Cuando Stan Lee y Jack Kirby crearon a Magneto como némesis de la Patrulla-X, se nos presentaba como un megalómano que proclamaba la superioridad... El Testamento de Magneto

Cuando Stan Lee y Jack Kirby crearon a Magneto como némesis de la Patrulla-X, se nos presentaba como un megalómano que proclamaba la superioridad del homo superior. Tanto Lee como Kirby participaron (cada uno a su modo) en la Segunda Guerra Mundial, con lo que la referencia estaba meridianamente clara. Fue por eso que cuando Chris Claremont nos reveló su origen judío y su infancia en el campo de Auswitch, no sólo nos sorprendió sino que asistíamos a uno de esos giros maestros del patriarca mutante que convertían recortables de papel en esos personajes que se quedaron con nuestros corazones.

El Testamento de Magneto

Habíamos visto algún flash aquí y allá de este momento en la vida de Magneto, pero nadie había contado esta historia hasta que Greg Pak y Carmine Di Giandomenico nos dejaron El Testamento de Magneto en 2009. En estos 10 años ya son tres las ediciones que Panini nos ha traído de esta obra: la original 100% Marvel en rústica, una edición en cartoné de tamaños reducido y esta última holandesa de lujo.

Greg Pak es conocido principalmente por la saga Planeta Hulk, con lo que viene bien avalado, pero un vistazo al resto de su carrera nos lo sitúa como un escritor del todo competente y profesional, pero quizá tampoco brillante. El italiano Carmine Giandomenico, por su parte, cuenta en su haber con una sólida carrera en storyboards cinematográficos y un nutrido número de cómics a ambos lados del atlántico como Flash, Spiderman noir o Dylan Dog. A priori, con un vistazo a sus respectivos recorridos profesionales, sabemos que podemos encontrarnos con una historia sólida y bien resuelta y a posteriori, al terminar El Testamento de Magneto, tal vez podamos afirmar que es el mejor trabajo hasta la fecha de ambos autores. Descubrimos la niñez Magneto con su nombre de nacimiento, Max Eisenhardt, en los tiempos del alzamiento nazi y su internamiento en Auswitch. Complementa el tomo una pequeña historia de complemento sobre Dina Gottliebova, pintora y animadora que sobrevivió al campo y dejó testimonio dibujado. Un pequeño lujo con nombres como Neal Adams y Joe Kubert.

El Testamento de Magneto

No deja de resultar curioso que uno de los personajes más grises del universo Marvel muestre su lado más heroico en esta obra. El joven Max se nos presenta lleno de nobleza, sacrificado y con un punto de pasional determinación perfectamente equilibrado con el sentido común. Es casi demasiado blanco para ser Magneto. No obstante, Pak consigue que funcione en el contexto de una historia donde su familia es determinante (podríamos decir que le da su propio tío Ben) y una historia de amor guía sus pasos.

No obstante, no hay que olvidar el contexto histórico y geográfico en el que nos movemos y la historia con estará carente de atrocidades, algunas que el propio Max se verá obligado a cometer para sobrevivir y hacer que otros sobrevivan.

Giandomenico no sólo resulta sólido sino que realiza un trabajo de grises espectacular que le sienta como un guante a la historia. Su personal estilo guarda un delicado equilibrio entre el sello de identidad y el vehículo discreto de la historia. Al fin y al cabo estamos ante un caso de congruencia profesional muy similar al de Pak.

El Testamento de Magneto

Tenemos en El Testamento de Magneto una historia consistente, bien dosificada para mantener el interés, con unos personajes acertadamente definidos y hasta con algún momento que nos toca en lo más sensible. Equipo sólido, historia sólida, contexto interesante… y sin embargo El Testamento de Magneto no termina de encontrar el brillo que podría haber tenido. Si bien hay algunos jugueteos con la idea, toda la esencia de lo que es Magneto y que podría haber hecho única esta historia queda prácticamente ausente. Si eliminamos todo lo Marvel de Magneto, lo que nos resulta es una historia más del holocausto judío, una buena historia sí, pero sin toda la fantasía de la Casa de las Ideas ahora compite en otro terreno. Compite con Maus, con Érase una vez en Francia o con Berlín. Compite incluso con La lista de Schindler, El pianista o hasta el Diario de Anna Frank.

Incluso bajo estos términos sigue siendo una historia competente e incluso es uno de esos tebeos idóneos para servir de enganche a quienes nos suelen leerlos, pero nos quedará la espinita de que le falta aquello que la podía haber hecho inolvidable.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
El Testamento de Magneto
Pak Greg and Panini Comics
Precio: EUR 19,00
Summary
Review Date
Reviewed Item
El Testamento de Magneto
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com