca Planeta)
Sara Soler Ester, Antonio Pampliega and Planeta DeAgostini Cómics
Precio: EUR 19,00
Precio: EUR 17,95

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
En la oscuridad
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com