Como comentábamos la semana pasada, la gran mayoría de los tie ins de Matanza Absoluta vieron la luz como especiales o series limitadas fuera... El Asombroso Spiderman 12-13: Matanza Absoluta

Como comentábamos la semana pasada, la gran mayoría de los tie ins de Matanza Absoluta vieron la luz como especiales o series limitadas fuera de colección, salvo en el caso de la serie regular de Veneno -de la que a fin de cuentas este evento es un capítulo más- y Asombroso Spiderman, que por algún motivo ha tenido dos números con una cierta relación con el evento arácnido de la temporada. Y digo «cierta», porque aunque aparece Matanza, se menciona el tema de los códices y demás, Nick Spencer aprovecha este par de números para dar un par de pasos adelante con su gran personaje misterioso, Pariente.

spiderman matanza absoluta pg 1

De los cuatro números americanos incluidos en los dos de la serie mensual de Panini, el primero es un fill in en el que Spencer aprovecha para contarnos una de esas escenas en las que Peter mete la pata hasta el cuello una vez más en su relación con Mary Jane. Que sí, que es una historia que ya nos han contado prácticamente todos los autores que han pasado por el personaje, y que nos contarán todos los que están por llegar todavía. Pero precisamente uno de los puntos fuertes de Spencer está en su caracterización de personajes y en sus diálogos, y aquí, aunque sea un número prescindible a nivel de trama a largo plazo y nos lo podríamos saltar casi sin problemas, el guionista se luce.

Continuamos con los números 30 y 31 del actual volumen americano de Amazing, los dos cruces con el evento en cuestión. Como decíamos al principio, la relación con el evento no es más que el telón de fondo en el que Spencer nos cuenta lo que realmente quiere hacer. pon un lado, tenemos un homenaje más, flashback mediante, a la época en la que Gwen aún estaba viva, una época más inocente del personaje, en la que no aún había simbiontes ni salpicaduras de sangre por todas partes. Y lo dicho, qué bien se le da a Spencer la parte psicológica de los personajes.

La otra parte realmente importante de estos números la tenemos en el gran misterio que lleva planteando el guionista desde su desembarco en la serie: la identidad de Pariente. No, aún no nos ha desvelado quién es -ni parece que la resolución de esta trama vaya a estar cerca-, pero se avanza algo. Tenemos alguna que otra pista que estrecha el círculo y nos reduce el número de candidatos posibles, y ya sabemos que es alguien del pasado de la serie, que ha muerto y ha vuelto del infierno, y que tiene algún tipo de relación con el entorno Parker/Osborn. Todavía nos pueden colar algún WTF al estilo Hulk Rojo, pero a estas alturas de la historia, con las pistas que nos ha dado Spencer y con los sucesos recientes vistos en Amazing, mis apuestas irían hacia Harry Osborn o Ned Leeds. Veremos. Otra apuesta: no descartaría que la identidad de Pariente se desvele allá por el número 50 americano, así que esperad sentados.

spiderman matanza absoluta pg 2

Completamos el número 13 de Panini con otro tie in más: el de Spiderman Simbionte, la colección flashback de retrocontinuidad que le han dado para que juegue a Peter David, ambientada en la época en la que Spiderman llevaba el traje alienígena. Pero… ¿cómo es posible relacionar un evento centrado en Matanza con una serie que se desarrolla en un marco temporal en el que aún ni siquiera existía Veneno? Digamos que David hace un poco de truco aquí y nos cuenta parte de la historia en el pasado y después pega un brinco al presente, relacionando este especial con el evento en cuestión en las últimas cuatro páginas. Un tie in absolutamente prescindible, pero contado con el oficio que se le presupone a Peter David.

En resumen, lo que se pregunta siempre cada vez que tocan tie ins de un crossover. ¿Hace falta leer estos números para comprender lo que pasa en el evento? Ni la más mínima. ¿Hace falta leer el evento para comprender estos números? Pues en este caso, tampoco. Con saber que Matanza anda a la caza de antiguos portadores de simbiontes es más que suficiente. En general, son dos números de transición que Nick Spencer aprovecha para ir poniendo más semillitas de su gran misterio y que consigue que lo que a priori pudiera desesperar al lector harto de tanto evento, sea una lectura interesante.

Y en la próxima entrega… ¡Nos vamos al año 2099!

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com