Si eres lector de Marvel en España y llevas unos años siguiendo las publicaciones de las ediciones patrias seguramente habrás leído más de una... Cuando Daredevil se llamaba Dan Defensor: Historia de ediciones Vértice

Si eres lector de Marvel en España y llevas unos años siguiendo las publicaciones de las ediciones patrias seguramente habrás leído más de una vez aquello de “Generación Vértice”, “Generación Forum” o “Generación Panini”. Algo fortuito que únicamente determina el momento y la editorial con la que te adentraste en el apasionante mundo de los personajes de La casa de las ideas. En mi caso, soy de los segundos, y recuerdo bien cuando se hablaba de Vértice en artículos, correos de los lectores, etc…

masa

Recuerdo perfectamente como se referían a esa editorial con una mezcla de nostalgia, miedo y cariño. Siempre se ha hablado de sus ediciones chapuceras, cambios de formato, etc… aunque en lo personal yo siempre me acordaré por esas portadas pintadas de López Espí. Unas cubiertas que muchas veces tenían gazapos en los colores elegidos al no tener el artista una referencia visual de cómo eran originalmente los personajes. Recuerdo también mis primeras escaramuzas en las librerías especializadas donde a menudo se encontraban tebeos de Vértice (muchas veces en vitrinas bajo llave o el mostrador) con unos precios exagerados. Una especulación que se fue al traste con la llegada de la Línea Excelsior en 1999.

Pero mejor voy a dejarme de batallitas para centrarme en este Cuando Daredevil se llamaba Dan Defensor: Historia de ediciones Vértice. Este libro de trescientas páginas escrito por Alfons Moliné nos cogerá de la mano para llevarnos a un fascinante recorrido por la editorial fundada por Josep Torra I Mas que estuvo en activo desde 1963 hasta 1981. Un libro exhaustivo, lleno de datos interesantes pero que, como reconoce su autor, queda algo cojo a la hora de ofrecer información sobre la estructura de la editorial como tal o acerca de “cotilleos-tejemanejes internos”. Una ausencia más que justificada, puesto que la gran parte de la gente implicada en Vértice ha fallecido ya, empezando por el propio Torra.

dan defensor

Pese a este gran traspiés este libro se me antoja como una compra imprescindible y fascinante puesto que arroja bastante luz (repito que no toda la que le gustaría al autor o a los lectores) sobre la editorial pionera en traer Marvel a España. De manera didáctica e ilustrada (el libro está plagado de cientos de reproducciones de portadas e interiores de Vértice) podremos ir sabiendo todos los detalles de cada publicación que sacó Vértice, así como los contenidos que incluían. Pero ojo, hablamos de Vértice en su totalidad por lo que la información en ningún caso queda relegada a los tebeos Marvel. Sabremos mucho sobre las licencias de Fleetway (Kelly ojo mágico, The Spider, Zarpa de acero), los tebeos de Archie, sus coqueteos con otros mercados como Francia o incluso la breve época en la que editó los cómics de DC.

Alfons Moliné de manera ordenada va ofreciendo un listado de series en las que no falta detalle alguno. Una labor de investigación digna de elogio que ofrece revelaciones muy significativas sobre la forma de trabajar de la época o las decisiones editoriales que debían tomarse debido las interferencias u órdenes mandadas directamente desde el gobierno franquista de España. El autor también trata de hacernos partícipes de lo que debía ser descubrir ese universo de Superhéroes en un mundo donde no había internet, ni anuncios de televisión que los publiciten o películas en las que apoyarse. Un mundo donde algo tan, en principio, poco relacionado como el hecho de que hubiera un fuerte asentamiento de americanos en la base aérea de Torrejón de Ardoz en Madrid fuera determinante para la llegada de Marvel a nuestro país.

navy action

Me resulta muy curioso como Vértice se apuntó a cualquier tendencia que pudiera estar de moda pues publicaron todo tipo de géneros: Bélicos (la primera historia de Marvel en España fue una aparecida en Casco de acero, originalmente publicada en Navy Action 17), terror, ciencia ficción, artes marciales, romántico, automovilístico… De cualquier cosa que triunfaba en España, Vértice trataba de sacar un tebeo, y si no tenía de donde tirar con sus múltiples licencias pues lo producía ella misma. Además también se encargó de empezar el fenómeno del merchandising en España con lanzamiento de posters, pegatinas o la creación de un Club Marvel.

Para los interesados en el morbo sobre lo mal que publicaron los tebeos de Spidey, Hulk y compañía que estén tranquilos puesto que hay información a espuertas: Ejemplos de viñetas remontadas (por culpa de su “célebre” formato de librito donde podemos ver la original y la “creada” por Vértice), traducciones creativas donde si se consideraba que el desenlace era demasiado dramático pues se ponía otro más “happy”, o números inéditos en las colecciones. Pese a todo esto me ha resultado muy curioso descubrir que Vértice ha sido la editorial que más material de Timely/Atlas ha publicado en España, donde también publicaron muchísimas miniseries del tipo de Hellcat, Kull the Slayer o Omega the Unknown que a día de hoy siguen sin ser recuperadas. No lo comento como justificación para sus carnicerías, solamente como curiosidad.

monos

El libro está complementado con testimonios de primera mano de gente del mundillo que vivió en primera persona esta explosión hace más de 40 años. Un complemento perfecto para disfrutar más si cabe de este Cuando Daredevil se llamaba Dan Defensor: Historia de ediciones Vértice.

La edición de Diábolo es impecable con papel satinado de calidad, tapa dura y una relación calidad precio muy ajustada. Como alguien le pedía a la editorial en sus redes sociales: ojalá puedan ofrecer algún volumen dedicado en exclusiva a recoger las cubiertas de López Espí, Enrich o Florencio Clavé. Yo picaría, desde luego.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com