En los años ochenta, un cambio crucial sacudió la mitología de Batman: el primer Robin, Dick Grayson, abandonó al héroe para convertirse en Nightwing,... Batman – Una muerte en la familia

GRANDES AUTORES DE BATMAN: JIM STARLIN/JIM APARO – UNA MUERTE EN LA FAMILIA
Jim Starlin, Jim Aparo, Mike DeCarlo
Portadas de Mike Mignola

Contiene: Batman núms. 426-429 USA, Batman Annual núm. 25 USA (extracto)
Febrero de 2017
Cartoné, 144 págs. A color.
ISBN: 978-84-16945-79-5
PVP: 15,95 €

En los años ochenta, un cambio crucial sacudió la mitología de Batman: el primer Robin, Dick Grayson, abandonó al héroe para convertirse en Nightwing, pero otro Chico Maravilla le relevó. ¿Quién era Jason Todd? El destino de ese segundo Robin, más impulsivo y violento, sería decisión de los propios lectores: si llamaban a un número de teléfono, Jason viviría, pero si llamaban a otro…

Lo que ocurrió fue lo narrado en estas páginas por dos grandes autores, Jim Starlin y Jim Aparo, bajo los auspicios del editor Dennis O’Neil. La historia, que abarcó los núms. 426 a 429 de Batman, se convertiría en un clásico imprescindible cuya influencia puede hallarse en muchos otros cómics de superhéroes. Este volumen también incluye un extracto de Batman Annual núm. 25, donde se narra el destino final de Jason Todd.

«No es bueno que el hombre esté solo», dice un pasaje del Génesis bíblico. Y tampoco era bueno que Batman lo estuviera. Ahí entró el primer Robin como contrapunto luminoso del Caballero Oscuro, y para que los lectores más jóvenes tuvieran un personaje con el que identificarse. Pero tras la marcha de Dick Grayson para emprender su carrera como Nightwing, Batman se vio necesitado de un nuevo acompañante. Y así fue como nos presentaron a Jason Todd, en junio del 1987 (su debut pre-Crisis de 1983 fue borrado de la continuidad), un joven delincuente huérfano al que Bruce Wayne adopta y entrena para ser su nuevo Robin. Pero la fuerte personalidad del muchacho, unida a su pasado delictivo, le hacía chocar frecuentemente con su mentor y, por qué no decirlo, le hizo ganarse las antipatías de muchos lectores.

Así pues, el guionista Jim Starlin pergeñó la historia que nos ocupa para ver si, o bien acababan con Robin definitivamente, o lo reconducían por el buen camino. Para saber si Jason Todd sobreviviría o no, el editor Dennis O’Neil, en un audaz movimiento, abrió dos líneas telefónicas para que los lectores votaran si Robin debía salir con vida de su encuentro con el Joker o si, por el contrario, Batman debía abrir vacantes para buscar un nuevo sidekick. Con tan sólo 100 votos de diferencia, los lectores decidieron que debía haber una muerte en la familia. Esto supuso un golpe durísimo para Batman, que aún se estaba recuperando de su encuentro con el Diácono Blackfire y su secta en The Cult, y no hacía mucho que el mismo Joker había dejado a Barbara Gordon en silla de ruedas, como hemos visto en La Broma Asesina.

La historia arranca con un Robin cuyo temperamento violento Batman ya no puede controlar, y se ve obligado a apartarle de sus tareas como vigilante enmascarado. Jason Todd, evidentemente, no se toma nada bien esto, y deambulando por su barrio natal, el Callejón del Crimen, encuentra a una antigua vecina que le entrega una caja con recuerdos de su difunta madre, entre ellos su partida de nacimiento. En ella Jason descubre que la mujer que le crió no era su verdadera madre, y se embarca en una búsqueda por África y Oriente Medio con el fin de encontrarla. Lo que no sabe es que Batman y el Joker andan también muy cerca, lo que traerá las trágicas consecuencias que todos conocemos.

El guionista Jim Starlin no escatimó en la dosis de crudeza para narrarnos el duro encuentro entre Robin y el Joker. Igualmente, Jim Aparo, uno de los dibujantes que mejor han retratado al Caballero Oscuro en sus largos años de vida, nos «deleita» con una secuencia en la que el Joker apalea a Robin hasta casi la muerte, que ha quedado grabada a fuego en la retina de todos los lectores que, como yo, leyó por primera vez esta historia en las grapas de Zinco. Volver a encontrarme con estas viñetas, más de 20 años después, ha supuesto una agradable experiencia, puesto que casi podía repetir los diálogos en mi cabeza. Esos diálogos en los que el Joker se burla de Batman y Robin una y otra vez, en que Batman duda de si el Joker es realmente responsable de sus actos debido a su locura, y en el que, una vez más, Batman y Superman se encuentran a lados opuestos de la Ley, aunque no de la Justicia.

Esta edición de ECC Ediciones, muy cuidada, trae los números 426-429 de la serie Batman USA, y recupera la página descartada en la que Batman encuentra vivo a Robin, que permaneció inédita hasta 2005. Como única pega se le puede poner que el precio de 15,95 EUR nos sale a a casi 4 EUR la grapa, lo cual es más doloroso aún teniendo en cuenta que no viene ningún contenido extra como entrevistas, bocetos, etc.

Por si os interesa saber más de Jim Starlin, aquí tenéis la entrevista que le hicimos hace años con motivo de su visita al Salón del Cómic de Barcelona: LINK.

Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com