En un Tales of Asgard de 1965, Stan Lee y Jack Kirby, en su labor de expansión del universo de Thor —el Thor rubiales... Colección NGM: El estandarte del cuervo y otros relatos

En un Tales of Asgard de 1965, Stan Lee y Jack Kirby, en su labor de expansión del universo de Thor —el Thor rubiales y hormonado de los tebeos— nos presentaron a tres conocidos ciudadanos de Asgard: Fandral, Hogun y Volstagg. Por orden, un mujeriego espadachín de pinta afrancesada con bigotillo y perilla dorados, un recio y parco en palabras guerrero que por sus vitolas bien podría pasar por miembro del ejército mongol de Genghis Khan, y un voluminoso fortachón que todo lo que tiene de noble lo tiene de tragador y despistado. Sí, supongo que no hay nadie que haya leído las andanzas primerizas de estos tres y que no haya visto en ellos al sucedáneo nórdico de Aramis, Athos y Porthos.

Pero a diferencia de los escenarios y el tipo de aventura de los mosqueteros de Dumas, en el tomo del que hablaremos hoy encontramos trolls, ogros, magos, enanos, gigantes, sirenas… y otras clases de seres de los que inundaban las páginas de la novela y los libros de rol de corte fantástico de hace tres o cuatro décadas. Este material tiene sin lugar a dudas un delicioso aroma añejo.

el estandarte del cuervo img1

Continuando con la colección Novela Gráfica Marvel, esa selección de títulos con lo más granado de la editorial y que bien se puede disfrutar al margen de grandes arcos y continuidades, hace unos meses Panini Comics sacaba a la venta la tercera entrega: Novela Gráfica Marvel. El Estandarte del Cuervo y otros relatos. Una serie de historias centradas en asgardianos secundarios. Números que cuentan con la dupla formada por el guionista Alan Zelenetz y el dibujante Charles Vess como denominador común… con la excepción del Marvel Spotlight #30, de Len Wein y John Buscema, ahí es nada.

Como en la película francesa Los visitantes o aquellas historias de Conan ambientadas en el presente, en ¡Una noche en la ciudad!, número que abre el tomo, Wein y Buscema nos relatan las andaduras de Fandral, Hogun y Volstagg por las calles de la Nueva York de los años 70. La primera incursión de Los Tres Guerreros en un experimento para saber cuál era la acogida de los lectores hacia unos personajes que, por aquel entonces, eran novedad. Una curiosidad entretenida y que gira en torno a la búsqueda por parte del trío de intrépidos asgardianos de la pareja de una mujer desesperada. Una excusa para la aventura que no es algo que pasar por alto, pues aunque el resto de historias las firman Zelenetz y Vess, a excepción de El estandarte del cuervo, siempre hay un novio o marido desaparecido que hallar y rescatar. Es flipante. Qué obsesión.

A esta historia le suceden diversos números de Marvel Fanfare, en los que también se buscan maridos perdidos, y El estandarte del cuervo. Eso sí, todos ellos ya en parajes más clásicos de la literatura heroica y con Zelenetz y Vess a los mandos, que serán una constante en todo lo que resta de tomo.

el estandarte del cuervo img2

Aunque pueda parecer contradictorio, leer historias como estas, con un aire tan tan tan clásico (aunque siempre con su punto de originalidad), pueden suponer un soplo de aire fresco. Muchas veces, volver a las raíces del fantasy te retrotrae a las tardes de rol, la Dragonlance, o aquellas sensaciones que te dejaban clásicos como El cantar de los nibelungos. Sí, no esperéis encontrar aquí hazañas sobre Thor y sus «vengativos» compañeros superheroicos; esto está bastante más cerca del BD de caballerías que de salvar Asgard de razas hostiles venidas de recónditos rincones del espacio exterior. Más cerca de la Odisea que del Thor de Aaron, del que debo admitir, aunque tampoco es que venga mucho a cuento, me bajé en la segunda o tercera grapa de esta tercera oleada por hastío y por no poder aguantar el confuso dibujo de Mike del Mundo (una pena, porque creo que en Relatos Salvajes lo hicieron de pegada juntos).

Así que, alejándonos bastante de la tendencia sci-fi del cómic americano actual, en El estandarte del cuervo, historia referencia de esta entrega, Alan Zelenetz y Charles Vess nos relatan la historia de una saga familiar asgardiana, los Grimson, cuyo sino no es otro que el de portar un estandarte que pasa de padres a hijos; un estandarte con un cuervo negro bordado que les conduce inexorablemente a una épica victoria en batalla que también trae consigo la muerte y un pasaje en el carruaje alado con parada final en el mismísimo Valhalla. Un noble cometido con un trágico desenlace que el bueno de Greyval, el último eslabón de la estirpe de los Grimson, parece querer evitar. Un joven cuyas dudas le convierten en presa fácil de unos trolls que además de ser maestros del engaño, codician el estandarte y pretenden ver arder todo. Dulce odisea.

De Zelenetz destacaría la cuidada oratoria de narrador clásico de relatos épicos de este corte, con expresiones que suenan rimbombantes y líricas como puede ser: «…antes de que el este fuese el este y el oeste, el oeste». ¡Ja! La manera perfecta para que el arte de Charles Vess, que tiene un nivelón espectacular, termine por embelesarte y te dejes llevar. Qué bonito sería ver un Thor actual con un dibujo de este corte clásico tan bien trabajado.

Por cierto, a aquellos aficionados al pulp, el tebeo y la bizarrada os recomiendo encarecidamente la cuenta tumblr de Vintage Geek Culture (que llegó a mis oídos gracias a los amigos de Nivel 13 León Ángel y Javi, el dúo más comiquero de todo Midgard). En ella, se rescatan un par de apuntes bastante curiosos sobre Zelenetz: que fue la persona a la que Simonson sustituyó en Mighty Thor, y que en 1982 se le incluyó junto a Moore y Miller en un artículo de Comics Journal titulado The Three Men Who Will Change Mainstream Comics. Quizás eso os despierte la curiosidad a aquellos que no conozcáis a este escritor estadounidense que no se prodigó demasiado, la verdad sea dicha.

el estandarte del cuervo img3

Lo dicho, una ración de tebeo clásico para aparcar un poco el martillo y blandir la espada, que creo gustará sobre todo a aquellos que disfrutan con la fantasía y el histórico más propio del cómic europeo. Placentera lectura a la sombra de Yggdrasil.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
El estandarte del Cuervo y otros relatos
Zelenezt and Panini España
Precio: EUR 23,75
Summary
Review Date
Reviewed Item
Colección NGM: El estandarte del cuervo y otros relatos
Author Rating
51star1star1star1star1star
Compartir:

Jaime G. Rueda

¿Qué decir? Si mezclas las más brutales paranoias de Charles Burns y Brandom Graham te quedas corto para describir la mierda que deambula por mi azotea. Esperad, ¿lo oléis?... creo que se me está quemando la comida. Ahora vuelvo. @Jaime_G_Rueda @elhdlt

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com