Saludos, queridos lectores. Hoy nos dedicaremos a una obra especial, tanto por su formato como por su historia. Hablaremos hoy de Black Dog: Los... Black dog: Los sueños de Paul Nash, de Dave McKean.

Saludos, queridos lectores. Hoy nos dedicaremos a una obra especial, tanto por su formato como por su historia. Hablaremos hoy de Black Dog: Los sueños de Paul Nash.

¿De quién? Paul Nash fue un pintor británico que destacó dentro del surrealismo. Posiblemente lo conozcamos poco, así que visitaremos esta página de la wiki antes de seguir.

ECC nos trae esta obra de Dave McKean, que ha guionizado y dibujado. Y aún siendo autor completo en esta ocasión, debemos reconocer parte de la inspiración gráfica en los cuadros del propio Nash, cuyo estilo McKean ha intentado emular.

Me sentí interesado por esta obra solamente leyendo el título en la portada. Black Dog, Perro Negro. En inglés black dog hace referencia a un estado de ánimo angustiado, deprimido. Y ciertamente la mente de Paul Nash no pasaba por su mejor momento de felicidad durante la Gran Guerra. Pero no fue eso lo que llamó mi atención.

Un perro negro es una figura de la mitología céltica. Realmente hay varios seres que responden a ese nombre. Un perro negro puede ser ese animal de oscuro pelaje y gran tamaño que se le aparece a un viajero y lo acompaña durante parte de su trayecto…haciendo cambiar de opinión a los bandidos que planeaban atarcarle. Pero un perro negro es también un heraldo de la muerte. En las oscuras y largas noches del campo, en una casa con gente mayor o enferma, si se oyen ladridos cercanos y no hay perros a los que atribuírselos… es un perro negro, anunciando una muerte.

El perro negro…

dog

Esta dualidad parece entreverse en el guión, en la historia. McKean nos lleva a un viaje por la mente de Nash, desde su infancia hasta su experiencia en la Gran Guerra, esa locura que golpeó a una generación de europeos que habían olvidado lo que era la guerra. Lejanas ya en la historia las guerras napoleónicas, presentes pero lejanas las guerras coloniales; todos esperaban estar en casa en la Navidad de 1914. Victoriosos.

La muerte estará presente por doquier. Junto con la enfermedad del cuerpo y de la mente. Pero si bién ese perro negro puede guiar a Nash por el campo de batalla hasta la linea del frente, también puede explicarse lo que no sufrirá por no poder estar combatiendo en el frente griego.

Dualidad. Protector y heraldo de muerte.

Estamos ante un cómic, pero quizás deberíamos pensar en él como un libro ilustrado. Es cierto que el autor crea diálogos y páginas con una retícula de viñetas clásica. Pero también crea collages, ilustraciones a doble página, alucinaciones visuales…

¿Es la historia importante o un mero recurso narrativo para ser ilustrado? Podemos pensar ambas cosas pero, ¿acaso importa? Quizás los padres del pintor no sean importantes en la trama, pero nos dejan frases impactantes y dibujos fascinantes en los que perdernos.

Ya os aviso de que no estamos ante una biografía. Ni siquiera se nos cuenta su vida completa.  Nash es solamente un hombre al que acompañamos en un viaje interior. Y por un momento, quizás recordaremos aquellas viñetas de Sandman ambientadas en esta locura llamada Gran Guerra.

dog

El dibujo, las ilustraciones mejor dicho, es fascinante. No estamos ante un cómic de guerra ni costumbrista, aunque haya partes que entren en esas categorías. Como ya dije antes,. me gusta pensar en esta obra como un libro de ilustraciones, un libro ilustrado, donde los dibujos están creados para hacernos pensar, para buscar su significado.  Como en un test psicológico, cada lector verá algo diferente y le dará una simbología diferente a estas páginas.

McKean no nos explica mucho. No sabemos lo que pasa, simplemente las cosas pasan. Un hombre nace, se casa el dia en que empiezan a llover bombas en su ciudad, enferma, habla de cucarachas en una trinchera, sigue a un perro negro. La narrativa  se forma con escenas sueltas, simbólicas y que caen de lleno en la vertiente onírica del surrealismo.

La Gran Guerra. Dicen algunos estudiosos que para distinguir las narraciones o diarios de los vencedores y vencidos hay que leer el nombre del autor; tan iguales eran los participantes-victimas de ambos bandos. No habrá discursos heróicos o gloriosos aquí, ni en el texto ni en los dibujos. Excepto quizás el que glorifica vivir un dia más, y sobrevivir.

No estamos ante un cómic facil de leer. Y no hablo solamente del aspecto de leer y asimilar los textos. Es una obra que cada lector interpretará de diferente manera. Quizás yo recuerde siempre esa definición del padre de Paul Nash. Quizás tú, querido lector, recuerdes siempre las frases del médico de Nash. ambos resultados son adecuados para nuestras lecturas.

Pero el poner el papel más destacado en la parte gráfica hace que haya páginas que cuesta leer. Textos mezclados con los dibujos e integrados en las imágenes. Cambio del color de la tipografía. Aquellos lectores que no tenemos la mejor vista del mundo necesitamos nuestro tiempo.

No estamos ante una obra para todos los públicos, pero si te interesa el trabajo de McKean tienes que leerla. Os dejo aquí la ilustración que más me ha gustado de todo el libro. Simplemente una preciosidad de simbología onírica, dibujada con el material que forja y crea los recuerdos en nuestra memoria.

dog

Y he dejado para el final mencionar que estamos ante un trabajo de encargo, aprovechando el centenario de la Primera Guerra Mundial. 14-18 Now fue la sociedad que propuso al autor hacer una obra sobre esta guerra.

La edición de ECC incluye dibujos y bocetos como extras de la historia propiamente dicha. También hallaremos una biografía del autor y una breve bibliografía en la última página del tomo.

¿Por qué leer Black Dog: Los sueños de Paul Nash?

Visualmente es impactante. Te interesa el tema de la Gran Guerra. Te interesan las obras de exploración interior.

¿Por qué no leer Black Dog: Los sueños de Paul Nash?

No es un cómic clásico, con una estructura visual y narrativa que nos cuentan una historia de la forma habitual. Imita las novedades de los movimientos de vanguardia del siglo XX.

 

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com