Hay una serie de obras que han marcado un antes y un después en la historia del cómic. Action Comics, por supuesto, la que... Astro Boy, de Osamu Tezuka (1 de 7)

Hay una serie de obras que han marcado un antes y un después en la historia del cómic. Action Comics, por supuesto, la que inaugura el género superheroico. El desembarco de la primera oleada de escritores ingleses en DC durante los años 80, como preludio de la fundación de Vertigo. Tintín en el país de los Soviets, creando una nueva forma de narrativa gráfica en Europa. El primer número de Fantastic Four, con el que arranca la Era Marvel. Y, por supuesto, Astro Boy, de Osamu Tezuka, la obra con la que occidente abrió los ojos al manga.

Astro Boy

Osamu Tezuka, conocido popularmente como el Dios del Manga, no es el primer autor de cómic japonés, pero sí que es uno de los autores más influyentes de su historia. Fuertemente influido por el estilo de los primeros tiempos de Disney, este descendiente del samurai Hattori Hanzo publicó a lo largo de su vida un total de más de setecientos volúmenes sumando más de ciento cincuenta mil páginas.  Eso da una media de más de nueve páginas diarias a lo largo de sus más de cuarenta años de carrera, en los que exploró prácticamente todos los géneros habidos y por haber. Así, hizo obras históricas (Adolf), biográficas (Buda), fantásticas (Fénix), de aventuras (La princesa caballero), fábulas animales (Kimba el león blanco)… y, por supuesto, ciencia ficción, en Astro Boy.

Astro Boy es la visión que tenía Osamu Tezuka de lo que sería el futuro cincuenta años después de empezar a escribirlo.  Robots inteligentes, viajes a la luna (ocho años antes de que ocurriera en la realidad), ciborgs, contactos con extraterrestres, coches voladores… la realidad acabó siendo mucho menos emocionante de lo que esperaba, pero no pretendía hacer una predicción de los avances tecnológicos de la humanidad, sino una lectura apasionante, lo cual consigue muy de largo. Es una historia con un marcado carácter antibelicista, lo cual no es de extrañar, dado que Japón había sufrido, menos de cinco años años antes de la creación del pesonaje, los horrores de la guerra en sus propias carnes: el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki tuvo lugar en agosto de 1945 y la primera aparición de Astro Boy llegó en abril de 1951.

Astro Boy 1x1a

¿Pero quién es Astro Boy? Como se nos cuenta en la primera historia que veremos en este tomo, es un androide creado por un tal Doctor Tenma, a imagen y semejanza de su hijo Tobio, fallecido en un accidente de coche. La incapacidad para crecer de su creación hace que Tenma reniegue de este Pinocho cibernético, que acaba viviendo junto al mucho más comprensivo Profesor Ochanomizu. Así, además del mensaje pacifista que flota por encima de toda la obra, tenemos, aquí y allá, reflexiones varias sobre la naturaleza de las emociones y la inteligencia.

En este primer volumen, tenemos un total de ocho historias de longitud variable, de entre dieciocho y ciento ochenta y dos páginas. La ordenación de las mismas no sigue el orden de publicación original, sino el orden cronológico de las historias determinado por la edición en Tankobon de Kodansha. Así, lo que nos vamos a encontrar aquí es El nacimiento de Astro Boy (1975, 24 páginas), en la que se nos cuenta el origen del personaje, publicado originalmente casi un cuarto de siglo después de su primera aparición, El regimiento Hotdog (1961, 174 páginas), El chico planta (1961, 16 páginas), Su alteza Deadcross (1960, 96 páginas), El tercer mago (1962, 88 páginas), Planeta blanco (1963, 18 páginas), El mejor robot sobre la faz de la Tierra (seriealizado entre 1964 y 1965 en la revista Shonen, 182 páginas), una de las cumbres de Astro Boy, y especialmente conocida por el remake de Naoki Urasawa  de 2003, y Mad Machine (1958, 20 páginas)

La conexión Urasawa

Naoki Urasawa hizo con Pluto un remake en ocho tomos de El mejor robot sobre la faz de la Tierra, siendo una de las mejores obras de toda su carrera. Pero no es el único homenaje que este autor ha hecho a Tezuka. El Doctor Tenma, el creador de Astro Boy, también recibe un guiño en la obra de Urasawa: el neurocirujano que protagoniza Monster -obra que tiene ciertos puntos en común con Black Jack, también de Tezuka- también es un Doctor Tenma.

Astro Boy 1x3a

Otras ediciones

Ésta de Planeta Cómic es la segunda edición que se hace de esta obra en castellano. La anterior llegó de la mano de la difunta Glénat/EDT, y fue publicada en 21 tomos entre octubre de 2003 y febrero de 2008. Sí, estamos hablando de una de las obras fundamentales de la historia del manga -y, por tanto, del cómic- y no vio la luz en España hasta pasado medio siglo de su edición original. Sorprendente.

En resumen…

Como decíamos al principio, estamos ante una de esas escasas obras que han dejado una huella indeleble en la historia del cómic. No sólo es un gran manga, es uno de los mangas más influyentes de la historia, y tiene mérito suficiente para haberse ganado ese puesto. No sólo es una obra que deba estar en las estanterías de todo lector ávido de manga, es que debe estar en las de todo gran aficionado al cómic, independientemente de su procedencia.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 23,75
Summary
Review Date
Reviewed Item
Astro Boy (1 de 7)
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com