¿Hay algún lector de manga veterano en la sala? Si lo hay, seguro que recuerda aquellos primeros años en que el cómic japonés empezaba... Desde la pila. Baoh: El Visitante, de Hiroiko Araki

¿Hay algún lector de manga veterano en la sala?

Si lo hay, seguro que recuerda aquellos primeros años en que el cómic japonés empezaba a despuntar en nuestro país. Lamentablemente el formato original del manga en tomitos resultaba tan marciano a las editoriales que rara vez apostaban por él. En su lugar se “occidentalizaba” para publicarse en formato comic book, a veces con lomo en plan prestigio. Así nos llegaron series como este Baoh, Xenon, Dominion Tank Police, Berserk (Gatsu el guerrero negro según Planeta), El puño de la estrella del norte, Alita o Dragon Ball. Esta última fue la única que realmente triunfó, quedando muchas series largas inconclusas o sin reeditar hasta los tiempos que corren. Por supuesto tampoco se respetaba el sentido de lectura oriental y las traducciones muchas veces eran creativas, aunque de esto muchas veces la culpa era la edición de la que se partía, que no era otra que la de Viz, editorial que publicaba en inglés en Estados Unidos muchas de las obras que nos trajeron después Planeta o Norma.

baoh planeta

Con esta introducción llegamos hasta Baoh: El visitante. Un manga de acción y ciencia ficción que fue bastante popular en su momento gracias al OVA, y que fue distribuido en España por Manga Films, viendo la luz en nuestro país entre octubre de 1992 y mayo de 1993 en ocho prestigios de 48 páginas. Originalmente fue publicado en la revista Shonen Jump en los años 1984 y 1985 para posteriormente recopilarse en dos tomos. Ahora Ivrea nos trae, 28 años después de su primera edición, un único tomo de más de cuatrocientas páginas con la obra completa. Esta reedición ha sido posible gracias la popularidad adquirida por Hirohiko Araki con la siguiente obra que publicó, ni más ni menos que Jojo’s Bizarre Adventure, serie que publica Ivrea en España desde 2017.

Baoh nos cuenta la historia de Sumire, una niña con poderes psíquicos y de precognición, y de Ikuro, un joven que ha sido infectado con un parásito creado (el Baoh) con el fin de ser el arma biológica definitiva. Ambos son presos de la malvada corporación Doress, de la que tendrán que huir con la finalidad de salvar sus vidas. Una trama simple, sencilla y efectista que tiene elementos de otras obras como pueden ser The Guyver (esperemos que algún día alguien se decida a publicarla completa) o Akira. El autor no se complica en exceso con las vicisitudes de los protagonistas, puesto que dado el carácter corto de la obra prefiere focalizarse en la acción para deleite de los lectores que busquen pasar un rato entretenido sin exigir mucho más.

baoh

Baoh comienza como un tiro con los dos fugitivos escapando de un tren de alta velocidad de la corporación Doress. En pocas páginas podremos ver la señas de identidad de la obra en la forma de unas viñetas que están plagadas de gore y violencia extrema y en la capacidad del Baoh de otorgar los poderes más variopintos a Ikuro para que pueda ir saliendo de las situaciones que le van surgiendo. A partir de ahí tendremos la típica road movie de huida hacia delante que incluye el arquetípico enfrentamiento entre experimento y creador, así como no pocos enfrentamientos entre criaturas imposibles.

Hiroiko Araki nos vende una obra donde la historia queda supeditada por completo al servicio de la acción. Los combates de Baoh van en rápida sucesión con el consabido aumento de poder entre un rival y otro, casi como si de un videojuego se tratase. Creativamente hablando el autor pone el foco en el dibujo. Bien es sabido que Araki no es un ilustrador sobresaliente, siendo Baoh una obra muy primigenia donde vemos como abusa de las tramas y las sombras, encontrando unas viñetas mucho más trabajadas que otras. Sin embargo, estos defectos quedan de sobra suplidos por el explosivo resultado de sus escenas de acción perfectamente secuenciadas, sus espectaculares coreografías, así como su vistoso diseño de criaturas.

Baoh

En Baoh, el autor no nos vende la moto, no pretende que la obra sea mucho más profunda de lo que realmente es. Es cierto que tiene elementos con más miga como la relación entre Ikuro y Sumire, siendo ella el ancla del protagonista a la par que le sirve de equilibrio. Araki también plantea alguna que otra pregunta interesante al respecto de dónde están los límites o la ética cuando se trata de crear algo que podría exterminar la raza humana o el hecho de que para llegar hasta su meta haya que experimentar con personas o animales.

Por último destacar que la edición de Ivrea incluye un epílogo escrito por el propio autor, también hay una página a todo color que se utilizó en la Shonen Jump que anunciaba el lanzamiento de la serie. La idea era que hubiera muchas más páginas a color, pero lamentablemente en Shueisha perdieron los originales por lo que no ha sido posible.

Baoh

En resumen, Baoh dado su carácter único y su precio más que competitivo supone una excelente opción para aquellos que quieran leer un manga de acción para pasar un buen rato entretenidos sin más pretensiones.

Os dejo un enlace de Youtube donde podéis ver la Ova completa subitulada en español

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com