Hoy en día se da por sentada la reedición en TPBs de prácticamente cualquier serie editada tanto por Marvel como por DC poco después... Demon, de Garth Ennis (2 de 2)

Hoy en día se da por sentada la reedición en TPBs de prácticamente cualquier serie editada tanto por Marvel como por DC poco después de su edición en números individuales. Hasta los fill ins más prescindibles de autores de relleno de las etapas menos inspiradas de la franquicia mutante acaban apareciendo en uno de los dos tomos recopilatorios que tiene anualmente prácticamente cualquier colección de las majors. Pero no siempre fue así. Antes de que Karen Berger iniciara esta tradición en 1991 con el Sandman de Neil Gaiman, sólo se recopilaban arcos argumentales sueltos y de forma esporádica. En el caso que hoy nos ocupa, el Demon de Garth Ennis y John McCrea, editado entre octubre de 1993 y mayo de 1995, no hubo ninguna recopilación, ni total ni parcial, hasta 2015, veinte años después de la finalización de la serie, aunque su secuela espiritual, Hitman, sí que fue recopilada en cinco volúmenes entre 1997 y 2001. Los tiempos ya habían cambiado para entonces.

Y ahora, mejor tarde que nunca, DC ha dedicado dos TPBs a los veinte números que formaron esta etapa, que son justo los dos tomos que ECC nos ha presentado en una lujosa edición en tapa dura.

demon garth ennis

Contiene:The Demon núm. 50-58 y 0 USA
Guión: Garth Ennis
Dibujo: John McCrea, Chris Alexander, Peter Snejbjerg, Rick Bryant
Formato: Cartoné, 288 páginas.
Precio: 28.50 €

La sensación que me dejó el primer tomo fue positiva pero con matices. El cambio de tono respecto a la anterior etapa, con Alan Grant al frente de la serie, me dejó bastante descolocado. Los 39 números que firmó el guionista escocés tenían un marcado espíritu humorístico razonablemente blanco (todo lo blanco que puede ser una historia de humor protagonizada por un demonio del infierno, vamos) que contrastaba mucho con el, aún humorístico, tono mucho más oscuro que le impuso a la serie Garth Ennis. A estas alturas, además, Garth Ennis no era ni una superestrella ni una garantía de nada. Sí que era el tipo que había desembarcado en el mercado americano firmando una memorable etapa en Hellblazer, pero ésta era la primera serie que escribía en América. Podría haber sido perfectamente un one hit wonder y nadie se habría sorprendido. Y el inicio que tuvo en The Demon, correcto pero buscando una identidad propia, no tuvo el inicio rompedor que quizás se podría esperar en un cambio de rumbo y de guionista en una serie de estas características.

Pero pasa el tiempo y Ennis le va cogiendo el punto a los personajes y al trasfondo. Y se va sintiendo más cómodo en el mercado americano, y en la segunda mitad de su etapa ya vemos bastantes señas de identidad del guionista que conocemos.

Las historias

La saloma del Capitán Escoria

Cuando aparece el número 50 de la serie, Garth Ennis ya lleva más de tres años trabajando para DC. Desde el principio de su carrera, sus personajes tienen luces y sombras. Nunca escribe personajes heroicos puros, salvo cuando quiere hacer una parodia de ellos, aunque sería interesante ver un Superman o un Capitán América escrito por este autor. Pero a estas alturas, el autor ya se atreve a escribir personajes totalmente malvados.

En La Saloma del Capitán Escoria (Captain Scumm en el original, todo parecido con el bar de Monkey Island será probablemente intencionado), Ennis nos plantea un argumento que desarrollará a lo largo de los próximos meses. Se nos ha ido planteando a lo largo de la colección que Jason Blood tiene importantes lagunas en su memoria. Que no recuerda todo su pasado. Y en este número, en una conversación interior, Etrigan le relata a Blood una aventura que corrieron juntos que hace pensar que la dualidad Blood/Etrigan quizás no haya sido siempre un reflejo de Jekyll y Hyde. Que quizás hayan sido Hyde y Hyde. Y este número es, hasta el momento, el punto álgido de la serie.

No hablamos de este número 50 en nuestro Podcast Especial nº50 porque aún no lo habíamos leído. Pero si este tomo se hubiera editado unos meses antes (o este especial se hubiera grabado unos meses después), La Saloma del Capitán Escoria habría entrado sin dudarlo. Aún así, este equipo creativo estuvo representado en el nº 50 de Hitman. Si tienes cuatro horas disponibles, échale una oreja.

Hijos y amantes

En el número 51, se retoma una parte del personaje que, como dijimos en la reseña del tomo anterior, Ennis había dejado totalmente abandonado, y es el trasfondo artúrico del personaje. Aquí, Merlín, el medio hermano de Etrigan, hace acto de presencia buscando ayuda para recuperar sus perdidos poderes mágicos. Además, el mago advierte a Jason Blood que Etrigan ha tenido un hijo en el infierno. Blood accede a ayudarle a condición de que le ayude a recuperar esos recuerdos bloqueados que tiene. Merlín lo hace, no sin señalar que quizás no sea la mejor de las ideas…

Hora Cero

En 1994 el crossover anual de DC fue un intento de parchear ciertas incoherencias surgidas del reseteo de Crisis en Tierras Infinitas. Aunque Hora Cero no fuera especialmente memorable, y en algunos casos estropeara más de lo que arregló, dejó notar sus efectos. Y un mes después de salir Hora Cero, todas las colecciones de la editorial interrumpieron puntualmente su numeración para sacar a la venta en octubre de ese año un especial número 0. Muchas series se limitaron a recontar el origen de sus personajes protagonistas, pero Garth Ennis aprovechó el evento para crear una saga en la que el origen de la entidad Demon/Jason Blood tuviera una cierta importancia. De este modo, si no viéramos el cero en la portada del número o no supiéramos de la existencia de la macrosaga, no nos habríamos enterado de que este número es un tie in. The Demon #0 es un número perfectamente integrado en la trama que se está desarrollando en ese momento, es una historia de origen espectacularmente bien contada y tiene una trascendencia posterior que ya nos gustaría ver en historias de este tipo. De este modo, no sólo es uno de los mejores números de Ennis en sus casi dos años en esta serie. Es una lección de maestría de planificación y de cómo se gestiona un evento. Un aplauso, Garth.

