Saludos, queridos lectores. Aprovechando que el señor Enrique está despistado, me cuelo y publico una reseña de Astroboy, cuyo primer tomo reseñó él por... Astroboy 2, de Osamu Tezuka.

Saludos, queridos lectores. Aprovechando que el señor Enrique está despistado, me cuelo y publico una reseña de Astroboy, cuyo primer tomo reseñó él por aquí. Hoy a reseñar Astroboy, mañana el Mundo (si el heróico robot atómico de turno no me lo impide, claro).

Astroboy 2 continúa con las aventuras del robot más fuerte del mundo. Poco nuevo podría añadir a lo dicho por Enrique en su reseña sobre la importancia histórica de este manga; así que me permitiréis ceñirme a lo que me inspiran las historias que componen este tomo. Tranquilos que no os destriparé demasiado :-).

Estamos ante historias cortas e independientes. Pero antes de ponernos con ellas, debemos tener siempre en mente que Astroboy es una serie escrita entre 1952 y 1968. Esto se traduce en actitudes y opiniones que a día de hoy vemos desfasadas y absurdas. A pesar de que Tezuka era  muy liberal para su época, hay algunas escenas que nos parecen rancias y caducas. Volveremos a esto dentro de unos párrafos.

Los guiones de Tezuka mezclan acción y comedia. Con ese peculiar estilo rápido y veloz donde las cosas pasan porque sí, sin tener que pararnos a pensar en nuestras acciones. Nada de historias de 400 páginas para lo que podemos contar en 24. Es más, Tezuma lo resume a 12 si hace falta:-).

Se habla mucho de la influencia de Disney en este autor. Pero hay escenas que, más que a Disney, a mí me recuerdan a aquellos cortometrajes de Fantasías animadas. Escenas como las de una chica que necesita un vestido nuevo suenan con música a juego en mi cabeza mientras leo esas viñetas.

Y esto no es algo que solamente haya visto yo. Es que hay escenas que los secundarios cantan y se montan su propia coreografía. Con notas dibujadas y todo. La mezcla de esos elementos cómicos con la situación grave en la que tienen lugar es algo que desconcierta a muchos lectores actuales.

Y los peinados. Ay, esos peinados…

Volvamos ahora al aspecto anticuado de algunas escenas. Con el paso de los años, algunas historias y escenas han mejorado, como el vino. Y aunque Tezuka no pensó en ello, ahora tienen un aire retrofuturista que les da un nuevo sentido. Guardando las distancias, es la misma sensación que nos da el leer a dia de hoy cosas estilo Flash Gordon. El de Raymond, claro.

No es algo que se deba solamente al dibujo, sino a los guiones, a los conceptos. Y hay alguna viñeta que te hace pensar en pasarsela a JotaCe sin dudarlo. Todo muy pulp.

Pero no os asustéis por estos comentarios. Las historias son perfectamente legibles y disfrutables. Y recordad que Tezuka nos va dejando mensajitos de los de hacer pensar bajo su dibujo amable y sus diálogos «sencillos».

Pasemos al dibujo. ¿Qué decir nuevo del dibujo de Tezuka? Rasgos sencillos que nos sorprenden  con algunas planificaciones de página y narrativas que nos dejan con la boca abierta.

Además, Tezuka es Tezuka. Y en esta época ya iba camino de ser el Dios del Manga. Así que si Tezuka decide dedicar DOS PÁGINAS ENTERAS a dibujar una explosión, pues lo hace y aquí no pasa nada.

Y hablando de hacer cosas con las viñetas… el propio Tezuka nos lo explica cuando sus personajes le preguntan por qué corta páginas y dibuja otras nuevas. Recordemos que lo normal es que los manga salieran en revistas y luego en tomo, momento aprovechado para retocar o mejorar la obra. Y Tezuka era un perfeccionista.

Mucho hablar de lo molón y moderno de romper la cuarta pared, pero Tezuka ya lo había hecho antes :-).

La edición de Planeta es de esas que hacen babear a los coleccionistas… y dejan temblando, literalmente, sus estanterías. Tomo de tapas duras y grueso, muy grueso. Más de 600 páginas, de hecho. Y aún así, es menos pesado de lo que parece. Solamente 1100 gramos. Lo que se agradece porque la colección completa (7 tomos) serán casi 8 quilos.

Por cierto, el precioso papel blanco (muy blanco) que ha escogido Planeta permite un contraste con el blanco y negro que facilita mucho la lectura.

Quizás se echa en falta un marcapáginas de tela integrado, porque esto no te lo vas a leer de un tirón. Ni debes. Es una de esas obras que puede saturar leida de golpe. Mejor dosificar las historias y reservar una semana para irte leyendo este segundo tomo.

La traducción ha corrido a cargo de Verónica Calafell.

¿Por qué leer Astroboy 2?

La preciosa narrativa de Tezuka. El tono retrofuturista que tienen a día de hoy algunas historias. Forma parte de la historia del manga y de la ciencia ficción.

¿Por qué no leer Astroboy 2?

Eres más de series lentas y pausadas. Buscan un dibujo más complicado.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 23,75
Summary
Review Date
Reviewed Item
Astroboy 2
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com