El nuevo estudiante de intercambio de la escuela Spacemore tiene a Anaís bien fastidiada. Así que la pequeña Watterson ha decidido que le va... El Asombroso Mundo de Gumball 7: Especial Deportes

El nuevo estudiante de intercambio de la escuela Spacemore tiene a Anaís bien fastidiada. Así que la pequeña Watterson ha decidido que le va a enseñar quien manda en la próxima competición deportiva entre Elmore y Spacemore. Solo hay un problema: no tiene ni idea de deportes. Así que pedirá ayuda a Gumball y Darwin… ¡quienes se lo inventarán todo porque tampoco tienen ni idea! ¡Empieza a hacer estiramientos, que empieza la competición más loca que hayas visto nunca!

Los que hemos seguido las aventuras de Gumball en televisión y cómic (en parte gracias a la influencia de nuestros hijos), no somos ajenos a la magia que exhibe esta inclasificable serie. Gumball es un niño que no destaca absolutamente en nada: no es buen estudiante, no se le dan bien los deportes, ni siquiera es el más popular del colegio. Sin embargo, tiene una incomparable habilidad para meterse en líos junto con Darwin, su pez mascota con piernas. Tal vez sea eso por lo que ha calado tan bien entre el público prepúber. En este volumen le vemos sirviendo de ejemplo para su hermana pequeña Anaís, quien, nadie sabe muy bien por qué, piensa que Gumball y Darwin pueden enseñarle todo lo que necesita saber sobre los deportes… sin saber que son unos verdaderos zotes al respecto. El resultado es que, a partir de su más completa ignorancia sobre las reglas de juego de cualquier deporte, Gumball y Darwin acaban desarrollando el suyo propio, llamado molaball, con no pocas semejanzas con el calvinball. Lo malo es que, aun siendo los creadores de dicho juego, no son tan buenos jugando a él como se creen.

gumball

Aunque la serie se llama El asombroso mundo de Gumball, en realidad su mundo no es muy diferente del nuestro: hay niños que van al colegio, con sus profesores, sus directores, sus psicólogos… Vecinos cascarrabias, padres incompetentes y madres armadas de infinita paciencia… Todo muy mundano, con la excepción de que cada personaje que habita su mundo es único: puede ser un personaje animado, o hecho por ordenador, o una marioneta… En eso reside la magia de las serie, en que no existe una sola técnica de animación, sino que son varias las tecnologías que conviven para dar forma a un mundo tan absurdo en la forma como mundano en el fondo. En este volumen que hoy reseñamos, la presencia de un alumno de intercambio proveniente de otro instituto (representado como un pequeño alienígena) hace que Anaís, la hermana pequeña de Gumball, decida acabar con la racha de derrotas deportivas de su instituto frente al rival. A falta de nadie mejor, Anaís decide que será su hermano mayor quien la instruya en las artes deportivas.

Esta disparatada premisa da pie a la guionista Megan Brennan (Magic Girls), curtida en números anteriores de Gumball y en otros cómics infantiles, para poner patas arriba todas las enseñanzas de las películas deportivas, con sus emotivos discursos motivadores y sus montajes de escenas de entrenamiento. Le acompañan en el apartado gráfico Kate Sherron (The casebook of Rabbit Black), Christine Larsen (By night) y Jenna Ayoub (entintadora en Lumberjanes / Gotham Academy), tres artistas con experiencia en el cómic infantil, y que imitan aquí el estilo de las historietas originales y de la serie de animación. Entre todas pergeñan una historia que se hace demasiado larga para lo que quiere contar, y que acusa algo de inmadurez en el el dibujo, siendo la narrativa en algunas de las partes algo difusa. Esto es algo que no hemos de pasar por alto, porque al tratarse de un cómic dirigido a niños, la narrativa debe ser lo más clara posible y no dar pie en ningún momento a que el lector llegue a plantearse si realmente entiende qué está ocurriendo en la página. Después de todo, es un error muy común decir algo del estilo «qué más da, si es para niños», porque precisamente si el cómic no resulta comprensible para el joven lector, éste acabará abandonando el medio y dedicándose a esos horribles videojuegos, que como todos sabemos lo único que hacen es secarte los sesos. Es importante dar a los pequeños lectores material de lectura de calidad, para asegurar su continuidad como lectores en el futuro.

gumball

Este El asombroso mundo de Gumball (atención, NORMA, porque en el lomo viene en castellano, pero en la portada está en inglés) Especial Deportes es la séptima entrega de las aventuras del niño gato de Elmore publicadas por NORMA Editorial. Un cómic adecuado para los lectores jóvenes que, como el que suscribe y su primogénito, quedaron enganchados por la serie de televisión. Aquí tenéis la oportunidad de seguir leyendo sus historias, con el mismo punto de locura que en su versión animada.

Summary
Review Date
Reviewed Item
El Asombroso Mundo de Gumball 7: Especial Deportes
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com