Al final de la Guerra Civil, la familia Granger va en busca de un tesoro escondido por su difunto padre. Pero, ¡cuidado! ¡El camino... Carne de Patíbulo. Integral

Al final de la Guerra Civil, la familia Granger va en busca de un tesoro escondido por su difunto padre. Pero, ¡cuidado! ¡El camino está lleno de trampas! Por el honor, por la libertad, por venganza o por un puñado de dólares, cuatro destinos se unen en una horda que cabalga furiosa hacia lo más profundo de un Tennessee devastado por la guerra. Cuatro destinos en un único camino, el que conduce hacia el oeste, donde es inevitable transgredir todas las leyes.

Las heridas causadas por la guerra civil estadounidense tardaron mucho en cicatrizar, y algunas de ellas todavía siguen abiertas para algunos descendientes de los que allí y entonces lucharon. Prueba de ello son las características e inamovibles definiciones políticas que predominan en determinados estados del país. No obstante, esa época de su historia despierta, sobre todo en lo referente al noveno arte, más interés fuera de sus fronteras, a la luz de la cantidad de cómics dedicados a este periodo histórico que se publican cada año en Europa. Si bien a mediados del siglo XX el western era un género muy en boga en las diferentes manifestaciones culturales como el cine, la radio, la literatura y el cómic, con el tiempo ha abandonado su predominio para dar paso a otros géneros. Sin embargo, en Europa el western sigue tan vivo como siempre. En Italia, por ejemplo, los cómics de Tex publicados por la editorial Bonelli se publican ininterrumpidamente desde hace 70 años. Otros autores italianos como Serpieri (La india blanca) o Berardi & Milazzo (Ken Parker) han tocado el tema, mientras que en Francia la producción es aún más ingente: Durango (Yves Swolfs), Pinkerton (Guérin & Damour) o Sykes (Dubois & Armand) son sólo algunas de las obras de las que hemos dado cuenta en esta web. Ni siquiera los autores españoles se han podido resistir al poderoso influjo del western, con obras como Los Guerrilleros (Blasco, Cussó y Larraz).

Carne de Patíbulo

En este Carne de patíbulo son los franceses François Capuron y Fred Duval (¡Tiembla Roma!, La Revolución Rusa) los encargados de tejer una historia de ambición y venganza, con la postguerra civil norteamericana como telón de fondo. Las viejas rencillas entre los ejércitos de Norte y el Sur hacen de catalizador para una confrontación que va más allá de las heridas de guerra. Una viuda consumida por el alcohol y el deseo de venganza, un oficial obsesionado con su misión, un indio mestizo rechazado dondequiera que va y una mujer de pueblo que vio cómo masacraban a 20 de sus conciudadanos son los protagonistas de esta historia coral en la que la búsqueda de un tesoro oculto no es más que el mcguffin para un análisis de las consecuencias de la obsesión, la venganza, el rencor y la desesperación. Los personajes están atrapados por un destino del que no pueden escapar, y están abocados a una espiral de violencia y destrucción que marcará su final. Es la ley del salvaje oeste, la del ojo por ojo y diente por diente. La ley de una época en que las voces de las balas resolvían todas las discusiones y la amenaza de la horca bastaba para poner en su sitio al más pintado.

Al dibujo está Fabrice Jarzaguet, en la que fue su segunda obra publicada después de Bunker Baby Doll (1997). Jarzaguet mezcla algo del toque superheroico estadounidense de finales de los 90 con la tradición de la BD francobelga, en un estilo que encaja perfectamente en cualquiera de ambos géneros. Jarzaguet crea una ambientación realista en todos los escenarios que dibuja, desde los pequeños pueblos sureños a las minas de oro abandonadas, pasando por bosques, ciudades y desiertos. Sus personajes, creados por Capuron y Duval, están bien definidos y son coherentes con sus ideales y motivaciones, lo cual no siempre es fácil cuando se crea una obra que se prolonga durante 4 volúmenes, publicados en Francia de 2002 a 2007.

Carne de Patíbulo

Este Carne de patíbulo integral publicado por Ponent Mon recoge el mismo material que el original francés, en una lujosa edición a tapa dura y color a un precio muy competitivo. En la mejor tradición de westerns franceses, esta obra está llena de balas, violencia, y muerte. Una recreación realista de un época violenta, alejada de la amabilidad con la que trataron el tema obras de corte más cómico como Lucky Luke o Los casacas azules. Carne de patíbulo es western auténtico, del que te deja con ganas de un buen trago de bourbon sureño después de leerlo.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Carne de patíbulo integral
Capuron/Duval/Jarzaguet
Precio: EUR 36,10
Summary
Review Date
Reviewed Item
Carne de Patíbulo. Integral
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com