Desde que Cable debutó como tal en The New Mutants 87 han sido muchas las veces que ha contado con una serie regular. Desde... Cable Tomo 1: Gran calibre, de Gerry Duggan y Phil Noto

Desde que Cable debutó como tal en The New Mutants 87 han sido muchas las veces que ha contado con una serie regular. Desde la primigenia, que superó las cien entregas, se reconvirtió en Soldier X (inédita en España), pasando por una muy divertida cabecera coprotagonizada por Masacre o la anterior a la colección que nos ocupa, que no llegó al año de vida y que no le importa a nadie (pese a contar con dibujos de Carlos Pacheco).cable

El origen de Cable ha sido contado y recontado. Ha sido héroe, casi villano algunas veces. Su historia es bastante retorcida (hijo de un mojigato capullo y un clon perverso, bastante bien salió), hasta que un buen día Ed Brisson decidió que había que limpiar el patio mutante y no solo devolvió a la Patrulla X original a su tiempo, de paso también se cargó al Cable carroza de toda la vida y lo sustituyó por su versión joven. Todo esto sucedió durante los acontecimientos de Exterminio y luego continúo en la penúltima, y recomendable, colección de X-Force que solo duró diez números.

Sucede también que un buen día en el seno de Marvel decidieron que ya era hora de dar un buen meneo a la parcela mutante. Se contrató a Jonathan Hickman, que durante dos miniseries puso patas arriba todo lo que estaba establecido, creando a continuación el landscape más ilusionante que han tenido los de la X desde la recordada etapa de Grant Morrison. En un principio Cable fue integrado en la serie principal, guionizada por el propio Hickman, como un miembro más del Clan Summers. Sin embargo, se trata de un personaje con tanto potencial que no ha tardado en contar con serie propia como parte de la segunda oleada de lanzamientos de Amanecer de X.

excalibur

Para narrar las aventuras del joven Nathan Dayspring Summers, Ed Brisson ha cedido la batuta de director al siempre solvente Gerry Duggan. El escritor, que también nos está haciendo pasar un rato de lo más divertido en Merodeadores, ha optado por recordarnos que en esta nueva versión, el clásico mutante de los armatostes y dientes apretados no es más que un chiquillo adolescente. Un enfoque que nos resultará bastante novedoso por su absoluta frescura y por conducir la serie con una absoluta falta de pretensiones más allá que la de entretener.

Por ello lejos del dramatismo, el misterio o la épica que envuelve al resto de serie mutis, Cable es una colección divertida, un slice of life con bastante acción que nos deja ver la parte más bravucona, insolente y contestona del protagonista. También seremos testigos de primera mano de cómo es su relación con su padre o su tío Logan, además de verlo interactuar con otros mutis jóvenes del estilo de Armadura o Pixie. Una rebeldía propia de un quinceañero desventurado y rebelde sacado de una película de John Hughes.

cable

En estos primeros cinco números Gerry Duggan nos cuenta muchas cosas. Desde sus amoríos con las Cucos (sí, en plural, que ahora lo del poliamor está a la orden del día), sus visitas a Masacre o incluso una mucho menos terrenal aventura que implicará a una raza de alienígenas que sorprenderá a muchos. Solo diré que nacieron a raíz de una línea de juguetes de los años 70 y que después de su cancelación se han dejado ver más bien poco en las colecciones de Marvel. Aunque es cierto que se les daba por muertos desde los hechos de Aniquilación Conquista.

Todas estas tramas serán sazonadas con otras mucho más mundanas, que implicarán a otros miembros de la familia Summers (quienes deberán investigar un crimen relacionado con mutantes en un pueblecito del medio oeste americano), o una que implica a un viejo conocido de la que mejor no decimos nada porque huele a plan en la pizarra de Gerry Duggan. Ojalá le dejen llevarlo a cabo. De momento la serie sigue su andadura más allá del crossover de X de Espadas y ya tiene anunciado el número nueve para el próximo mes de marzo.

La parte artística viene dada por Phil Noto. Su trazo fino y correcto puede resultar algo frío para una serie tan dinámica como esta, así como la paleta de colores con tonos pastel que usa el propio dibujante. No obstante, el resultado final es más que cumplidor además de contar con el aliciente de ver usar al artista dos registros bastante diferentes (siempre dentro de lo que es su estilo) dependiendo de quién esté protagonizando la escena.

En resumidas cuentas, contamos con un personaje con muchas posibilidades y una pareja de autores que se nota que se lo están pasando bien. Algo que es transmitido al lector que decida dar una oportunidad a Cable. Seguro que no se arrepiente.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

  • XAVI

    11 enero 2021 #1 Author

    Si, supone un soplo de aire fresco este «joven» Cable. Pero, no sé, acostumbrado como estaba yo a ver al viejo soldado/salvador/mesías mutante/lider de X-Force… No sé. Habrá que ver.

    Por cierto, muy bueno lo de «hijo de un mojigato capullo y un clon perverso, bastante bien salió» – Y te dejas lo de «soso» XD XD XD.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com