Llega ese momento del año que toca evento nuevo. Y habitualmente, cada vez que nos prometen que nada volverá a ser lo mismo y que...

Llega ese momento del año que toca evento nuevo. Y habitualmente, cada vez que nos prometen que nada volverá a ser lo mismo y que todo va a cambiar, nuestro subconsciente se pone rockero y empieza a sonar en nuestra cabeza una canción de Cinderella de 1990 que decía «The more things change, the more they stay the same«. Y es que, año tras año, cada crossover que nos han vendido se ha acabado diluyendo en la nada, y pocos años después todo vuelve a ser lo que era. Hagamos un repaso a los eventos en lo que va de siglo dentro de Marvel.

Empezamos en 2000-2001 con Maximum Security. Una alianza de civilizaciones alienígenas aísla a la Tierra porque es una fuente de problemas y la quieren convertir en un planeta prisión. Tan prescindible como intrascendente, a finales de año nadie se acordaba de su existencia.

Dinastía de M nos llegó en 2005. Siempre me han hecho gracia las historias de mundos alternativos, y ésta funcionaba bastante bien en ese aspecto. Y además parecía que ese “No más mutantes” iba a tener consecuencias… y así fue durante siete años, hasta que después de AvX volvió a haber mutantes, dejando la trascendencia posterior de este evento en agua de borrajas.

Dinastía de M

2006 fue el año de Civil War. ¡Esta vez sí que sí! ¡Nada volverá a ser igual! El Acta de Registro, la desconfianza entre los héroes, la muerte del Capitán América, un grupo de héroes en cada Estado, la Academia Vengadores… ¿Y qué queda de todo eso hoy en día? Efectivamente: nada. Si acaso, el recuerdo de un blockbuster veraniego que se resume, básicamente, en una ensalada de tortas sin demasiado sentido.

Civil War

En 2008 vino Invasión Secreta. Unos personajes mueren, otros viven, pero dado que el inframundo superheroico tiene una puerta giratoria, si no hubiera ocurrido tampoco habría pasado nada. Y su continuación, Reinado Oscuro, con Norman Osborn gobernando el mundo libre, duró aproximadamente un año, hasta que Asedio le puso fin en 2010. Hoy en día ni siquiera se hacen menciones a H.A.M.M.E.R.

2011 nos trajo Miedo Encarnado, una historia tan profunda como “personajes superpoderosos con martillos muy grandes destrozan todo”. No debió existir nunca, es la mayor ponzoña que ha salido en los últimos años y afortunadamente, nadie se acuerda de ella salvo para hacer comentarios irónicos.

AvX de 2012 tuvo una motivación estrictamente comercial. La llegada de los Nuevos 52 de DC hizo que Marvel desapareciera del Top 10, y que hasta Aquaman (¡Aquaman!) vendiera más que los ya cinematográficos Vengadores. Así que un recital de tortas entre las primeras espadas de la editorial tenía que funcionar sí o sí… y lo hizo. ¿La historia? Bueno, pues un poco como siempre. Deshizo la situación creada en Dinastía de M, muere algún personaje que ya había muerto varias veces antes y sí que da una vuelta de tuerca al enfoque de Cíclope que aún se mantiene.

AvX

Infinito, en 2013, sólo tuvo una consecuencia destacable: las nieblas terrígenas de los Inhumanos están sueltas por la Tierra y puede activar los poderes de los portadores del gen de esta especie en cualquier momento y lugar. Vamos, que ha aparecido una nueva raza de mutantes de cara a futuras películas.

2014 tuvo dos macroeventos. El primero, Pecado Original, es una colección de miniretrocontinuidades que tampoco aportan demasiado, y murió Uatu, un personaje secundario que tampoco tenía tanta importancia. El segundo y último evento hasta este mes ha sido Axis, que ha tenido dos consecuencias. Por un lado, cambia la genealogía de Mercurio y la Bruja Escarlata OTRA VEZ MÁS, y ha cambiado de bando a Iron Man, Kaos y a Dientes de Sable. Iron Man ya ha tenido una moralidad cuestionable ni se sabe la cantidad de veces, Kaos estaba con los malos al principio de Proyecto Exterminio, y Dientes de Sable estuvo en las filas de Factor X en los 90. Nada nuevo bajo el sol. Lo único bueno que se me ocurre de Axis es que no es Miedo Encarnado.

¿Qué implica esto? Una cosa muy clara. Que la experiencia hace que, por mucho que nos vendan la importancia y la trascendencia de esta nueva Secret Wars, no pueda evitar mirarla con mucho escepticismo, por muy bien que pinte, y la verdad es que pinta mucho mejor que cualquiera de los eventos de los últimos 15 años, aunque sea la versión Marvel de Crisis En Tierras Infinitas. Por cierto, hasta el efecto de Crisis, esa Tierra única, ha sido deshecho en el Universo DC. Sic transit gloria mundi.

 

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com