Se decía tradicionalmente que el Universo Marvel sólo tenía cuatro cadáveres no resucitables: Ben Parker, Gwen Stacy, Bucky Barnes y el Capitán Marvel. Por...

Se decía tradicionalmente que el Universo Marvel sólo tenía cuatro cadáveres no resucitables: Ben Parker, Gwen Stacy, Bucky Barnes y el Capitán Marvel. Por culpa de (o quizás, gracias a) una muy inspirada idea de Ed Brubaker, Bucky abandonó el camposanto Marveliano para volver como Soldado de Invierno en un meticuloso y espectacular ejercicio de retrocontinuidad, pero los otros tres aún siguen bajo tierra. De Gwen Stacy mejor no hablamos, pero en alguna ocasión se ha vuelto a ver al Tío Ben y Mar-Vell, aunque han resultado ser skrulls o versiones de mundos alternativos. Afortunadamente, porque resucitar al Tío Ben sería tanto como quitar la razón de ser de Spider-Man y traer de vuelta a Mar-Vell equivaldría a una burla a esa maravilla que fue La Muerte del Capitán Marvel, reeditada por Panini hace cinco años en el tomo de la línea Marvel Gold Vida y Muerte junto con toda la memorable etapa de la serie regular del personaje de Jim Starlin, arquitecto supremo de la dimensión cósmica de la editorial y creador de personajes como Thanos, Gamora, Drax, Eon, Orden y Caos o la encarnación de la Muerte en el Universo Marvel.

Y no debió funcionar mal ese tomo, no. Desde entonces, se han publicado otros tres, a ritmo anual. El Juicio del Vigilante, con la etapa inmediatamente posterior a la de Starlin, a cargo de Steve Englehart, en 2014. Llegada, con el origen del personaje y los primeros once números de su colección, con guiones de Stan Lee, Roy Thomas y Arnold Drake, en 2015. Y hace unas semanas ha aparecido Desencadenado para cubrir el hueco entre Llegada y Vida y Muerte, haciendo que ya estén editados a tamaño original y a color los primeros 46 números de la colección Capitán Marvel, y estando cada vez más cerca de tener la colección completa en este formato. ¿Quizás un último tomo con los 16 números que quedan para 2017? No es descartable.

capitan marvel desencadenado

Este tomo cubre una importante temporada de cambios para el personaje. Cerrada justo en el final de Llegada la trama del triángulo amoroso entre el Capitán Mar-Vell, la médico Una y el malvado coronel Yon-Rogg, empezamos aquí con los nuevos poderes otorgados por la misteriosa entidad Zo, de la que pronto descubriremos su identidad. Y tras unos números de transición a cargo de Gary Friedrich y Archie Goodwin, con la vuelta de Roy Thomas a la serie acompañado de un soberbio Gil Kane, nos deshacemos del traje militar blanco y verde con el que fue creado el personaje para adoptar la que ya fue la imagen definitiva del personaje, nega-bandas incluidas. Son cinco números vibrantes, llenos de fuerza, en los que veremos el origen de la relación entre el Capitán Marvel y Rick Jones a través de la Zona Negativa.

Lamentablemente, después de estos cinco números, la serie fue cancelada en agosto de 1970 con su número 21. Pero Roy Thomas era consciente del potencial que tenía esta extraña pareja y se la llevó a Los Vengadores, otra de las series que escribía por entonces, convirtiendo a Rick Jones y Mar-Vell en uno de los ejes principales de una de las mejores sagas de la historia del grupo: La Guerra Kree-Skrull, de junio de 1971 a marzo de 1972. La cosa debió funcionar, porque en septiembre de 1972 la cancelada serie Capitán Marvel fue reabierta continuando, dos años después, con el número 22, pero esta vez con Gerry Conway, Marv Wolfman y el supermaniano Wayne Boring al timón para dar la bienvenida, tres números después, a la época dorada del personaje en las manos de Jim Starlin.

¿Qué tenemos, entonces, en este Desencadenado? Fundamentalmente, dos cosas.

La primera, la reinvención de un personaje a un nivel tal que podríamos decir que es una auténtica creación. La imagen y características del Capitán Marvel que hay en la mente del lector medio de cómic superheroico es la que define Roy Thomas aquí, siendo estos números el auténtico origen del personaje tal cual ha pasado a la historia. El tipo del traje verdiblanco raro que hay antes se queda en una mera curiosidad.

Y la segunda, quizás no tan trascendente pero sí importante para el coleccionista, un tomo con historias de muy buena calidad que viene a rellenar un hueco en la edición de esta serie, siendo, además, la primera edición en castellano a color y a tamaño cómic que se hace de esta etapa. Anteriormente, estos números sólo se habían visto en las ediciones reducidas y en glorioso blanco y negro de Vértice y de la Biblioteca Marvel de Fórum.

¿Es un must, entonces?

A ver, hablemos claro. Me consta que las historias de la Marvel de los 60 no son para todos los paladares. Para mí sí que es un tebeo imprescindible, pero es que el Capitán Marvel es un personaje que siempre me ha fascinado profundamente. Y además estamos ante una de las historias fundamentales del rincón cósmico del Universo Marvel.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com