Estimados lectores, El confinamiento que estamos viviendo en estos complicados momentos debido al coronavirus está teniendo consecuencias inesperadas para todos los sectores de la... Desde la pila: The Demon, de Jack Kirby

Estimados lectores,

El confinamiento que estamos viviendo en estos complicados momentos debido al coronavirus está teniendo consecuencias inesperadas para todos los sectores de la sociedad. Uno de ellos, como ya sabéis, ha sido el cierre de las librerías especializadas al no ser actividades esenciales para el mantenimiento de la sociedad. Por tanto, la mayor parte de las editoriales ha decidido retrasar la salida de novedades hasta que se levante el estado de alarma. Eso quiere decir que las novedades que reseñamos semanalmente se están acabando.

Hemos estado hablando entre nosotros de qué hacer en esta situación. Y hemos llegado a la conclusión de que vamos a aportar nuestro granito de arena para proporcionaros el entretenimiento que esté en nuestras manos, y seguiremos publicando todas las reseñas que nos sea posible. Eso sí, como no podrá ser material de novedad, inauguramos una nueva cabecera a la que bautizamos como Desde la pila, en la que reseñaremos material que tenemos en esa pila de lectura que prácticamente todo lector tiene en casa. Por aquí veréis material de importación, material antiguo que llevaba tiempo esperando ser leído, o relecturas pendientes que hace años que queremos hacer. Sea como sea, material con algún tipo de interés por motivos diversos. Sed bienvenidos a esta nueva sección y pasad el tiempo que nos queda en esta situación con la mayor calma posible.

-El equipo de Es La Hora De Las Tortas!!!

Cuando Jack Kirby abandonó Marvel, la que había sido su casa durante más de una década, debido principalmente a promesas incumplidas y cierto trepa que se colgaba las medallas de su trabajo, acabó en DC con un contrato por tres años con opción a dos más. En esta editorial, en la que ya había trabajado en los años 50, tuvo una libertad (y un reconocimiento) que no había tenido en Marvel: se le permitió hacer y deshacer a su antojo, iniciar una línea de títulos entera, fundar toda una cosmología de la nada e integrarla en el Universo DC… y gracias a esa libertad y a la brutal creatividad desatada del Rey llegó el Cuarto Mundo, uno de los pilares de la editorial a lo largo de los últimos cincuenta años. Pero no fue ese entorno cósmico-divino la única creación de Kirby en la Bronze Age. También surgieron de su mente otros personajes que aún hoy siguen en vigor: Kamandi, OMAC, el segundo Sandman… y un pequeño personaje con el que han trabajado autores como Alan Moore o Neil Gaiman: el demonio Etrigan, The Demon.

The Demon by Jack Kirby 1

The Demon es una de las series menores de Kirby -entiéndase lo que significa menores hablando de este autor-, que quizás no haya tenido tanta trascendencia como su cosmogonía del Cuarto Mundo, pero nos presenta un personaje tremendamente potente que aún hoy en día sigue siendo prácticamente el mismo que cuando fue creado. ¿Para qué cambiar algo que ya es perfecto como es? En estos dieciséis números se nos presenta a Etrigan, el demonio de Merín, a su contrapartida humana, Jason Blood, con quien hace una versión sobrenatural de Jekyll y Hyde, a su cohorte de secundarios, Glenda Mark, Harry Matthews y Randu Singh, a Klarion el niño brujo… tenemos, una vez más, a Kirby desatado. Para bien y para mal. La potencia de sus creaciones es innegable, pero quizás le falta un punto de control, de propósito, de dirección. Esa parte que sí le aportaba Stan Lee durante los años que trabajaron juntos en Marvel. En DC, la potencia de sus creaciones es, en ocasiones, mayor a la que tuvo en la Casa de las Ideas, pero está un tanto disperso.

Cuenta Mark Evanier -uno de los grandes Kirbyólogos que ha habido- en la introducción del tomo cómo fue la creación de esta serie. Parece ser que la editorial le había pedido un título nuevo relacionado con el tema sobrenatural que estaba de moda por entonces, y que supuestamente él crearía y pasaría después a otros autores, aunque finalmente escribiera y dibujara la totalidad de sus números hasta su cancelación. Y durante una cena con unos amigos en un restaurante, en la que estaba el propio Evanier, en el tiempo que pasó entre que pidieron unas hamburguesas y se las trajeron a la mesa, Kirby escribió el planteamiento de la serie y el argumento de todo su primer número. Eso es creatividad.

The Demon by Jack Kirby 2

¿Qué cambios ha tenido Etrigan desde su creación? A nivel gráfico, prácticamente ninguno. Las versiones posteriores más importantes del personaje que vienen a la cabeza serían las apariciones en La cosa del pantano de Alan Moore (¿recuerdas el Rey Mono de esos números? mira de nuevo la página de arriba…) o en Sandman de Neil Gaiman, y las series de Matt Wagner, Alan Grant y Val Semeiks, y Garth Ennis y John McCrea, y en todas ellas tenenmos, en esencia, el mismo diseño que hizo Kirby, con ciertos matices. La de Semeiks es bastante más amable, la de McCrea algo más demoniaca, más inquietante. Pero sigue siendo la misma idea reinterpretada por distintos dibujantes. Quizás el mayor cambio que ha tenido el personaje llegó de la mano de Len Wein, que lo convirtió en un demonio rimador. En los números de Kirby, salvo en un par de ocasiones, Etrigan no habla en rima. Esa característica del personaje aparece por primera vez en DC Comics Presents nº66, en un team up entre el Demonio y Superman, escrito por Len Wein y dibujado por Joe Kubert. Desde entonces, todos los autores (salvo John Byrne, al que parece que no le gusta) han adoptado esta idea como canónica.

The Demon by Jack Kirby 3

Si bien es cierto que The Demon no vendió lo que la editorial esperaba -ninguna de las series de Kirby en DC estuvo a la altura de las expectativas comerciales-, es un material que de unos años a esta parte está teniendo unas reediciones periódicas. La figura de Kirby como gran creador de conceptos y revolucionador de la narrativa gráfica está siendo cada día más reivindicada y hasta sus series menores están siendo cada día más reivindicadas. De este modo, The Demon ha sido reeditada en tres ocasiones en lo que va de siglo: en un tomo en cartoné en 2008, en otro en rústica en 2017 -al que corresponde la portada que acompaña esta reseña- y dentro de un masivo integral de más de 1400 páginas llamado DC Universe – The Bronze Age Omnibus by Jack Kirby de 2019, en el que además de Demon están las series completas de Sandman, OMAC y Super Powers.

¿Y en castellano? De momento, este material sólo se ha editado una vez, en formato encogido y en blanco y negro, dentro de la línea de Clásicos DC de Planeta Cómic en 2007. Siendo un material de comercialidad no precisamente alta, yo no esperaría sentado a que ECC lo edite. Pero teniendo en cuenta que han visto la luz los integrales del Cuarto Mundo o Kamandi, tampoco lo descartaría.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

  • anpugar

    1 abril 2020 #1 Author

    Buenas tardes.

    Creo que deberiaís haber comentado de donde copió Kirby la cara de The Demon. Os dejo como labor que incluyaís esa información en esta entrada, perfiero no hacerlo yo con un spoiler.

    Saludos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com