Hacía muchos años que no visitaba Expocómic. La última vez fue en 2009, con motivo de la visita de Tim Sale, a quien entrevistamos...

Hacía muchos años que no visitaba Expocómic. La última vez fue en 2009, con motivo de la visita de Tim Sale, a quien entrevistamos para esta misma web. Desde entonces, mi experiencia en Salones de grandes ciudades se reducía a los Salones del Cómic y del Manga de Barcelona.

Este año, con motivo de la 1ª Reunión de Podcasters, me he reencontrado con Expocómic, y ahora, esperando a coger el autobús que me llevará de vuelta a Barcelona, tengo sentimientos encontrados.

Entrevistando a Lolita Aldea y El Torres, autores del segundo tomo de Bribones (Dibbuks)

Entrevistando a Lolita Aldea y El Torres, autores del segundo tomo de Bribones (Dibbuks)

Por un lado, el cambio de ubicación le ha hecho ganar muchos puntos. Lo que antes parecía una nave industrial con stands, ahora adopta más la forma de una gran convención con varias plantas y diferentes áreas y zonas. Por otro, el disponer de más espacio hace que se pueda circular con más fluidez por las diferentes zonas, sin las estrecheces y los embotellamientos de otros años.

Como aspectos negativos, en primer lugar creemos necesario decir que se han echado en falta indicaciones sobre cómo llegar al recinto de la convención, a la salida del metro y en los alrededores. El visitante habitual, o quien lo recuerde del año pasado, sabrá dónde encontrarlo, pero el foráneo o el residente en la ciudad que no haya visitado nunca el Parque de la Casa de Campo, se puede encontrar con serias dificultades para localizar el evento. Habría estado bien colocar algunos carteles con flechas o indicaciones para orientar a los visitantes. Esperamos que tomen nota de un detalle tan sencillo y a la vez tan importante para próximas ediciones.

Rueda de prensa con Salvador Laroca

Rueda de prensa con Salvador Laroca

Además, es necesario destacar que la AEAC, al no disponer de financiación institucional, cuenta con un presupuesto muy limitado, y se nota en algunos aspectos. Por ejemplo, la zona de entrevistas se reduce a un cubículo hecho con paneles móviles, con una puerta pero sin techo, por lo que por la parte superior se filtra todo el ruido del exterior (y ya os digo yo que los asistentes a estos eventos no se caracterizan precisamente por su discreción y contención). Se carece también de una zona de prensa donde los periodistas y corresponsales puedan sentarse a trabajar, hablar con los autores o con miembros de la organización. Son aspectos que al visitante lúdico no incumben, pero que facilitan mucho la labor del visitante profesional.

La organización de la Isla de los autores, en mi opinión, ha sido un éxito este año. Disponía de una zona amplia, bien iluminada y muy visible para que los autores pudieran exponer sus obras y venderlas al público. Ahora bien, el éxito o no de cada autor depende en última medida de su talento o de la calidad del material que traiga a la venta o cómo lo exponga, pero el diseño y la ejecución de la Isla nos ha parecido un acierto.

Los autores de Baltasar y Franco, ganadores del Premio al Mejor Fanzine de esta edición

Los autores de Baltasar y Franco, ganadores del Premio al Mejor Fanzine de esta edición

Las exposiciones han sido un tema controvertido, al haber sido pocas y con escasa presencia de originales (sólo reproducciones, como ha sido el caso de la del Darth Vader de Salvador Larroca). Pocas actividades también para atraer a asistentes que busquen algo más que un gran mercadillo de cómics (cada vez menos), merchandising y camisetas y sí, un año más, gominolas y gofres con chocolate.

Ante las voces críticas con la organización de las Jornadas Comiqueras FNAC / SD, creemos que la AEAC no ha sabido aprovechar una sinergia con la concurrencia de ambos eventos en la misma semana. Actividades conjuntas de FNAC, SD y Expocómic en ambas localizaciones habrían resultado beneficiosas para todas las partes, y no habrían provocado división entre los asistentes, que en muchas ocasiones se veían obligados a decidir a qué actividades renunciar para poder asistir a otra.

Reproducción de original de Salvador Larroca, en la que aparece él mismo

Reproducción de original de Salvador Larroca, en la que aparece él mismo

Somos muchos los que nos hemos preguntado a qué se debe la no asistencia de las cuatro grandes editoriales: Panini, Planeta, ECC y NORMA (que ha estado presente más como tienda que como editorial). Es muy grave que el mayor evento comiquero que se celebra en la capital del país no haya contado con la presencia de estas editoriales catalanas. ¿Malas relaciones entre Ficómic y la AEAC? ¿Rencillas personales? ¿La famosa desconexión de Cataluña con el resto de España? Las teorías más plausibles conviven con las más peregrinas, pero la opinión general es que este desapego contribuye a que Expocómic parezca más un salón “de provincias“ que uno digno de la capital del país.

No podemos acabar esta crónica sin hacer referencia a la que para nosotros ha sido la actividad más importante del Salón, aunque extraoficial y paralela al mismo: la gran Podcast Jam. Un evento en el que se han reunido participantes de los más importantes podcasts sobre cómics de este país para grabar un programa especial con temas variados y muchas risas. Próximamente disponible online también para vuestro disfrute.

12366306_803837356395131_2520299345087288229_n

 

Pese a todo, el balance general de este Expocómic ha sido positivo. Esperamos que la AEAC tome nota de las carencias de este evento y las corrijan de cara a próximas ediciones.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com