Dejad a los niños

Despedimos la serie con una historia en tres partes que recoge los muebles y cierra todas las tramas. Etrigan ha tenido un hijo al que quiere soltar por la tierra, uniéndolo a la hija que ha tenido Glenda Mark, la ex novia de Blood. Éste, que además es el padre de la niña humana, quiere evitar a toda costa que una niña sufra la maldición de estar unida a un demonio como él.

El día más largo

Espera, ¿no habíamos quedado que la historia anterior cerraba las tramas y que era el final de la serie…? Sí, más o menos. La parte terrestre de la serie queda cerrada en el número 54, y ya con la serie a punto de cerrar, Ennis se guarda los últimos cuatro números para volver a uno de sus lugares comunes: la guerra. Y si la serie comenzó con Alan Grant y Val Semeiks contándonos una guerra civil por el trono del Infierno, acaba del mismo modo.

¿Qué fue de…?

El elenco de característicos personajes se quedó huérfano de serie con la cancelación en el número 58. Veamos qué fue de cada uno de ellos…

Etrigan. Fue un personaje recurrente durante la etapa de John Byrne en Wonder Woman, como muestra de la apreciación del autor por la obra de Jack Kirby. Tuvo una cierta importancia en los eventos El Día del Juicio y Reign In Hell, y protagonizó las series Demon: Driven Out (6 números, 2003-2004, Joshua Dysart y Pop Mahn), Blood of the Demon (17 números, 2005-2006, Will Pfeifer y John Byrne) o, ya en la versión Nuevos 52, Demon Knights (23 números, 2011-2013, VVAA)

Glenda Mark. Apareció en el primer número de Reign In Hell y no se ha vuelto a saber de ella.

La cosa que no puede morir. Este adorable peluchito rosado sólo tuvo una aparición después del cierre de la serie, en 1998, en el número 130 de Wonder Woman en la etapa de John Byrne. Aquí, Artemisa desveló que la Cosa es un demonio del Noveno Círculo del Infierno y lo mató definitivamente con una espada mágica. Parece que sí podía morir.

Harry Matthews. El hombre que fue convertido en un cojín por Belial apareció también en la serie de Wonder Woman de John Byrne, y resultó ser un demonio impostor. Fue asesinado también por Artemisa y volvió a aparecer, en forma humana ya, en la serie Blood Of The Demon. No se ha vuelto a saber de él.

Randu Singh. El indio ciego amigo de Jason Blood fue, como el resto de la cohorte de Etrigan, siguiendo la estela del personaje. Se le vio por Wonder Woman, Blood Of The Demon y Reign In Hell.

La traducción, de nuevo…

Una vez más, la traducción es el punto flojo de este tomo. Quizás las rimas estén un poco más cuidadas, pero no llega al nivel de la obra original.

Pero en este tomo he encontrado un detalle que me ha parecido imperdonable.

Este “ves a ver” ya no es un problema de traducción. No es desconocimiento del inglés. Es un error gramatical en castellano.

En resumen…

Ennis pisa el acelerador a fondo y consigue que este segundo tomo sea mucho más interesante que el anterior. Si el primer tomo ya te gustó, este segundo lo hará más. Si te pareció aceptable sin más, dale una oportunidad a éste, porque mejora. Y si el primero te horrorizó, no te acerques por aquí, porque, aunque sea mejor cómic que el anterior, no deja de ser más de lo mismo.

Y ahora esperemos que el final de esta recopilación dé paso a Hitman, otra serie que está esperando una edición en condiciones…

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 27,07
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

  • Pablo

    4 junio 2017 #1 Author

    Hola Enrique

    Genial reseña. Quiero preguntarte si hitman es recomendable, sobre todo comparándola con Demon. Pareciera que es una obra superior a este Demon y quisiera comenzar leyendo la mejor obra.

    Lo único que he leído del personaje fue unos números sueltos recuerdo de un arco de animales zombies que me pareció genial.

    La consulta es por la que creo inminente reedición de Hitman por ecc y si es mejor esperar ésta o comenzar con Demon y pasar despúes a Hitman.

    Gracias y sigue con las reseñas que están de lujo.

  • Enrique Acebes

    Enrique Acebes

    4 junio 2017 #2 Author

    Buenos días, Pablo.

    Hitman es una serie muy recomendable, sobre todo si te gusta el estilo macarra de Ennis.

    Sobre cuál de las dos series habría que leer primero… Yo diría que es mejor empezar por Demon. En el primer tomo aparece el anual en el que se presentó el personaje y una historia en la que aparece como personaje secundario, El Sicario del Infierno. Y en este segundo tomo vuelve a aparecer en la historia de Merlín. En resumen, si quieres una lectura cronológica del personaje, empieza por aquí. Además, la edición de Hitman por parte de ECC no está descartada, pero tampoco ha sido anunciada aún. En noviembre, en la sección de consultas de su web, dijeron “a corto plazo nos centraremos en otras obras de Garth Ennis, pero no descartamos recuperar ‘Hitman’ más adelante”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com