La relación de Batman con la línea Otros Mundos ha dado obras muy interesantes. Batman es un concepto tan potente en tantos niveles que... Batman: Gotham maldita

La relación de Batman con la línea Otros Mundos ha dado obras muy interesantes. Batman es un concepto tan potente en tantos niveles que da para jugar mucho, tanto en sus orígenes como en su entorno. A todo el mundo le viene inmediatamente a la cabeza Luz de gas, la obra fundacional del sello, o Terror sagrado, la primera que llevó el conocido logo de la estrella en la portada. Y, por supuesto, Batman/Drácula: Lluvia roja, la historia de Batman y los Vampiros, de Doug Moench y Kelley Jones. De hecho, Moench y Jones, autores del tomo que hoy nos ocupa, son probablemente el equipo creativo que más veces ha participado en la historia de Otros Mundos, en un total de cinco veces. Con estos antecedentes,  parece una lectura prometedora, ¿verdad?

batman gotham maldita 2

Gotham Maldita

El planteamiento de esta serie es bastante claro: Gotham está dominada por unos demonios conocidos como los Señores Oscuros, Batman es su único rival, y casi cualquier cosa que pueda ser considerada como parte del género de terror entra dentro de la historia, y quizás ese sea el principal problema que tiene este Otros Mundos: es tremendamente disperso. Tenemos un Bruce Wayne que ha llegado a la edad adulta con sus padres vivos, pero que han estado toda la vida preparándole para una misteriosa misión. Por supuesto, no hay Batman sin la muerte de sus padres, pero aquí mueren a manos… de un hombre lobo. Y no es la tragedia de la muerte de sus padres lo que le convierte en el Murciélago, sino el plan de su padre, haciendo que esta versión alternativa de Batman ya cojee desde el primer momento. Veremos fantasmas, un Joker que se parece más a la Criatura de Frankenstein que al tipo del pelo verde que conocemos de toda la vida, esqueletos vivientes, cambiaformas felinas y un toque lovecraftiano personalizado en unos horrores reptilianos y unos seres provenientes de otra dimensión para los que los seres humanos son prácticamente insignificantes.

Y digo que su dispersión es su principal problema, pero no el único. La trama avanza a trompicones, con según que personajes y situaciones no precisamente bien explicados. El aspecto y la ambientación de la historia tiene un aroma omnipresente a S. XIX, pero determinados objetos tecnológicos no imprescindibles para la trama nos sitúan la historia a finales del S. XX. Pierde demasiado tiempo en intentar definir un entorno demasiado amplio al que no saca suficiente partido. Quizás una ambientación menos ambiciosa, más limitada en su enfoque, podría haber llegado a tener un desarrollo de historia más contenido, más coherente, pero la trama planteada, aún teniendo un principio muy potente, se pierde por caminos que no aportan nada y se diluye hasta un final, que aunque tiene su gracia, llega con un lector que ya ha perdido el interés.

Pero no sólo tenemos problemas con la historia que nos cuentan. El dibujo de Jones está muy por debajo de lo que nos tiene acostubrado. Si bien es cierto que el discípulo de Wrightson hace de la exageración y de la desmesura un estilo personal, aquí llegamos a encontrarnos figuras con errores de proporción anatómica, no sabiendo si se debe a prisas con los plazos de entrega o dejadez por falta de interés en el proyecto.

Lo que tenemos aquí, en definitiva, es una obra ambientada en un mundo con mucho potencial pero con un desarrollo deficiente. Algo que podría haber sido más de lo que ha acabado siendo. En cierto modo, se me escapa por qué ECC ha decidido reeditar esta obra que ya editó Planeta hace doce años cuando la última edición del mucho más interesante Batman/Joker Oscuro, del mismo equipo creativo, data de hace veinticuatro años, de los tiempos de Zinco.

Los autores

Doug Moench y Kelley Jones son uno de esos equipos creativos en los que un nombre suele ir de la mano del otro. Juntos, además de este Gotham maldita, han firmado una larga etapa en la serie regular de Batman, recopilada en cuatro tomos por ECC, la trilogía de novelas gráficas de Batman Vampiro, Batman/Joker Oscuro: La selva y la serie limitada Batman: Lo Invisible, publicada en castellano por Planeta en 2010. Es fácil reconocer a primera vista un Batman de este equipo creativo: además del ambiente oscuro y opresivo que caracteriza el dibujo de Jones, las orejas de la capucha son las más largas de la historia del personaje, y la capa es una masa de negro y azul más hiperbólica aún que la del Spawn de Todd McFarlane.

En resumen…

Aunque los autores aquí implicados sean icónicos en la historia del Hombre Murciélago, hay que reconocer que es una obra menor para ambos. Ni la versión alternativa de la Gotham que plantean es especialmente original, ni el guion de Moench tiene un pulso especialmente potente ni Kelley Jones está al nivel que acostumbra. Gotham maldita se queda, por tanto, como una curiosidad para completistas de los autores o para coleccionistas de Otros Mundos.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 18,00
Summary
Review Date
Reviewed Item
Batman: Gotham maldita
Author Rating
21star1stargraygraygray
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

  • Oscar

    31 mayo 2018 #1 Author

    A mi la verdad es que me ha gustado. Puede deberse a que no había escuchado las mejores referencias de la obra, y la leí con las expectativas bajas, pero aceptando las licencias creativas donde cabe prácticamente todo, me parece un cómic la mar de entretenido. Quizás si es cierto que discurre en muchos tópicos, y tal vez la misma historia pudo contarse con un tercio menos de las páginas, pero creo que la intención era contextualizar a este nuevo Batman, mostrándolo en diversas aventuras y no limitándolo al clásico presentación del villano, lucha contra él, victoria. Como sea, me ha parecido un cómic entretenido, interesante y bien dibujado, aunque debo reconocerme fanático de la etapa Moench – Jones, así que mi opinión puede ser no del todo imparcial.

  • Enrique Acebes

    Enrique Acebes

    1 junio 2018 #2 Author

    En cierto modo, a mí me pasa algo parecido. El equipo Moench/Jones me parece tan grande que me esperaba más de ellos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com