Las historias de zombis se pueden catalogar según un buen puñado de criterios. Infectados/muertos vivientes/vudú, zombis rápidos/zombis lentos… pero uno de los más interesantes... Crossed, volumen 4: Badlands

Las historias de zombis se pueden catalogar según un buen puñado de criterios. Infectados/muertos vivientes/vudú, zombis rápidos/zombis lentos… pero uno de los más interesantes y al que no se suele hacer demasiado caso es el relativo a los humanos supervivientes. Tenemos dos tipos fundamentales de historias de este género. Por un lado, están las historias en las que los zombis dan caza a los humanos, cuyo objetivo inmediato es la supervivencia. Y el otro es el que los zombis son un telón de fondo en el que se nos cuenta la degradación moral del ser humano en una situación límite. Crossed es una serie en la que se dan las dos situaciones simultáneamente.

Badlands

Después de tres series limitadas recopiladas en los tres primeros tomos de esta colección de Panini (Crossed, reseñada aquí por Ángel, Valores Familiares y Psicópata), Avatar lanzó una serie regular ambientada en este mundo con el título genérico de Crossed: Badlands. La verdad es que son historias autoconclusivas con equipos creativos variables, al estilo de Legends Of The Dark Knight o Spiderman: Tangled Web, y las tres series limitadas anteriores podrían haber sido englobadas aquí. Badlands llegó hasta el número 100 en 2016, y fue sustituida por Crossed +100, la serie iniciada por Alan Moore ambientada 100 años después del surgimiento de los Cruzados.

Los dos primeros arcos argumentales están recogidos en este tomo y escritos por dos profesionales del arte de revolver las tripas al lector como son Garth Ennis, el creador de la serie, y Jaime Delano, el que convirtió en un personaje tridimensional al John Constantine que Alan Moore esbozó en La Cosa Del Pantano.

¿Tienen algo en común las historias aquí recopiladas más allá de la presencia de los Cruzados y de pertenecer a la misma colección? Oh, sí. Ambas tocan el mismo concepto: la maternidad. Vamos a por ello.

La historia de Garth Ennis

Los tres primeros números de Badlands traen de vuelta al equipo creativo de la serie que dio origen a la franquicia. En ellos nos encontramos con una situación que nos suena conocida: un grupo de humanos, en el que está alguien que podría o podría no ser Harry, el hijo de Carlos de Inglaterra y Lady Di,  va en peregrinaje buscando un refugio seguro. La peculiaridad de esta historia está en el hecho de que uno de los miembros del grupo es una mujer embarazada. Y aquí tenemos el dilema. Su presencia retrasa al grupo, porque no puede mantener el ritmo de los demás, pero a la vez, es la esperanza de la supervivencia de la humanidad como especie. Y esa es la elección: sacrificio individual y supervivencia colectiva o supervivencia individual y que le den a la humanidad. En cierto modo, es una vuelta de tuerca (y con zombis) a la duda entre la bondad innata del ser humano que proponía Rousseau o su naturaleza depredadora según Hobbes.

En una entrevista con Bleeding Cool en 2010, Ennis dijo que inicialmente no tenía planes para un segundo volumen de la serie porque no sentía que tuviera nada nuevo que contar en ese universo. Volveremos a verle por aquí en otras dos ocasiones. Cuatro números a partir del número 25 americano, y siete números más a partir del 50.

A nivel artístico, no podemos afirmar que Jacen Burrows sea un artista de primera línea, pero tampoco se puede negar que ha tenido una notable evolución desde la serie limitada en la que los Cruzados aparecieron por primera vez.

La historia de Jamie Delano

Homo Superior es una historia de seis números con una estructura clásica, la de historias individuales que van convergiendo a un punto común. Cierto es que no ha sido vista tradicionalmente en el género zombi, y quizás sea esa su principal innovación. Así, conoceremos, e iremos viendo cómo se conocen entre ellos, un padre de cuya unidad familiar sólo ha sobrevivido él, una militar, un adolescente que pertenece a una familia de rednecks yonkis y dos gemelas adictas al sexo con un punto exhibicionista. Delano nos irá contando con su estilo que tan bien se adapta a este mundo cómo se van conociendo los personajes, como se van forjando las relaciones entre ellos, y de dónde viene cada uno mediante los oportunos flashbacks.

El punto clave de la historia surge cuando una de las mujeres se queda embarazada. A diferencia de la historia de Ennis, aquí la duda es mucho más íntima. No hay grandes decisiones que tomar respecto a la humanidad, sino que el planteamiento se centra en el sacrificio que supone la maternidad, y hasta dónde está una madre dispuesta a llegar por su hijo.

Al contrario que Ennis, Delano no ha vuelto a traer su característica prosa a la Tierra de los Cruzados.

El dibujo de Leandro Rizzo no está a la altura del guión. Cierto es que Avatar suele recurrir a dibujantes económicos, pero el autor argentino tiene un trazo demasiado amateur como para ilustrar un trabajo de un autor a la altura de Delano. Ni sus composiciones ni su narrativa están a la altura del trabajo. No digo que no pueda tener un futuro, pero desde luego en este momento de su carrera no estaba a la altura. Sin salir del género zombi, el año pasado autopublicó Zombie Zero, un trabajo en el que se nota una importante evolución en su estilo, que deja claro que el problema que tenía cuando hizo estos números de Crossed cuatro años antes es que aún estaba verde.

Ediciones anteriores

La edición de Panini no es la primera visita que hace Crossed al mercado español. Entre 2010 y 2013 vieron la luz cuatro tomos de la mano de la desaparecida Glénat. Tres de ellos se corresponden con los tres primeros de la reedición en tapa dura de Panini, y el cuarto fue el bizarro especial Crossed 3D, del que (aún) no tenemos noticias si veremos en esta serie o no. Por tanto, este cuarto tomo es el primero que tiene material completamente inédito, y un punto de reenganche ideal para los que ya tenían el material editado por Glénat.

En resumen…

Con tres tomos a sus espaldas, el entorno de esta serie ya es conocido. No encontraremos nuevos conceptos, no hay giros argumentales que convierten la serie en algo nuevo. Pero lo que sí hay es un razonablemente buen nivel de calidad en las historias que aquí se cuentan. Los que ya han leído las entregas previas saben a la perfección lo que se van a encontrar. Quizás no llegue al nivel de la miniserie fundacional (por lo que tengo entendido, para volver a alcanzar ese nivel hubo que esperar a la llegada del barbudo de Northampton en Crossed +100), pero sí que supera las dos entregas anteriores de David Lapham.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Crossed 4
Ennis Garth and Panini España
Precio: EUR 18,95
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com