Influencia que algo o alguien provoca sobre la manera de pensar o de actuar de una persona, que anula su voluntad y la lleva... Crimen Perfecto 1 de Arata Miyatsuki y Yuya Kanzaki

Influencia que algo o alguien provoca sobre la manera de pensar o de actuar de una persona, que anula su voluntad y la lleva a obrar de una forma determinada.

Esta es la definición de sugestión. Y esto es todo lo que necesita Tadashi Usobuki para cometer sus asesinatos en el manga. Una serie de crímenes perfectos que tienen completamente desconcertada a la policía porque están seguros de su participación en los actos pero carecen de cualquier pista y evidencia con la que poder relacionarle e inculparle.

Permitidme que os hable del protagonista de Crimen Perfecto. Usobuki es un apuesto varón de unos treinta años de edad. Tiene el pelo negro y viste un traje oscuro. Su principal particularidad es que sus pupilas son rojas y que ofrece sus habilidades a cualquiera que desee deshacerse de nadie. Aparentemente no cobra por sus servicios, no saca nada (pues no conoce a las víctimas), simplemente disfruta del hecho de matar y de influir en la mente de las personas mediante el arte de la sugestión, una disciplina que hasta hace poco se relacionaba con el hipnotismo y que no está carente de ciertos elementos esotéricos.

cp1

Pese a esta afirmación, los autores no nos dan pista o noción alguna de que Usobuki sea un ser sobrenatural. Su carencia de empatía, su absoluta frialdad lo hacen parecer casi inhumano, pero poco más. El halo de misterio que ha construido Arata Miyatsuki sobre él hacen que devoremos las páginas con una avidez fuera de lo normal. Queremos saber más sobre él, queremos conocer a sus próximas víctimas. En definitiva: queremos saberlo todo de este Crimen Perfecto.

Sin embargo, parece que estamos lejos de ello puesto que en este primer tomo solamente vemos una presentación del personaje y seis crímenes repartidos en tantos episodios. Es de agradecer que los autores gocen de la libertad creativa que suele ofrecer el mercado japones para contarnos una historia cruda, sin concesiones, en forma de un potente thriller psicológico que ahonda en los deseos más profundos del ser humano. Usobuki se erige prácticamente como una figura mesiánica vengadora y castigadora de los siete pecados capitales, así como en sentimientos como el amor, los celos, la rabia…

Ya sea para librarse de un acosador, de un vecino molesto, de una relación tortuosa o incluso de un niño pequeño, cada historia cala en lo más profundo de la psique humana ofreciendo una macabra moraleja en la forma de: Ten cuidado con lo que deseas.Porque no estamos ante una simple historia de asesinatos. Los autores retuercen la trama, le da una vuelta de tuerca y el resultado en todas y cada una de las muertes es sorprendente. Usobuki cumple con su cometido pero él no solo es verdugo, también hace las veces de juez y jurado si la situación lo requiere.

En la parte artística nos encontramos a Yuya Kanzaki que se defiende con habilidad con un estilo frío y sobrio que le sienta de perlas por lo general a la historia. Si que es cierto que en algunos pasajes igual debería mostrarse más visceral, dejándose llevar para mostrarnos más gore o más erotismo según sea el caso. Esto lo digo no por un deseo de leer un manga muy escabroso sino debido a la naturaleza del mismo por estar fuertemente arraigada a los sentimientos. Por este motivo creo que el dibujo debería ser más pasional y menos “mecánico” en algunas páginas.

prota crimen perfecto

Veremos por donde tira este Crimen Perfecto. La obra lleva publicados nueve volúmenes en Japón. Quiero presuponer que la historia avanza y que poco a poco vamos sabiendo más cosas de Usobuki, así como de los agentes de policía que le dan caza. De momento me tiene tan enganchado como me tuvo Death Note en su día. En Japón la serie goza de un gran éxito e incluso tuvo una adaptación Live Action el pasado año 2017, un logro solo al alcance de los mangas más relevantes y este exponente del género Seinen, desde luego que lo es.

Deseando leer el segundo tomo.

 

cp2
Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com