Las dos grandes, Marvel y DC, no dejan de ser caras de la misma moneda. Y es curiosa la coincidencia de argumentos y estructuras...

Las dos grandes, Marvel y DC, no dejan de ser caras de la misma moneda. Y es curiosa la coincidencia de argumentos y estructuras que plantean a veces con pocos meses de diferencia.

En 2005, ambas plantearon un evento cósmico, Aniquilación en la primera y Crisis Infinita en la segunda. Ambas constaban de un especial de presentación, cuatro series limitadas de preparación y una serie principal al finalizar las anteriores como evento principal. El especial de inicio de Crisis, Cuenta Atrás A Crisis Final salió a la venta en mayo de 2005, y Aniquilación: Prólogo salió en marzo de 2006, con lo que podría pensarse que la estructura de Aniquilación estaba inspirada en la de Crisis.

Más sorprendente es la coincidencia argumental entre Necrosha (mini evento entre X-Force, X-Men: Legado y Nuevos Mutantes) y La Noche Más Oscura: superhéroes muertos vuelven a la vida por las acciones de un villano con control sobre la muerte, Selene en el primer caso y Nekron en el segundo. Blackest Night 1 salió a la venta en julio de 2009, y X-Necrosha en octubre de 2009. Teniendo en cuenta tiempos de planificación, escritura, dibujo, distribución… es absolutamente imposible que Kyle y Yost hubieran tenido en sus manos el primer número de Blackest Night cuando se pusieron a escribir Necrosha. Más aún teniendo en cuenta que ambas historias llevaban tiempo preparándose en sus respectivos universos.

Y ha vuelto a ocurrir.

El 1 de abril, DC sacó el número 0 de Convergencia. El 2 de mayo, Marvel sacó el especial del día del cómic gratis de Secret Wars. Ambas series tienen el mismo punto de partida: Una entidad todopoderosa crea un planeta nuevo formado por distintas épocas y continuidades de la historia de la editorial, y los personajes de cada una de ellas se verán enfrentados. Y lo mismo que en el caso anterior, Convergencia es la continuación de El Fin Del Mañana, serie que duró un año, y Secret Wars es la conclusión de la etapa de Jonathan Hickman en Los Vengadores, desde unos dos años atrás. De Secret Wars ya hemos empezado a hablar aquí, así que ahora vamos con Convergencia.

convergencia

La cosa empezó, como ya hemos dicho, hace un año con El Fin Del Mañana. En esta historia ambientada dentro de cinco años veíamos el futuro cercano del actual Universo DC como pasado a evitar de un futuro postapocalíptico un poco más lejano en el que la Tierra está dominada por Hermano Ojo. Del futuro lejano se intenta enviar al presente a alguien para evitar la creación de la susodicha inteligencia artificial, pero llega demasiado tarde. El esperado final de esta serie semanal resultó no ser un final. Acabó con un «continuará» y una conclusión anticlimática que a muchos nos dejó sorprendidios y decepcionados a partes iguales, y aquí se retoman parte de las tramas. Las relacionadas con Brainiac, al menos.

Brainiac siempre ha sido un coleccionista de ciudades. En su primera aparición, allá por 1958, intentó meter Metropolis en una botella, de la misma forma que ya lo había hecho con Kandor en Krypton tiempo atrás. El personaje es reescrito y redefinido periódicamente (especialmente rara era la versión de Marv Wolfman, en la que era una mente coluana poseyendo a un mentalista terrestre y convirtiéndose en un asesino en serie que buscaba fluidos craneales), pero antes o después vuelve al coleccionista de ciudades embotelladas. En la versión actual, recurrimos al esquema tradicional… salvo por el pequeño detalle de que colecciona ciudades de distintas épocas, universos o incluso de líneas temporales extintas. Y todas esas ciudades (curiosamente, muchas de ellas son Gothams y Metropolis, pero ningún Burgos de momento) son plantadas en un planeta llamado Telos, en el que un agente del mismo nombre (supongo que un homenaje al brujo Tolos, creador de la Kandor post-Crisis pre-yo-qué-sé… los lectores habituales de DC ya me entendéis) pone a los campeones de las ciudades en cuestión a zurrarse.

La historia del televisivo Jeff King (guionista en Ladrón de Guante Blanco, Stargate, Continuum o Mutante X) es más simple que el mecanismo de un chupete, pero de momento funciona… en cierto modo. Se centra en los personajes supervivientes de Tierra 2 (uno de los conceptos que más me gustaron de los Nuevos 52, si vas a hacer una reinvención de un personaje, hazla con todas las consecuencias… los pequeños cambios cosméticos aportan bien poquito) para darle color al entorno en el que se desarrollarán los múltiples tie-ins (80 de ellos frente a 9 números de la serie principal), que es donde está la gracia del evento. Y aunque ver a Val-Zod visitando Skartaris puede tener su gracia, el placer culpable de esta saga está en ver a distintas versiones de personajes conocidos zurrándose entre ellos. Porque no nos engañemos, esto es más un Contest Of Champions multidimensional que otra Crisis En Tierras Infinitas.

¿Y qué tal, en general? Bueno. Hay de todo, como en botica. Los hay entretenidos, los hay legibles sin más, los hay memorables y los hay directamente infames. Por mencionar los dos extremos, podría decir que el publicado en el número 42 de la serie mensual de Superman, por Dan Jurgens y Lee Weeks, que nos trae de vuelta al Superman de siempre (de siempre entre 1986 y 2011, vamos) es el mejor tebeo que he leído de Superman desde… no sé, como mínimo desde la época de Geoff Johns y Gary Frank. Y en el polo opuesto, la pelea de Acero con Gen13 me tenía con los ojos como platos pensando a cada viñeta cómo podía seguir leyendo eso. Pero ya iremos desgranando las correspondientes historias.

¿Y la edición en castellano? Bueno. Supongo que todo lo correcta que puede ser con lo caótico que supone tener que sacar 89 tebeos en dos meses. La serie central, semanal en su edición original, sale aquí recopilada en dos tomos. Tie-ins en las series mensuales de grapa, y tomos recopilando más tie-ins agrupados por época de la que vienen los personajes. Si acaso, se podría uno quejar de que ECC ha dejado fuera del tomo el epílogo del número 0, unas páginas bajo el título Fight For Your City: Who’s Who In Convergence?, que sirven de guía a las épocas representadas, lo que provoca una cierta falta de trasfondo de etapas que no han sido publicadas en castellano como el universo Stan Lee, Tangent, Capitán Zanahoria o Justice Riders. Esperemos que salgan al final del segundo tomo.

Convergence 030

Respecto a la trascendencia posterior del evento… como siempre, la pregunta del millón. Hasta que la historia no acabe no lo sabremos. Pero por lo pronto ya hay una consecuencia: los personajes previos a los Nuevos 52 no han sido borrados de la existencia. ¿Dónde están? ¿Han sobrevivido los personajes pero han sido borrados los universos? ¿Es la Tierra de los Nuevos 52 una tierra distinta a la Tierra Uno clásica? ¿Ha habido renumeración de tierras y la antigua Tierra Uno es alguna de las tierras desconocidas de la Guía del Multiverso de Grant Morrison? Y es más, ¿por qué nos ponen tan difícil a los lectores de DC estar al tanto de la continuidad oficial?

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com