Nueva entrega de la edición de Panini de la serie de los zombis más extremos de la historia. En este sexto tomo, tenemos tres... Crossed, volumen 6: El funesto inglés

Nueva entrega de la edición de Panini de la serie de los zombis más extremos de la historia. En este sexto tomo, tenemos tres arcos argumentales, por tres de los autores más importantes de la franquicia. A por ello.

El funesto inglés

Crossed no27

Arrancamos el tomo con un arco de cuatro números a cargo del creador de la serie, Garth Ennis. En The Fatal Englishman, Ennis nos presenta a un grupo de soldados británicos varios años después del estallido de la plaga. Vamos, que van un inglés, un escocés, un galés y un irlandés y no hay chiste, sólo muertos por todas partes. Este peculiar grupo se encuentra con un sacerdote católico que está cuidando de un grupo de niños, a los que está intentando llevar a alguna localización razonablemente segura, mientras ellos tienen un desquiciado plan para lanzar un ataque biológico contra la plaga de los Cruzados.

En esta historia, Ennis vuelve sobre una serie de temas que son recurrentes a lo largo de su carrera. Aparte de la violencia extrema, para la que en múltiples ocasiones ha demostrado tener buena mano cuando hace falta, tenemos aquí las reacciones de personas en situaciones límite, con la que inauguró la franquicia de Crossed, su oposición a la religión, como vimos en Predicador, el conflicto de Irlanda del Norte, que ha tocado en casi todas las series por las que ha pasado, desde Punisher hasta Hellblazer, o la camaradería entre los soldados que comparten guerra, como en War Stories. Avanzamos en el universo Cruzado al insinuarse por qué la plaga afecta a algunos humanos y no a otros.

Quizás no sea un Ennis que brille tanto como en otras obras suyas, pero sí es cierto que es el Ennis serio, no el autor de humor provocador cuasiadolescente, por mucho que se regodee por momentos en la violencia extrema. Pero eh, si no fuera así no sería Crossed, ¿no?

Vivientes

Crossed no22

En The livers, David Lapham recupera a Amanda, a la que ya vimos en Psicópata. Tras los sucesos que vivió en la historia anterior, Amanda ha quedado totalmente trastornada, y vive en una paranoia constante. Conoce en sus deambulares por mundo Cruzado a tres supervivientes que están no menos trastornados que ella, que intentan evadirse de la realidad  cambiando su personalidad periódicamente. Vemos aquí una historia en la que la locura se plantea como una forma de distanciamiento de los hechos traumáticos que los personajes tienen que vivir. Quizás la menos interesante de las tres historias del tomo, pero aún así no desprovista de interés.

Lapham se ha montado un microcosmos que une varias de sus historias, con un grupo de personajes que aparecen en varios de sus arcos argumentales. Así, Harold Lorre, el Psicópata al que hacía referencia el título del tercer tomo, se dejó caer por Meón, el arco argumental del circo visto en el tomo anterior, y Amanda, la protagonista de esta Vivientes, es la superviviente, aunque mutilada, de la mencionada historia. Aunque también muy duros en el plano psicológico, los arcos argumentales de Lapham son, sin duda, los más salvajes en la crudeza gráfica de todos los autores que han pasado por la serie hasta el momento. Sus mutilaciones, desmembramientos y, especialmente, planos sexuales son los más explícitos y visualmente más duros de todo lo visto hasta ahora.

Todo lo vence

Crossed no20

 

Si Spurrier vuelve en Conquers all a uno de los puntos más potentes del universo de los Cruzados: la infección inicial. Serena Long es una agente de libertad condicional de Los Ángeles, que mantiene una relación indebida con Mattias Vichnyak, un delincuente que está a su cargo. El planteamiento inicial de la historia es una de las grandes preguntas del género: ¿qué harías si una persona a la que quieres se convirtiera en un zombi? Aquí, Mattias es infectado pero reacciona de una forma diferente al resto de Cruzados. Es más calmado, menos salvaje, tiene un cierto autocontrol y es capaz de pensamientos más racionales y de sentimientos positivos. No queda claro si se debe a sus sentimientos por Serena cuando fue infectado o a su adicción a la ketamina. El título de esta historia, Todo lo vence, hace referencia al verso de Virgilio, Omnia vincit amor, El amor todo lo vence. Atentos, por cierto, al espectacular giro final de esta historia.

Spurrier debutó en Crossed con el cómic digital Wish you were here, y dio el salto a la serie de papel con este arco argumental. Posteriormente, ha escrito varios anuales, otro arco argumental en los números 37-39, y fue el sucesor de Alan Moore en Crossed +100.

El orden de publicación

El orden en el que aparecen las tres historias en este tomo es inverso a su publicación en grapa. Si hubiera un índice (que no lo hay), el orden en el que aparecerían los números sería 25-26-27-28-21-22-23-24-19-20. Tampoco supone un problema, porque las historias son totalmente independientes entre ellas.

Por cierto, esta extraña decisión no es cosa de Panini. El TPB original de Avatar tiene este mismo orden, y Panini ha editado el volumen original tal cual.

En resumen…

Crossed es una serie que transita en los terrenos del gore extremo. Pero, a diferencia de otros productos de ese género, la provocación y la casquería no son el objeto sino el entorno en el que se desarrolla la historia. El objeto de la historia es la reacción de personas normales ante situaciones límite, y en eso hay que reconocerle el éxito.

Dentro del género de zombies, y mirando hacia el mundo audiovisual además del cómic, podríamos diferenciar dos tipos de situaciones extremas. Por un lado, tenemos la violencia física, la casquería, como se suele decir. Y por otro, la psicológica. Centrado en el primer caso tenemos, por ejemplo, Braindead. Y en el segundo podríamos hablar de The Walking Dead. La gran virtud de Crossed es que funciona a un nivel muy alto en ambos registros.

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Crossed, volumen 6
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com