Se suele acusar a Mark Millar, no sin falta de razón en muchas ocasiones, de no profundizar en las historias que escribe. De abocetar... Biblioteca Millarworld: Superior

Se suele acusar a Mark Millar, no sin falta de razón en muchas ocasiones, de no profundizar en las historias que escribe. De abocetar tramas de forma totalmente superficial buscando la licencia cinematográfica, los royalties obtenidos de la adaptación a la pantalla grande, más que pretender escribir un cómic sólido. Así fue, por ejemplo, en Kingsman, donde la película protagonizada por Colin Firth y Taron Egerton era mucho más interesante que el cómic en el que se basaba. Y no sólo porque sonara Free Bird de Lynyrd Skynyrd, uno de las mejores canciones jamás escritas.

Pero ese hombre de negocios con la vista puesta dos pasos más adelante de la hoja de papel sobre la que está escribiendo su último proyecto coexiste con otra persona dentro del mismo cuerpo, una persona que conoce el medio como la palma de su mano, el autor que hizo Superman Adventures, el de Superman: Hijo Rojo, el de Ultimates, el de Authority. Y, por qué no, el de Civil War. Y el Mark Millar que tenemos en Superior es, afortunadamente, este último.

superior 1

Superior

La idea de partida de Superior despierta ecos por muchas partes. El protagonista es Simon Pooni, un chaval adolescente al que le ha tocado en la lotería genética el boleto premiado con esclerosis múltiple. Después de haber sido un firme candidato a rey del baile en su fiesta de graduación, ha llegado a echar de menos cosas tan simples como subir las escaleras o mover los dedos de los pies. Ahora, se refugia en el mundo de los cómics y las películas de superhéroes. Hasta que un día, algún tipo de genio con el aspecto de un mono se le aparece concediéndole un único deseo, que será explicado una semana después. Y alguien encerrado en su propio cuerpo no puede elegir otra cosa que la libertad. Y qué más libertad que poder volar, que no estar atado a las leyes de la realidad. Este tipo de habilidades están personificadas en Superior, el superhéroe protagonista de las películas que le ayudan a evadirse de la realidad. Así que Simon se convierte en Superior durante, al menos, una semana.

El contacto entre el mundo real y el mundo de los superhéroes es un tema recurrente en la obra de Mark Millar. Lo vimos en 1985, donde los héroes Marvel entraban en el mundo real -ya me entendéis- y las personas de pie de calle contemplaban el cruce de realidades con, entre otras sensaciones, sorpresa. También lo hemos visto en Kick-Ass, con otra perspectiva diferente, parodiando, incluso ridiculizando el salto de tiburón que supone que un adolescente salga a combatir el crimen y que ningún lector se cuestiona. Y aquí en Superior se contempla la figura del superhéroe como símbolo de esperanza, como ese ideal en el que mirarse, como la aspiración máxima del ser humano.

Porque Superior es, en resumen, Superman.

Superman es el primer superhéroe. De él, cual divinidad total del género, emana todo. De uno u otro modo, todo puede retroceder hasta él. Hasta Batman, el segundo gran superhéroe, es definido como el opuesto absoluto de Superman. Y Superior es un homenaje al Primero y a sus sucesores, de forma explícita, pues es una obra dedicada a Christopher Reeve y a Richard Donner. Tenemos el villano que se ve en la película, el Aniquilador, que es claramente deudor de la imagen de la nave clásica de Brainiac. El mono mágico recuerda a Mxyzptlk. Superior es un niño que se convierte en un superhéroe, como Shazam. Sí, la referencia a Big también es clara, pero Tom Hanks no llevaba una capa y volaba. Si además tenemos en cuenta que Simon es un chaval minusválido, la mirada se desvía hasta Freddy Freeman, otro miembro de la familia Marvel. Y la dedicación a arreglar problemas hasta la extenuación nos recuerda al Samaritano del Astro City de Kurt Busiek. ¿La periodista pelirroja que haría cualquier cosa para conseguir una exclusiva? Lois Lane, por supuesto, con un coche cuya matrícula es un guiño de Mark Millar a sí mismo, por cierto.

En resumen…

Superior es, ante todo, un canto de amor al género superheroico. Un sentido homenaje al medio por parte de un autor que, aunque en ocasiones lo retuerza y se burle de él señalando sus puntos flojos, lo conoce al dedillo y reconoce que es de donde viene. A mediados de los ochenta, con todas esas obras que todos tenemos en mente, llegó el momento de la deconstrucción del superhéroe. Que estuvo muy bien y tal, pero con los juguetes desmontados tocaba montar algo. Tocaba reconstruir el superhéroe. Y eso, ni más ni menos, es lo que hace Mark Millar en esta obra.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Biblioteca Millarworld. Superior
Leinil Francis Yu Mark Millar and Panini España
Precio: EUR 12,30
Summary
Review Date
Reviewed Item
Biblioteca Millarworld: Superior
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com