Estamos ya ante el quinto tomo de los seis que van a componer la totalidad de Cinema Purgatorio. A estas alturas ya hemos hemos... Cinema Purgatorio 5

Estamos ya ante el quinto tomo de los seis que van a componer la totalidad de Cinema Purgatorio. A estas alturas ya hemos hemos hablado de sobra sobre esta fórmula que a modo de las viejas revistas de comics incluye cinco historias serializadas sin nada que ver entre ellas.

Cinema Purgatorio 5

En cada uno de los tomos anteriores ya hemos comentado más que suficiente sobre cada una de las historias y, a riesgo de que las cosas giren en el último tomo, no es el caso de este Cinema Purgatorio 5, que continúa por los derroteros marcados hasta ahora. Por eso no creo que resulte demasiado grave si hago una imprecisa y escueta definición de una frase sobre el desarrollo de cada título antes de pasar a las consideraciones generales.

Así tenemos Cinema Purgatorio, la obra que da título a la antología, por Alan Moore y Kevin O’Neill continuando con su personal repaso al cine clásico con esa estructura de procedimental que nos lleva a pensar en que hay un hilo conductor tras la misteriosa identidad de la protagonista, que suponemos que será revelada en el último tomo.

Cinema Purgatorio 5

Garth Ennis se nos presentaba como segunda cabeza de cartel con su Código Pru, que pese a tener la garantía de calidad que da el norirlandés, parece haber perdido cierto fuelle. El tono puramente anecdótico nos hace echar de menos algo más de sustancia y pese al personal e impactante estilo de Raúlo Cáceres, resulta aquejado de una cierta rigidez narrativa que no termina de hacerle bien a los guiones de un autor donde el componente emocional es vital.

Kieron Gillen aprovecha ese pequeña caída para adelantarle por la derecha con Modis, que junto con Nahuel López, huye de la estructura de procedimental de las dos cabeceras anteriores para ofrecernos una sola historia serializada que crece a cada número y aprovecha su estructura para un uso magistral del el plot twist y el cliffhanger.

Cinema Purgatorio 5

Raro sería que a estas alturas levantara el vuelo la plomiza Una unión más perfecta de Max Brooks, que ni el cambio de dibujante a Gabriel Andrade logra remontar. Andrade repite de nuevo en Colosal, con Christos Gage, otra historia serializada ejecutada de manera muy correcta, pero francamente prescindible.

Y es que pese a que todas estas historias tienen mucho más sentido dentro de este homenaje colectivo a las revistas de cómics e incluso con sorpresas como Modis, no hay duda de que el atractivo que nos acerca a Cinema Purgatorio es la obra de Alan Moore y Kevin O’Neill. Esta pareja creativa juega con otras reglas distintas a las de todos los demás. Cada capítulo de Cinema purgatorio requiere tanto tiempo de lectura como la suma de todas las demás historias y satisface proporcionalmente.

Cinema Purgatorio 5

Da igual que en más de una ocasión haya que echar mano de Google para descifrar algunas de las sus oscuras referencias, pero en cada capítulo tenemos una revisión de alguna figura de Hollywood; un experimento narrativo nuevo, que van desde el music hall, la conversación de los cadáveres (en el armario?) de Hollywood o la visita a la feria de monstruos de Tod Browning y una pieza más en el puzzle de la identidad de la protagonista y este enigmático purgatorio. Salvo quizá en el caso de Browning, donde por algún motivo parece ser algo más benévolo, Moore destila mala leche y pese a la profusión de referencias nos deja un tebeo donde la sonrisa cómplice e irónica son el objetivo.

Se da una curiosa paradoja en Cinema purgatorio. Ya que, admitámoslo, el resto de las historias no están a la altura de la cabecera principal, tal vez podría parecer mejor leer recopilada la historia de Moore y O’Neill. Sin embargo ya sabemos que Moore suele ser muy consciente del formato para el que trabaja y Cinema purgatorio está pensada para ser leída en pequeñas dosis. ¿Recordáis lo que sucedía con los extras de Providence a leer en tomo y no en grapa como pensó Moore? Pues disfrutad cada número de Cinema purgatorio como la revista como la que fue concebida y os aseguro una experiencia mucho más satisfactoria.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Cinema Purgatorio 5
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com