Tras la noche más oscura llega el día más brillante. Con esta frase DC Comics presentaba en 2010 la que sería su serie evento... El día más brillante (integral)

Tras la noche más oscura llega el día más brillante.

Con esta frase DC Comics presentaba en 2010 la que sería su serie evento de la temporada, al amparo del éxito de la macrosaga La noche más oscura. Durante un año, a razón de dos números al mes, podríamos seguir esta epopeya en una misma colección a imagen y semejanza de la senda que inició 52 y que siguieron otras colecciones como Trinidad, El fin del mañana o Batman: Eterno.

día más brillante

Vayamos al grano. El desenlace de la mencionada Noche más oscura provocó la resurrección de doce héroes y villanos, a saber: Aquaman, Detective Marciano, Hawkman, Hawkgirl, Profesor Zoom, Jade, Osiris, Maxwell Lord, Firestorm, Capitán Bumerán, Halcón y Deadman. Los motivos de que estos y no otros personajes fuesen devueltos a la vida es uno de los interrogantes que serán planteados cuando la llamada Entidad, responsable de la luz blanca, les llame a armas para cumplir los más diversos objetivos.

El misterio estará presente en cada página, ¿Qué o quién es la Entidad? (un concepto casi más propio de la Marvel de Jim Starlin que de DC) ¿Son dignos los resucitados de su nueva condición? ¿Es un estado temporal o permanente? Geoff Johns nos toma de la mano como arquitecto de DC y nos guía por un viaje que no deja respiro alguno debido a la estructura de cada número, donde cada pocas hojas vamos cambiando de protagonista. Este hecho provoca que el ritmo de la historia sea tremendo y sus acontecimientos suceden a toda velocidad.

El equipo de guionistas no pierde ripio haciendo que la localización de la acción sea muy variada. Así saltamos a Atlantis, Marte, el universo de Antimateria, Mundo Halcón… Aunque con la verdad en la mano hay que decir que no todos los personajes resucitados tienen el mismo impacto en la trama. Como centro neurálgico también estará un misterioso y frondoso bosque verde que ha surgido en mitad de Star City que supone el regreso de un personaje de larga tradición en DC y que hacía tiempo que no se le veía la cara. O al menos no se le veía la cara “en general”. De hecho, El día más brillante sirve a su manera para dar cohesión a diversos aspectos del Universo DC tras décadas de fragmentación. No diremos más, aunque si queréis disfrutar el tomo como es debido es mejor saltarse el prólogo.

hawkgirl hawkman

Johns es un maestro de ceremonias excepcional que conoce su oficio como moderno cuentacuentos a la perfección, contando muchas historias pequeñas dentro de una más grande. Porque sí, tenemos a la Entidad. Pero El día más brillante también es una historia sobre la naturaleza humana, sobre las segundas oportunidades y la redención con algunos pasajes que son sencillamente sublimes. A destacar las tramas que afectan a Aquaman y Mera con profundas revelaciones de la segunda. La aparición de un nuevo Aqualad (que caló profundamente llegando a aparecer en la serie animada de Young Justice), el drama del amor eterno e imposible de Hawkman y Hawkgirl, así como la sensación de soledad y profunda tristeza del Detective Marciano, son tres tramas que te golpean profundamente, pero de manera diferente, gracias a la sensibilidad con la que están escritas.

Mención aparte merece el personaje de Deadman. Boston Brand es posiblemente el ser resucitado por La Entidad que mejor entiende lo que sucede, a la vez que es el más desorientado. pues se ve obligado a actuar como un pelele que sigue los designios de algo superior. Johns y Tomasi consiguen transmitir la desesperación del héroe a la par que nos regalan algunas de las páginas más emotivas (de las más de 700) de todo este volumen. Eso sí, los guionistas no deben de creer demasiado en los finales felices porque habrá quienes lo tengan, pero la crueldad y la ironía del destino esperará a muchos otros.

Lo cierto es que El día más brillante no es ni mucho menos una historia perfecta. Pero está condenadamente bien escrita. Puede resultar algo confusa si no se reconoce el background de alguno de los protagonistas, echándose de menos en este aspecto algún artículo que otro para contextualizar a los héroes y villanos: cuando murieron, por qué o a manos de quién. Esta información es algo vital aunque no por ello evita que el tomo sea muy disfrutable.

La parte artística de esta grandilocuente saga también está muy cuidada: Patrick Gleason, Fernando Pasarín, Mark Bagley, Ivan Reis (quien se encarga de unas portadas alternativas que se me antojan tremendamente sosas para la calidad que nos acostumbre el artista), Patrick Gleason, Aaron Lopresti o Francis Manapul. Calidad a raudales que más allá de algún cambio brusco de estilo de una escena a otra, que apenas resulta molesto, cumple con creces con la épica del guion.

aquaman

La publicación de este tomo por parte de ECC era muy deseada por los aficionados. La anterior edición de la historia en dos tomos cartoné llevaba años descatalagoda, y no hablemos ya de las grapas. Esperemos que con este volumen todo el mundo pueda llenar ese hueco en su colección de Green Lantern de Geoff Johns.

 

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com