En abril de 2016 comienza a publicarse en la revista El Jueves la serie Dolores y Lolo, escrita por Ivan Batty y  dibujada por... Dolores y Lolo

En abril de 2016 comienza a publicarse en la revista El Jueves la serie Dolores y Lolo, escrita por Ivan Batty y  dibujada por Mamen Moreu. La serie intenta contraponer dos personajes de épocas muy opuestas, con unos ideales en apariencia muy diferentes pero que, como vamos viendo a medida que nos familiarizamos con ellas, no son tan diferentes como se nos vende en la premisa.

Y es que Lolo es una joven poliamorosa, que por culpa de la crisis tendrá que irse a vivir con su abuela Dolores. Son dos mundos muy diferentes: Lolo, peleona, abierta de mente y que disfruta del sexo sin ningún tipo de tabú. Dolores, anciana con las ideas que le han impuesto desde una educación más conservadora y una época de represión, pero que a pesar de todo es mucho más liberal hacia la actitud de su nieta de lo que parece.


Lo mejor de la serie, una vez te haces a esa divertida diferencia entre abuela y nieta, es el amplio catálogo de secundarios que frecuenta la serie. Como las mejores sitcom, se apoya en un sólido grupo de personajes secundarios, cada uno con su propia personalidad, fuerte y diferente al resto, que dan color a una tribu ya de por sí variopinta. Astiberri, muy inteligentemente, ha usado una viñeta de la propia serie en la que se resume las relaciones entre todo el grupo, y la ha colocado en la solapa de la portada. Resulta de mucha utilidad hasta que consigues familiarizarte con todos los personajes.

El grupo incluye desde las amigas de Dolores, unas ancianas adorables con tremenda vitalidad; a Marta, la novia de Lolo, que a su vez mantiene una relación con Cris; Alberto, el novio de Lolo; Lucas, el nieto de una de las amigas de Dolores, que es homosexual y mantiene una relación con Hamid, y al que le cuesta salir del armario; o Stela, una Drag Queen de pueblo, entrañable. Aunque tengo que reconocer que uno de los personajes que más me ha cautivado es Sigrid, la enorme dominatrix con un corazón de oro, y que tiene un crush absoluto con Dolores.

Dolores y Lolo busca el choque entre ambas maneras de vida de abuela y nieta pero, como apuntaba, en el fondo Dolores no es tan conservadora como parece, e incluso a medida que avanza la serie, vemos comportamientos más liberales por parte de la abuela, sin salirse en ningún momento del personaje. La serie plantea esas relaciones poliamorosas pero poniendo en evidencia esas situaciones que los que no lo practicamos siempre tenemos en mente, de celos con otras parejas y tendencia a la comparación. También existen gags en los que se critica desde los problemas legales por los que atravesó la propia revista El Jueves, hasta a la policía, el modernismo hipster e incluso la faceta más comercial del movimiento LGTBI. Dolores y Lolo no deja títere con cabeza, desde un tono divertido e incluso me atrevería a decir amable, ya que el propio personaje de Lolo es tan extremo que hasta cuando hace las críticas más feroces las aceptas con cierta indulgencia. Es como esos amigos que todos tenemos, que son muy radicales y con los que tenemos nuestro umbral de tolerancia algo más bajo porque sabemos cómo son…


El planteamiento de la serie es de páginas habitualmente monotemáticas, en torno a una misma situación, y con tres tiras de 3-4 viñetas con chistes diferentes. Pero este esquema va evolucionando, y a medida que avanzamos, veremos páginas con un solo gag. Y como extra de este primer volumen recopilatorio, tenemos una historia de once páginas en la que todos los protagonistas de la serie se van de excursión y una de las amigas de Dolores parece haber muerto en extrañas circunstancias.

El dibujo de Mamen Moreu necesita poco análisis: tiene un estilo cartoon que encaja perfectamente con el tono de la obra y ese sentido del humor tan explícito y abierto, tan característico de la revista en la que se publica originalmente, y que no se anda con tabúes de ningún tipo.


En definitiva, Dolores y Lolo.

Un primer (esperemos que no el último) recopilatorio con las tiras publicadas en la revista El Jueves, con las que vamos a disfrutar de una sitcom gamberra pero muy divertida, con personajes muy carismáticos y con un sentido crítico muy acentuado con todo tipo de materias. No es la típica serie que ataca a todo lo que no sea considerado moderno, y no se esconde a la hora de poner el objetivo sobre el modernismo absurdo o los propios inconvenientes que pueden surgir en el poliamor. Serie desenfadada, divertida y certera. ¿Qué mas puedo decir? Que solo espero que Astiberri no se haga esperar mucho para el siguiente recopilatorio…

Lo mejor: El tono desenfadado. La crítica hacia todo, desde un punto de vista amable. El dibujo de Moreu, sin el cual la serie no sería la que es. El grupo de secundarios.

Lo peor: Si no te gusta el humor gráfico, por motivos obvios, no es para ti.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Dolores y Lolo (Kili Kili)
Mamen Moreu, Iván Batty
Precio: EUR 15,20
Summary
Review Date
Reviewed Item
Dolores y Lolo
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com