Saludos, mis queridos lectores. Perdonadme la tardanza en abriros la puerta. Es que estaba calibrando las ametralladoras de mi Avro 504K y no os... Barón Rojo (Integral), de Pierre Veys y Carlos Puerta.

Saludos, mis queridos lectores. Perdonadme la tardanza en abriros la puerta. Es que estaba calibrando las ametralladoras de mi Avro 504K y no os oía llamar. Es que estos días me he leído el Tomo integral de Barón Rojo y …

Esta obra de Pierre Veys y Carlos Puerta ya fue publicada por Norma en tres tomos, recopilados ahora en un único tomo que incluye extras. Tapa dura, 168 páginas a todo color y un tamaño ideal para disfrutar del dibujo, 23×31 centímetros.

Le tenía echado el ojo a esta serie desde que vi publicado su primer tomo. Con la idea de comprarme los tres y leerlos de golpe, lo fuí dejando y al final salió el Integral. Así que apunté como un buen cazador, disparé y me lo metí en el zurrón ;-).

Antes de nada, dejad que os aclare una osa. No estamos ante una obra histórica creada por el centenario de la Gran Guerra. Los autores se basan en el Barón Rojo para crear SU Barón Rojo. Una vez explicado esto, sigamos con la reseña.

Rompiendo la tradición, hoy os hablaré primero del dibujo. Y es que el dibujo de Puerta es espléndido. A medio camino entre el dibujo casi fotográfico y el impresionismo, estamos ante una obra que parece una sucesión de cuadros.

Un dibujo impresionista, con unas lineas que se difuminan con el brillo de la luz.. Una luz omnipresente que  ilumina un dibujo en el que el color nos da una sensación de reflejo. Como si el sol se reflejase en las superficies mientras andamos o volamos a través de los escenarios. No llega a ser algo puntillista, pero esa era la palabra que venía a la mente mientras babeaba sobre el tebeo.

baron

Los paisajes se representan también en función de la luz. No vemos igual un prado de Flandes a las 12 de la mañana que un callejón de una aldea rusa a las 3 de la madrugada. Y en esos paisajes y escenas viven y mueren los personajes. Personajes humanos y personajes máquinas. Las máquinas han sido estudiadas y reflejadas por el autor de la forma más realista posible. Un gusto por el detalle que está presente tanto en el dibujo y en la elección de las escenas con las que se nos cuenta la historia. Hay una escena que me ha encantado: Dos personajes hablan sobre su relación. Pero no lo hacen sentados a una mesa con una botella y dos vasos. Mientras hablan, uno de ellos está calibrando sus ametralladoras en el hangar. Vemos las dianas empleadas para ajustar el tiro, vemos la palanca de disparo, vemos sus rostros integrados en la historia, metiéndonos realmente en ella.

Hay también historias del pasado, escenas recordadas. El estilo cambia en ellas, haciéndose quizás más fotográfico. Más estático quizás. Como fotografías que vienen por un momento a la mente.

El guión se articula a base de escenas cortas. Pero antes de que os asustéis, no hay solamente combates aéreos. Es cierto que todo se articula en torno a ellos, pero seguimos viendo a los personajes hacer sus vidas, con sus pequeñas cosas. Charlando en una playa, en la cantina de la base, hablando sobre los nuevos aviones… Puede que no lleguemos a empatizar con ese aviador sediento de sangre que parece ser el Barón Rojo, pero al menos lo vemos en las diferentes facetas que forman su vida.

La historia se detiene en los pequeños detalles que, al igual que el dibujo, nos meten en el papel de espectadores que caminan entre esos soldados. Escenas como las que nos muestran a un sargento hablando e instruyendo a sus hombres, las bajas colaterales e impensables de la guerra, los mecánicos que pintar y mueven los aviones… Son facetas que suelen dejarse de lado en las historias centradas en los pilotos.

Debemos recordar que no estamos ante el personaje histórico, sino ante una versión creada para esta historia. Es con esta idea con la que entenderemos las acciones violentas del protagonista.

Y estamos en guerra, una guerra destructiva y total. No es una historia de héroes que salvarán el día, sino de muertes y miserias. Aunque recorramos los limpios cielos que cubren las enfangadas trincheras de ese lejano suelo.

La idea de los autores es crear otra trilogía que complete la recogida en este tomo. Esto hace que se nos ofrezca un final extraño, de esos que pueden cerrar la historia si no la continuamos, pero que a la vez deja la posibilidad de continuarla.

baron

La edición integral nos trae una sección de extras, con bocetos, pruebas de color  y dibujos sobre la obra. Otro regalo visual para los lectores. Quizás la única pega es que no incluya a página completa las ilustraciones de las portadas de la edición en tomos.

¿Por qué leer Barón Rojo Integral?

Te gustan las historias de aviones de la Gran Guerra. El dibujo es precioso y muy documentado. La escena de la persecución por el río.

¿Por qué no leer Barón Rojo Integral?

Buscas rigor histórico total. Prefieres cómics de linea clara y color plano.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Barón Rojo. Edición Integral
Carlos Puerta Pierre Veys and Norma Editorial
Precio: EUR 28,50
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

  • Pablo

    29 enero 2018 #1 Author

    Fantastica reseña, para un gran comic. Felicidades.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com