En 2016 DC Comics comenzó a publicar la iniciativa Hanna Barbera Beyond, una línea editorial donde los personajes del mítico estudio de animación (cuyas... DC Comics/Hanna Barbera: Integral

En 2016 DC Comics comenzó a publicar la iniciativa Hanna Barbera Beyond, una línea editorial donde los personajes del mítico estudio de animación (cuyas adaptaciones llevan DÉCADAS siendo publicadas por DC) se verían envueltos en una serie de situaciones insólitas. Teníamos a la pandilla de Scooby Doo sobreviviendo a un Apocalipsis Zombie, a los protas de los Autos Locos en una odisea al más puro estilo Mad Max o a Los Picapiedra convertidos en una crítica y sátira política. Sin embargo, esto no era suficiente y decidieron sacar una docena larga de crossovers entre personajes propios de DC y los citados de Hanna Barbera. ¿El resultado? Ahora mismo vamos a hablar de ello.

booster

Aquí en España ya habíamos tenido un aperitivo de estos cruces cuando ECC publicó en lujosa tapa dura la aventura que vivieron juntos Elmer Fudd (Elmer el gruñón) y Batman. Ahora nos llega este tomo en formato integral (nunca exento de polémica al ser su tamaño algo más pequeño que el de un comic book normal) donde se reúnen los especiales recopilados en los tomos 1 y 2 americanos. Todavía quedaría un tercer tomo con algunos cruces tan demenciales y apetecibles como el de Deathstroke y el Oso Yogui.

Lo cierto es que aunque el resultado de los ocho especiales que hay en este volumen es algo desigual, por lo general estamos ante unos tebeos muy entretenidos, con un humor a veces muy sutil y ácido no exento de pullas y críticas a los poderes establecidos. Ahora bien, menos mal que DC empleó a la plana mayor de sus personajes (y de sus autores, que menudos nombres) a la hora de elaborar estos cruces, porque en lo que respecta a Hanna Barbera tengo que reconocer que pese a haberme tragado todos los dibujos animados que pude durante los años 80 no conozco a la mayoría. Personajes como Mandibulín, los Banana Splits, Speed Way o el perro Dinamita me eran totalmente desconocidos.

super sons

No vamos a hablar largo y tendido de cada uno de ellos ya que no tendría sentido alargar la reseña más de lo necesario. La primera historia reúne a los Picapiedra y a Booster Gold, con guiones de Mark Russell y excelentes dibujos de Rick Leonardi, y es una macarrada de cuidado, divertida y con un toque cafre muy adecuado. Entrañable resulta también el especial que reúne al Escuadrón Suicida y los Banana Splits. Para quien no los conozca, deciros que son una banda de pop formada por animales y como suele decirse acaban en el peor momento posible del peor lugar posible. El dibujo cartoon de Bedard Caldwell para este cómic es sencillamente delicioso.

Uno de mis favoritos ha sido el de los Supersons con el Perro Dinamita y Halcón Azul. Una oda a la amistad para toda la vida preciosa y emotiva. Además es uno de los mejores cómic de Batman sin Batman, que he leído en muchísimos años. Escribe Peter J. Tomasi, que del cruzado de la noche sabe lo suyo, y dibuja nuestro Fernando Pasarín. Un buen delirio es la explotation de Shaft a ritmo de boogie del cruce entre Black Lightning y Hong Kong Phoey: artes marciales, frases lapidarias y el mejor episodio de la serie de Kung Fu que vais a ver en muchos años. Además se añade una ambientación setentera con unos dibujos espectaculares de Denys Cowan.

De los más flojos tenemos a Flash & Speed Way por parte de Scott Lobdell y Breth Booth. Un número cumplidor y poco más. Se echan en falta los diálogos chispeantes de Lobdell, a lo que tampoco ayuda el dibujo noventero lleno de excesos de Booth. Para el final dejamos el mejor especial, que viene protagonizado por Aquaman y Mandibulín. De nuevo estamos ante un personaje muy desconocido en nuestro país: Mandibulín es un tiburón parlante que viene de Aqualandia, una ciudad del futuro donde los humanos y los seres marinos viven en armonía. Además es el batería de una banda de rock. Estas páginas son deliciosas: Dan Abnett y Paul Pelletier entre chistes sobre los poderes de Aquaman dan forma a una crítica a la política anti migratoria de Trump.

Algunos de los números de este tomo tienen historias cortas de complemento. Al igual que sus “hermanas mayores”, las hay de todo tipo. Me quedo con la historia de Batman y Don Gato de Dan Didio, la de Melquíades de Mark Russell y Howard Porter con su reflexión sobre la vida y la del Fantasma revoltoso, que es una crítica a la segunda enmienda norteamericana que permite portar armas a los ciudadanos.

En definitiva estamos ante un tomo que tiene muchas más luces que sombras y que resulta una agradable, amena y original lectura, especialmente debido a sus insólitos protagonistas. Lo mejor es que deja con ganas de leer más, tanto los crossovers que faltan, como el resto de títulos de Hanna Barbera Beyond.

Notable.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com