Hola a todos. Con el nuevo año recuperamos la sección que antaño llevara a cabo nuestro antiguo compañero Elisardo Sanchis (a.k.a. Tebeonauta, a.k.a. Etrigan),...

Hola a todos. Con el nuevo año recuperamos la sección que antaño llevara a cabo nuestro antiguo compañero Elisardo Sanchis (a.k.a. Tebeonauta, a.k.a. Etrigan), «El Tebeo favorito de…». Esta nueva andadura, de publicación mensual, comienza con el tebeo favorito de Mar, componente de Entrecomics, a quien queremos agradecer su participación en esta sección. ¡Muchísimas gracias! 🙂

Hablar del tebeo favorito de cada cual es hacer un ejercicio serio (más o menos) de mirada hacia atrás en el tiempo, que puede resultar complicado: la memoria no es lo mío, pero desde luego existe uno que destaca por encima de todos los demás y son las tiras de Modesty Blaise.

imagen-1

No es mi primer amor, pero sí el que ha perdurado en el tiempo. De aquellos años en que empezaba a disfrutar con los tebeos, aún cuando no sabía leer del todo, puedo recordar los Mortadelos, Zipi y Zape, Rompetechos, Sir Tim O’Theo y alguno más que se quede en el tintero. Al poco, llegaron Don Mikis y la maravillosa Esther, mezclándose con los superhéroes: acompañaban al genial SuperLópez, aquella Patrulla-X, con esa Fénix de maravillosa melena rojiza y extraños e incontrolados poderes o alguien con el atrevido e increíble nombre de Chaqueta Amarilla.

imagen-2

Después la historia se repite: abandono de los tebeos por otras cien mil cosas. Y entonces llegó ella para ponerlo todo patas arriba y quedarse definitivamente. «Mi» Modesty Blaise.

Nacida nadie sabe dónde, huérfana y sin recuerdo de sus primeros años, es bautizada como Modesty en un alarde de ironía en el campo de concentración donde comienza el relato de sus aventuras y toma el apellido de uno de los más destacados ayudantes del mago Merlín. La supervivencia es el modo de vida que conoce y en el que se mueve como pez en el agua y así, va encarrilando su futuro hasta llegar a hacerse jefa de una banda de malhechores, donde conoce a Willie Garvin, el gran hombre tras esta formidable mujer que se convierte en su mano derecha y fiel compañero.

imagen-31

Llega el momento en el que, con los bolsillos repletos, deciden dejar esta vida al margen de la ley para establecerse en la vieja Inglaterra como ciudadanos de bien. Ella consigue la nacionalidad a través de un estudiado matrimonio de conveniencia con un súbdito leal a la corona y desaparece convenientemente de escena sin llegar a aparecer siquiera. Él, inglés de nacimiento (su personaje estaba basado en un jovencísimo Michael Caine) se establece como dueño de un pub. Pero esta vida como nuevos ricos no es suficiente: añoran los viejos días de acción. Y cuando el aburrimiento acechaba en las sombras, entra a ofrecerles un cambio un alto funcionario de los Servicios Secretos del Gobierno, para proponerles misiones que requieren de todas sus habilidades y contactos, pero que quedarán al margen de la oficialidad y del reconocimiento público.

imagen-41

Así es como empiezan la mayor parte de las aventuras de la elegante y sofisticada Miss Blaise, de la inteligente, mortífera y astuta Modesty y de la misteriosa e inalcanzable (en apariencia) Modesty Blaise, que ha estado siempre escrita por Peter O’Donnell y dibujada por diferentes artistas: Jim Holdaway, Enric Badía Romero, John Burns, Pat Wright o Neville Calvin. De estos últimos, apenas sí guardo recuerdo, pues creo que pasaron sin pena ni gloria por el personaje, al que no dotaron de ningún valor novedoso o interesante que revalorizase lo ya conseguido por los dos primeros. Jim Holdaway creó gráficamente al personaje, haciéndola distante y fría, hermosa y letal, con unas características físicas muy definidas, que el español Romero se encargó de acentuar, dotándola de toques más raciales y de una carnosa sensualidad.

imagen-5

Estas tiras por el contexto social y la época en que comenzaron, caminan paralelamente con otro grande y de temática similar, James Bond, pero no, por favor, no les confundan: Modesty Blaise es mucho más que un superagente con licencia para matar.

Ni mejor ni peor, diferentes y para gustos, los colores. Pero para buen gusto, Modesty Blaise.

Mar

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com