Tommy Elliot se erigió por méritos propios en uno de los grandes rivales del Hombre Murciélago desde sus primeras apariciones, siendo un amigo de... Batman: Corazón de silencio

Tommy Elliot se erigió por méritos propios en uno de los grandes rivales del Hombre Murciélago desde sus primeras apariciones, siendo un amigo de la infancia de Bruce Wayne que llegaría a convertirse en un experto cirujano y a la vez en una de las principales amenazas para el héroe de Gotham City. No obstan­te, en esta historia regresa con un plan que perfectamente podría destruir a quien le obsesiona desde que era niño, y situaciones casi inconcebibles, como dejar la vida de Catwoman pendiente de un hilo como solo él podría haberlo hecho, son solo un paso más en su nueva ofensiva. El Espantapájaros, Zatanna, Mr. Frío y Robin figuran entre la galería de personajes perfectamente imbricados en esta sorprendente trama repleta de giros y revelaciones que, alternada con referencias al pasado que cimientan su personalidad y sus motivaciones, podría considerarse el relato de origen definitivo de este villano de nuevo cuño… que ya forma parte para siempre de la mitología del Caballero Oscuro.

Tal vez Silencio, la ya mítica obra de 2002 de Jeph Loeb y Jim Lee, se encuentre en el top ten de mis cómics preferidos de Batman. En este apasionante arco de 12 números Loeb y Lee no sólo presentaron a uno de los más letales enemigos de Batman, sino que lo incorporaron hábilmente a su galería de villanos y lo entroncaron con la infancia de Bruce Wayne. Sí, habrá quien prefiera a villanos clásicos como el Pingüino o el Acertijo, pero dudo que estos dos entren en la categoría de «letales». Muchos tacharon el guion de Loeb de ser un mero vehículo para el lucimiento de Jim Lee, y según se cuenta no andan desencaminados, en el sentido de que el guionista dio al dibujante todo tipo de facilidades para que dibujara todo lo que más le gustaba: la galería de villanos de Batman, chicas estupendas (incluyendo un memorable beso entre Batman y Catwoman), un encontronazo con Superman, secuencias de acción a mansalva y escenas de flashback con un estilo de dibujo que Lee no había usado antes, y que calló más de una boca. En cualquier caso, y pese a las críticas, Silencio se convirtió en un éxito de ventas instantáneo, y encumbró a su villano protagonista al podio de enemigos del hombre murciélago. Yo, personalmente, no soy muy amigo de las secuelas, y menos cuando algunas tienen como mero objetivo aprovechar la estela del éxito de su predecesor. No obstante, mi compañero Enrique me recomendó este cómic, Corazón de Silencio, con estas palabras: «El trabajo que me hizo enamorarme de Dustin Nguyen. Secuela del Silencio de Loeb y Lee, pero bien hecha». Y como me suelo fiar del criterio de mis camaradas de armas, ataqué esta secuela de 2008 no sin pocas reservas, pero sí con gran satisfacción.

corazón de silencio

Tommy Elliot es un amigo de la infancia de Bruce Wayne, hijo de un padre abusivo y una madre humilde que temía entrometerse en las palizas que su marido le propinaba por miedo a que la repudiara. Así, Tommy creció odiando a su padre y despreciando a su madre, hasta el día en que manipuló los frenos de su coche para provocar su muerte. Por desgracia para él, la intervención del afamado médico Thomas Wayne salvó la vida de su madre, algo que Tommy nunca le perdonó. Tommy creció así a la sombra de una madre posesiva y manipuladora, que coartaba no sólo su libertad, sino también su acceso a la fortuna que habría de heredar de su padre. El rencor y el resentimiento que Tommy sentía acabó redirigido hacia Bruce Wayne, cuyos padres (ambos) habían muerto y él había accedido a la fortuna de su familia, algo que el hijo de los Elliot envidiaba. Con los años, ese resentimiento se convirtió en odio hacia Batman, manifestándose en una oleada de crímenes que sacudió la ciudad de Gotham, y que tenían como objetivo terminar con la destrucción del caballero oscuro. Éste es, en resumidas cuentas, el argumento de Silencio, y el origen del villano protagonista, que vuelve aquí con la intención de hacer daño a las personas más queridas de Bruce Wayne. ¿Y a quién ama Bruce Wayne más que a Selina Kyle, alias Catwoman?

