COLECCIÓN FRANK MILLER. DAREDEVIL: BORN AGAIN Frank Miller y David Mazzucchelli ISBN: 9788490946275 Libro en tapa dura con encuadernación holandesa. 208 páginas. Fecha de...

image_gallery

COLECCIÓN FRANK MILLER. DAREDEVIL: BORN AGAIN
Frank Miller y David Mazzucchelli

ISBN: 9788490946275
Libro en tapa dura con encuadernación holandesa. 208 páginas.
Fecha de venta: 04/2016
25.00 EUR
Contiene Daredevil 227-233 USA

Nuevo formato, con motivo de la visita a España de Frank Miller. La mítica saga con la que Frank Miller regresó a Daredevil. Asiste a la batalla definitiva del Hombre sin Miedo contra Kingpin. El cómic de Miller que debe tener todo lector.

Nadie puede dudar que 1986 fue un gran año para Marvel: George Lucas produjo el primer largometraje basado en un personaje Marvel, Howard El Pato. Nacieron Emily VanCamp (Sharon Carter), Jamie Bell (La Cosa), Kat Dennings (Darcy Lewis en Thor) y el futbolista brasileño Hulk. Además, Stephen King publicó It y se estrenaron películas emblemáticas de toda una generación como Aliens, Cuenta conmigo y Top Gun.

Y, por supuesto, Marvel Comics publicaba el número 227 de Daredevil, que daba pistoletazo de salida al arco argumental conocido como Born Again.

Frank Miller acababa de cerrar una exitosa etapa como autor completo en Daredevil, ayudado en las tintas por Klaus Janson. No obstante, sentía que le faltaba una historia por contar, pero no quería narrarla solo. Para ello contó con su colaborador en aquel momento, David Mazzucchelli, un autor muy clásico y academicista, que después de hacer para Marvel unos números de relleno para Shang Chi e Indiana Jones, pasó a dibujar los guiones de Dennis O’Neil en Daredevil a partir de su número 206. En el número 226 Miller se unió a O’Neil al guion, y en el 227 dio inicio la historia que volvió a sentar las bases sobre las que cimentaría la personalidad de Matt Murdock en el futuro.

daredevil-born-again

Hiciste un buen trabajo, Kingpin. No debiste firmarlo.

Frank Miller tiene la fea costumbre de hacer tan bien su trabajo de definición de personajes, que hace quedar mal a los que lo hicieron antes que él. Gracias a Miller, Daredevil dejó de ser una imitación barata y sin personalidad de Spiderman, y le otorgó un origen mucho más interesante que el que había ideado Stan Lee en el momento de su creación. Con sólo tres historias, Miller definió el nacimiento (El Hombre sin miedo, con Romita Jr.), la madurez (su etapa como autor completo en la serie regular) y la última historia de Daredevil (el arco Born Again, con David Mazzucchelli).

Born Again empieza con una página muy sórdida. ¿Recordáis a Karen Page, la hermosa secretaria del bufete de Nelson & Murdock, que bebía los vientos por Matt pero que marchó a la costa oeste para hacer carrera en el mundo del cine? Pues Miller sólo necesita una página para decirnos que Karen se ha hecho conocida en el mundo del cine porno, se ha convertido en una yonqui y vende la identidad secreta de Daredevil a cambio de una dosis de heroína. En tan sólo una página, Miller nos resume varios años de decadencia física y mental de una mujer, y nos marca el punto de partida del via crucis personal de Daredevil. Y no uso el término via crucis en vano. Más adelante veréis por qué.

Esta información atraviesa el continente hasta llegar a manos de Wilson Fisk, Kingpin, que tras recibirla dedica seis meses a planificar meticulosamente cómo usarla de la manera más eficaz posible para hundir al que ha sido una piedra en su zapato durante tanto tiempo: Daredevil, alias Matt Murdock. Un día, Matt se despierta y descubre que el banco no ha recibido los pagos de su hipoteca, que está siendo investigado por Hacienda y que ha sido acusado por un agente de policía de haber sobornado a un testigo. Y todo eso antes de desayunar. Por si fuera poco, su novia le deja por su mejor amigo, le cortan el gas y el teléfono… y una bomba vuela su casa en pedazos. Y eso sólo en el primer número de la saga.

5born-1

Un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo.

A partir de este momento, en que Matt Murdock lo ha perdido todo, se da cuenta de que realmente no necesita nada para seguir siendo quien es. Kingpin le da una paliza de muerte y lo arroja al fondo del río, dándole por muerto. Pero Matt es un luchador, y encuentra fuerzas para salir del agua y acabar en brazos de la hermana Maggie Grace, a la que reconoce como su madre. Tras haber atravesado este purgatorio, Matt ya ha tocado fondo, y la única dirección que le queda por seguir es la que lleva hacia arriba. Podríamos decir que la educación católica de Matt es la que le lleva a aceptar todo este sufrimiento como una prueba de fe por parte de Dios, y su rescate por parte de una monja y su recuperación en una misión religiosa no hacen sino confirmar sus creencias. Mientras otros personajes, de carácter menos fuerte, habrían recurrido al suicidio o a la venganza descerebrada, Matt se lo toma con calma. Recupera fuerzas, vuelve a entrenar. Su objetivo no es la venganza, sino volver a encontrar ese equilibrio que le permitía ser Matt Murdock y Daredevil al mismo tiempo. Sólo que ahora no busca ser Daredevil. Primero tiene que volver a ser Matt Murdock: recuperar su vida, sus amigos, lo que le hace ser él.

