Y una colección más que entra en el evento/relanzamiento/loquesea DC You. Y por una vez, y sin que sirva de precedente, me levanto y doy... Batgirl: Interferencia

Y una colección más que entra en el evento/relanzamiento/loquesea DC You. Y por una vez, y sin que sirva de precedente, me levanto y doy palmas con las orejas con la última ocurrencia de Dan Didio y Jim Lee. DC You vino a ser, en pocas palabras, el momento en el que la editorial le dijo a los autores «haced lo que os dé la puñetera gana, que la editorial va a dejar de meter baza». Y las historias que nos han llegado bajo este sello son, ni más ni menos, lo que le apetecía hacer a los autores. Así, nos hemos encontrado con un nuevo Batman, con Superman con los poderes bajo mínimos y corte de pelo militar, con un relanzamiento de John Constantine en The Hellblazer, más fiel a la trayectoria del personaje que el sosainas descafeinado que vino con N52, o con una nueva y muy prometedora serie del Doctor Fate. Y, de momento, todas y cada una de las series que he leído de DC You han sido una lectura totalmente satisfactoria. Pero en la serie de Barbara Gordon, la llegada de DC You no se ha notado lo más mínimo. ¿Por qué? Porque Batgirl ya fue exitosamente relanzada unos meses antes en La Chica Murciélago de Burnside, y los autores ya estaban haciendo lo que querían.

batgirl interferencia

¿Y qué tenemos en este tomo?

Empezamos con una historia corta de 8 páginas aparecida originalmente en la serie Infinity Inc. del reciente evento Convergencia. Batgirl se ve metida dentro de un videojuego… y diría que es una historia que no está nada mal si no fuera porque hace poco he leído una historia calcada en Batman / Superman. Bah, qué demonios, aún así está muy bien. Y tiene una adorable Batgirl versión sprite.

batgirl sprite

Seguimos con los números 41 y 42 de la serie. Quizás sea este el punto en el que más se nota el DC You: el nuevo Batman hace acto de presencia por duplicado. No creo que le pille de sorpresa a nadie la identidad de quien está bajo la capucha (y el resto de la armadura) del murciélago actualmente, que apareció por primera vez en España hace tres meses ya, en el número 44 de la serie mensual de Batman. Pero por si acaso tú no lo sabes, salta al siguiente párrafo. ¿Los que siguen por aquí ya lo saben o no les importa que se lo desvelen? Bien. Seguimos entonces. James Gordon le cuenta a Barbara que él es el nuevo Batman al servicio de la Policía, y juntos en su identidad enmascarada, sin que Gordon sepa que Batgirl es su hija, se enfrentan a Livewire, villana de segunda a la que recientemente hemos podido ver en la espectacular serie televisiva de Supergirl. ¿Que no la estás viendo? Tú te lo pierdes.

El tercer Annual nos trae a cuatro dibujantes invitados, a saber: Bengal, David Lafuente, Ming Doyle y Ming Hue Helen Chen. Dudo que alguien conozca alguno aparte del español David Lafuente. Y me estoy refiriendo al dibujante de Ultimate Spiderman, si estabas pensando en el cantante de la boy band Auryn, es muy probable que te hayas confundido de página. La historia gira alrededor de un artefacto llamado Negahedron, como McGuffin para pegar un repaso a las mujeres de las colecciones de la Bat-franquicia. Así, Batgirl hará un team-up en cada capítulo de este número con Helena Bertinelli, apareciendo actualmente en la serie Grayson (con una hilarante aparición del supuestamente fallecido Dick Grayson como objeto sexual), Spoiler, de Catwoman, Batwoman, en su  propia representación y las estudiantes Olive y Maps de Gotham Academy.

Y para cerrar el tomo, los números 43 y 44 de la serie mensual. Alguien está utilizando tigres para matar gente. La mente criminal que está detrás es… ¡la Tigresa de Terciopelo! ¿Que no te suena este personaje? Es normal. En total, ha aparecido en ocho números desde su creación a manos de Barbara Kesel en 1982. A saber: Detective Comics 518 y 519 (Barbara Kesel y Trevor Von Eeden), Hawk And Dove 22, 23 y 24 (Barbara y Karl Kesel y Greg Guler) Wonder Woman 175 (de la etapa de Phil Jiménez) y estos dos Batgirl. A priori es un villano de segunda bastante chusco, pero se utiliza para, al igual que en el tomo anterior, hacer una aproximación tecnológica a la historia clásica de superhéroes, con robos de identidad y cibernética incluídos.

Quizás no sea un tomo tan innovador y tan sorprendente como el anterior. Pero es que La Chica Murciélago de Burnside tenía toda una nueva situación y un cast completo de secundarios que presentar, y aquí el entorno ya está definido. Pero aún así, es una de las colecciones más agradables de leer del momento. Si ya leíste la primera entrega de la etapa Stewart/Fletcher/Tarr, no te vas a perder este Interferencia. Y si no lo hiciste, ya tardas.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com