Corazón de Silencio es la historia de una vendetta que ha madurado durante 20 años, aderezada con recuerdos de la infancia de Tommy Elliot, su relación con su odiosa madre y cómo acabó culpando a Bruce Wayne, el hijo predilecto de Gotham, de todo lo malo que le ocurría. Vemos también el inicio de su relación sentimental con Peyton Reed, hija de un mafioso gothamita y heredera del manto del Ventrílocuo original, y cómo el joven psiquiatra que le trató de niño acaba convirtiéndose en su futuro mentor. Un psiquiatra obsesionado con el miedo, debo añadir (no sé cuántos habitantes tiene Gotham, pero caray, al final todo se resuelve entre los mismos).

El multigalardonado Paul Dini (Batman Saga: La resurreción de Ra’s al Ghul, Musas de Gotham) y el artista vietnamita-americano Dustin Nguyen (Batman: Final del juego, Aula de la Justicia) son los responsables de esta secuela de Silencio de tan sólo cinco números, que pone a Batman cara a cara con sus verdaderos sentimientos hacia Selina. Lo que todos (y ellos mismos) sospechaban por fin acaba por ponerse de manifiesto en una tierna e íntima escena en una habitación de hospital, una vez todo ha terminado. Como bien dice el Doctor Midnight en una de estas páginas, «Si alguna vez has dudado de que Batman tiene un lado humano, esto lo demuestra. No creo que exista otra mujer capaz de afectarle tanto. Lo haya permitido él o no». Paul Dini escarba en la infancia y juventud compartidas de Bruce Wayne y Tommy Elliot en busca de más razones (completamente irracionales) para que este último odie al primero, a la vez que explora los sentimientos del Wayne adulto y su papel como protector no sólo de Gotham, sino también de la gente a la que quiere. Dustin Nguyen, por su parte, y pese a no ser entonces la superestrella que es ahora (hablamos de un cómic de hace más de 10 años), muestra una gran habilidad para desarrollar la historia mediante una narrativa fluida, fácil de leer y con el nivel justo de detalles para no distraer. Nguyen no dibuja bonito, sino bien; y si bien carece de la espectacularidad de Jim Lee, también es cierto que no le va a la zaga en lo referente a capacidad narrativa.

corazón de silencio

Este Corazón de Silencio, publicado por ECC Ediciones dentro de su línea Batman Saga, es un cómic redondo en el sentido de que el guion y el dibujo están hechos con gran oficio y se complementan perfectamente, sin que ninguna de las partes sobresalga ni celipse a la otra. Me costaría decir que supera al Silencio original de Loeb y Lee (tendría que volver a releerlo, y hace muchos años ya de la primera lectura, para encontrarle las costuras), pero no le queda muy atrás, y es una secuela más que digna. Si no habéis leído Silencio, ya tardáis, y si os quedáis con ganas de más, que así será, echad un ojo a este Corazón de Silencio. También os enamoraréis de Dustin Nguyen. Si a Paul Dini no lo amáis ya es que no tenéis salvación.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Batman: Corazón De Silencio
Paul Dini and ECC Ediciones
Precio: EUR 15,15
Summary
Review Date
Reviewed Item
Batman: Corazón de silencio
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

  • XAVI

    12 julio 2019 #1 Author

    «Silencio» apareció como el típio villano creado ex profeso para rivalizar con Batman, una suerte de anti-Batman, como Bane. Lo bueno del caso, es que guionistas posteriores han ido dándole más empaque y trasfondo al personaje. Y esta saga es una buena muestra de ello. Para mi, supera a «Silencio» de Loeb y Lee.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com