Mientras Matt se recupera, son otros personajes los que empiezan a derrumbarse. Kingpin se obsesiona con el hecho de que Murdock siga vivo y oculto. El periodista Ben Urich, uno de los pocos amigos de Matt que conoce su identidad superheroica, descubre el montaje de la falsa acusación contra Murdock y es amenazado por Kingpin. Los dibujos de Mazzucchelli reflejan el terror en sus ojos al saber que él y su esposa corren constante peligro. Sabe que debe hacer lo correcto, que es acusar públicamente a Wilson Fisk, pero tiene miedo. Mucho miedo, como lo tendríamos cualquiera de nosotros en su situación. Después de todo, Urich no es un héroe: no es más que un hombre corriente en medio de una situación que le supera. No tiene una doble identidad tras la que esconderse, no tiene una guarida secreta en la que refugiarse, no tiene superfuerza ni es a prueba de balas. Por eso Urich tiene miedo. Hasta que encontrarse con este Murdock renacido hará que deje de tenerlo.

El número 231, a falta de dos episodios para el final, es el clímax de la historia. Aquí Miller nos da una lección magistral de narrativa en tan sólo 22 páginas. En un sólo número se mezclan la obsesión de Kingpin en su vendetta personal, la total recuperación física y mental de Matt Murdock, el encuentro de Urich con la enfermera asesina Lois tras recuperar el valor y acusar a Fisk ante la policía, la resolución del chantaje a Melvin Potter y, finamente, la huida de Karen Page y su encuentro con Matt, su salvador. 22 páginas llenas de acción y tensión dramática como muy pocas veces se han visto en un cómic de superhéroes. Escenas que se encadenan en vertiginosa sucesión, sin dar un respiro al lector. Un cómic que acabas de leer con el corazón latiendo a cien por hora y tras el que sólo puedes lanzar un suspiro de alivio y llamar a tu madre para decirle cuánto la quieres.

5born-7

Encuentra la vena… Te quiero, Matt…

En realidad, Born Again podría haber acabado aquí: Matt se reencuentra con Karen y empiezan a surgir pruebas y testimonios que ponen a Kingpin en una incómoda situación frente a la Justicia, los empresarios y sus propios socios en el entramado criminal que ha construido. Pero Miller nos guarda un par de números más. Kingpin no va a dejar esto así como así, y recurre a la artillería pesada. Se trata de Nuke, un supersoldado creado por Miller para la ocasión, y que arrasará la Cocina del Infierno para hacer salir a Daredevil de su escondite y acabar definitivamente con él. Pero Matt no parece tener muchas ganas de volver a ponerse el traje rojo y la máscara con cuernos. Ha encontrado trabajo como cocinero y ha ayudado a Karen, con la que vive ahora, a desengancharse de la droga. Pero cuando Nuke aterriza (literalmente) en medio de su barrio con un arma de gran calibre y empieza a acribillar a paseantes inocentes, Matt se pone el traje y libra la que podría ser su última batalla, ayudado en última instancia por el mismísimo Capitán América.

Estos dos últimos números, Dios y Patria y Armagedón, sirven a Miller para hacer una diatriba acerca de hasta dónde alcanza la corrupción en las altas esferas del gobierno, y para acabar de cerrar un par de cabos referentes a Kingpin y Urich, además de liquidar a personajes que han dejado de ser útiles en la trama. Queda claro que Miller es experto en crear magníficos personajes y liquidarlos cuando han cumplido su función: Elektra, la enfermera Lois, Nuke…

e7f44-dd

Dame una roja.

No podemos finalizar este artículo sin alabar la estupenda labor de un David Mazzucchelli sublime, que dota de gran humanidad y credibilidad a sus personajes. La iconografía religiosa está presente por doquier a lo largo de esta obra: homenajes a la Piedad de Miguel Ángel, al Cristo crucificado, a la Santísima Trinidad. Algunas muy sutiles, otras innecesariamente obvias. En las tres imágenes de abajo vemos la progresiva decadencia de Matt Murdock: pasa de dormir de una gran cama, a un camastro a una pensión para acabar tirado entre la basura. De estar medio desnudo y estirado a acabar totalmente abrigado y hecho un ovillo. En otras páginas le vemos tumbado en la cama de la misión, con los brazos extendidos y la cabeza ladeada, como un Cristo, y acompañado de la hermana Maggie.

Mazzucchelli, que también acompañó a Miller en su otro gran éxito Batman: Año Uno, es un autor de estilo muy limpio y clásico, academicista (no en vano es profesor en la Escuela de Artes Visuales de Manhattan), pero cuyo trazo vemos evolucionar de principio a fin de esta saga. Mientras que al principio dibuja con trazo muy limpio, líneas muy claras y facciones redondeadas, hacia el final de la obra su tinta se vuelve más sucia y los personajes adquieren facciones más angulosas, reflejando la decadencia a la que se ven cometidos.

born again01

Recordad que si queréis escucharnos oír hablar de esta obra imprescindible y de otras etapas del personaje, así como de la serie de televisión de Netflix, podéis hacerlo en un reciente episodio de nuestro podcast ELHDLT:

La edición de Panini, impecable, desde luego. Encuadernación cosida en tapa dura imitación piel, con cinta marcapáginas de tela. Incluye un prólogo de David Fernández y un epílogo de Santiago García. Extraña, sin embargo, que la edición de esta obra lanzada por Panini bajo el sello Marvel Deluxe en 2010 se anunciara como la edición definitiva, conteniendo los números 226 al 233 de Daredevil, por 22,95, mientras que ésta se engloba en la Colección Frank Miller, con los números 227 al 233 por 25 EUR. Es decir, menos números y más caro. Pero claro, es el año en que vino Frank Miller y había que aprovechar.

Pese a todo, Born Again no sólo es una saga esencial en la historia de Daredevil, sino que constituye por méritos propios una obra maestra e imprescindible del cómic en general.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com