Casi todos los héroes en DC tienen su propio némesis con poderes similares en versión malvada: Flash tiene a Zoom, Green Lantern a Sinestro,... Deathstroke contra Batman

Casi todos los héroes en DC tienen su propio némesis con poderes similares en versión malvada: Flash tiene a Zoom, Green Lantern a Sinestro, Green Arrow a Merlyn, Superman tiene a Bizarro… Curiosamente, el personaje que mejor entraría en esta categoría para Batman es un villano creado para los Nuevos Titanes. Y es que la versión malvada de ese personaje calculador, implacable, que siempre se adelanta a las decisiones de sus rivales encaja perfectamente con Slade Wilson, alias Deathstroke. Con el tiempo, ambos personajes se han cruzado en numerosas ocasiones, y aprovechando que en la serie regular actual de Deathstroke llegamos a un arco argumental que enfrenta a ambos personajes, ECC Ediciones ha publicado este Deathstroke contra Batman, un tomo en el que tenemos dicha historia, y en el que aprovechan para incluir un arco argumental de la serie de Deathstroke de 1991, que supuso el primer enfrentamiento de ambos personajes.


La primera historia del tomo tiene lugar a raíz de la aparición de un sobre con unos documentos, que sugieren algo que enfrentará a Batman contra Deathstroke, y que provocará un absoluto terremoto en las vidas de ambos personajes. Creo que es mejor no avanzar mucho de la trama, pues lo interesante precisamente es cómo se va desarrollando y qué va insinuando a medida que avanza. La segunda historia narra el primer encuentro de ambos personajes, donde unos mafiosos intentan contratar al mercenario para asesinar a un asesino que se ha ganado la enemistad de buena parte del crimen organizado en Gotham.

La historia de la serie actual está guionizada una vez más por Priest, el guionista perfecto para poner en evidencia lo astutos que son ambos personajes. Además, construye una historia de compañerismo/amistad entre Wintergreen y Alfred que no acaba de coincidir demasiado con los encuentros de ambos personajes en la segunda historia, pero lo podríamos justificar con Flashpoint y Renacimiento. Priest construye un guión con muchos giros, con continuas exhibiciones de inteligencia e ingenio. El problema radica en que, al tener una historia en la que aparecen Slade, Batman, Damian, Talia Al Ghul… llega un momento en que ningún personaje destaca sobre el otro: todos son super listos e inteligentes. De hecho, Priest intenta rizar tanto el rizo y hacer tanto despliegue de datos para impresionar, que llega a meter la pata. Es una tontería, una anécdota, pero la historia abre ilustrando la relación entre Wintergreen y Alfred a través del tiempo. Y el elemento de vínculo de la relación es fútbol inglés. Para un americano que lo lea, sin tener ni papa de fútbol puede sonar muy inteligente, pero cuando los datos que usas son los nombres de jugadores del Liverpool que no llegaron a coincidir en un partido (Phil Neal y Jason McAteer) y que encima das un salto en el tiempo de diez años y metes a Mourinho en el Manchester, cuando los jugadores citados antes habían jugado veinte años antes… Te hemos pillado, Priest. XD


Anécdotas aparte, y salvando el hecho de que todos los personajes son los más inteligentes, la historia funciona  muy bien. En primer lugar, porque en el fondo, maquillado como un duelo entre ambos personajes, está contando una historia de padres e hijos, uno de los temas si no el tema recurrente en toda la etapa del guionista en esta serie. Y en segundo lugar, porque es muy divertido ver cómo cada personaje es más listo que el otro a cada acción, con giros de guión tremendamente locos y sorprendentes. El dibujo principal corre a cargo de Carlo Pagulayan con un buen tratamiento de los personajes y unas escenas de acción que funcionan realmente bien. Aporta un lenguaje corporal a ambos personajes efectivo, hace un trabajo muy interesante en general.

La segunda historia incluida es hija de su época, con un guión de Marv Wolfman y dibujo de Steve Erwin, que hoy en día queda algo desfasada, por esos personajes algo exagerados, y una historia con algunos flecos sueltos. No obstante, y como siempre digo, si uno la lee con la pertinente perspectiva histórica, es disfrutable. Era la época de los vigilantes, esos personajes siempre en el límite del bien y el mal, como el Castigador o el propio Vigilante de Marv Wolfman, que aquí tiene también su participación, aunque sea su versión femenina. Incluso ese diario de Wintergreen que se mantiene también en la serie actual, tiene cierta reminiscencia al Diario de guerra del Castigador.


En definitiva, Deathstroke contra Batman.

Un tomo de Deathstroke centrado en usar a Batman como reclamo de ventas. Incluye el arco de la serie actual que enfrenta a ambos personajes y una historia antigua de los noventa. Entiendo que el murciélago sea un reclamo demasiado goloso para cualquier editorial y de ahí el cambio de formato, pero anunciada ya la línea Primera Temporada, vamos a tener tres formatos diferentes en los primeros cuarenta números de la serie. A saber, tomos por arcos argumentales en rústica del 1 al 29 (sin contar con los eventos que han metido algunos de estos números en otros tomos), un tomo cartoné con los números 30 a 35, y a partir de octubre, tomos anuales con once números en rústica nuevamente. Son los tiempos que corren…

Visto el tomo de manera independiente, es una historia autoconclusiva, con alusiones a otras series (Detective Comics o números anteriores de Deathstroke) pero que permiten su comprensión sin necesidad de haber leído nada más. Incluye una historia antigua que nos permite analizar cómo han evolucionado los personajes con el paso del tiempo. El Deathstroke de Priest sigue siendo una de las series de DC más disfrutables de la actualidad.

Lo mejor: A pesar de las pegas explicadas en la reseña, el guión de Priest, muy inteligente y con continuos cambios de dirección.

Lo peor: Que la inclusión de los números del Deathstroke de los noventa en este tomo nos haga perder la esperanza de ver una reedición a corto plazo de dicha serie. Los cambios de formato.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Deathstroke contra Batman
Christopher Priest, Marv Wolfman
Precio: EUR 21,85
Summary
Review Date
Reviewed Item
Deathstroke contra Batman
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com