Un libro de consulta perfecto sobre acontecimientos relevantes en distintas materias del mundo geek. Un diario ilustrado con ingeniosas infografías que recoge, día a... El Año del Geek

Un libro de consulta perfecto sobre acontecimientos relevantes en distintas materias del mundo geek. Un diario ilustrado con ingeniosas infografías que recoge, día a día, los eventos, aniversarios y curiosidades más importantes del universo sci-fi y fantasy. (Sinopsis de la editorial)

Nunca he sido muy amigo de los libros wikipedia: aquéllos que se escriben extrayendo directamente la información de la famosa enciclopedia colaborativa online. De hecho, creo que es perfectamente posible escribir este libro usando sólo internet y sin abandonar la página de la wikipedia. Así pues, ¿qué aporta este libro al conocimiento de lo geek (ésa es otra de la que luego hablaremos)? Absolutamente nada. Vayamos por partes.

Para empezar, el título de la obra ya nos lleva por el camino equivocado: en España, un geek es una persona obsesionada por las nuevas tecnologías. Aquí en nuestro país el término geek no hace referencia a los superhéroes, al cine, a la cultura popular ni a los puñeteros Simpsons: sólo a los ordenadores y todo lo relacionado con la informática. El problema es que, en inglés, el calificativo geek es más amplio que en castellano, y sería el equivalente al friki español. Que tampoco hay que confundir con el nerd, ya que estamos. Por tanto, el título original de la obra, The Year of the Geek, sí sería conceptualmente correcto, mientras que en castellano lo correcto hubiera sido El Año del Friki. Pero claro, el término friki está cultural y socialmente menos aceptado que geek: un geek puede ser una persona inteligente y culturalmente activa, mientras que un friki es y será siempre un rarito. Así que desde aquí, un consejo amigo: si queréis quedar bien socialmente sin renunciar a vuestros gustos, no os defináis como frikis, sino como geeks. Veréis cómo cambia la reacción de la gente.

año del geek

Esto es lo más importante que ocurrió un 13 de octubre de cualquier año relacionado con el mundo geek.

En este libro, el autor James Clarke usa el formato almanaque para conceder a cada día del año un homenaje a algún evento de la cultura popular como el 22 de mayo, día en que salió a la venta el videojuego Pac-Man, o el 7 de diciembre de 1979, en que se estrenó la película Star Trek. Pero también fechas con una relación muy pero que muy tangencial con lo friki, como el día del nacimiento de Mary Anning (la protopaleontóloga que descubrió los huesos de un ictiosario en 1811), la Declaración de Independencia de los EEUU o el lanzamiento del disco The piper at the gates of dawn de Pink Floyd. También parece que el autor se quedó sin días, y tuvo que recurrir a medidas desesperadas, como por ejemplo el 28 de mayo. ¿Ocurrió algo interesante este día de algún año? Parece ser que lo más relevante, según el autor, es que en 2011 se emitió un episodio de Doctor Who en el que el Doctor se encontraba consigo mismo. Desde luego, todo un hito en el universo de la ciencia ficción y la fantasía. No importa que en ese mismo día de 1908 hubiera naciera Ian Fleming, el creador del inmortal James Bond, por poner un ejemplo.

Al tema de las fechas hay que añadir algunos de los textos que son auténticas barrabasadas. Por ejemplo, el 24 de marzo de 1990 finalizó la serie televisiva ALF. Hasta ahí, bien. Lo malo es cuando el traductor da a las siglas ALF el significado de Amorfismo Lejano Fantástico, un nombre que ¡sólo se utilizó en Latinoamérica! En la emisión española, y recuerdo el episodio en que se dijo como si lo hubiera visto ayer, no se tradujo así, sino que se mantuvo el original Alien Life Form (Forma de Vida Alienígena).

año del geek

¿Por qué poner imágenes cuando puedes dejar media página en blanco?

No podemos omitir tampoco el tramposo uso de titulares. Por ejemplo, el evento escogido para el 5 de mayo es que en 2011 el Smithsonian anunció la lista de grandes del diseño de videojuegos. Ése es el titular escogido para esta fecha, estupendo, ningún problema. Pero luego el autor dedica dos páginas a una infografía sobre Minecraft, sin hablar de quiénes fueron esos grandes del diseño. ¡Toma clickbait! Una más: El 27 de marzo de 1993 falleció la esposa de William Moulton Marston, creador de Wonder Woman, fecha que es escogida por el autor para hacer una infografía de por qué Wonder Woman es mejor que Superman (según él, las mujeres son mejores que los hombres por naturaleza), basándose en argumentos como que Krypton fue destruido mientras que Isla Paraíso sigue existiendo, que los poderes de Superman están basados en una supuesta pseudociencia (sic) mientras que los de Wonder Woman proceden de los dioses, o que Superman sólo se las apaña con la capa y los puños (sic), mientras que Wonder Woman tiene un avión invisible, brazaletes a prueba de balas y su lazo de la verdad. Vivir para leer.

Seguramente la maquetación del libro siga la edición original, pero no podemos dejar de maravillarnos ante un diseño que es capaz de llenar una página con una infografía y dejar la de al lado con sólo un párrafo de texto y dos tercios de la página en blanco. No hubiera esta de más alguna foto para acompañar los artículos, o la portada de alguno de los libros de los que se habla. Este libro parece escrito y maquetado en una semana, con poca o nula atención al detalle, y más orientado a ejercer de sacacuartos que a aportar algo de luz sobre el género geek.

año del geek

Abraham Lincoln: todo un icono geek, sin duda.

El Año del Geek está publicado en España por el sello Minotauro de Planeta DeAgostini, y supone, en mi opinión, una mancha en el excelente catálogo de novelas de fantasía y ciencia ficción que suele ofrecer. El Año del Geek es una obra torpe, con ínfulas de trascendencia y que apenas se queda para hacer de regalo del Día del Libro para ese cuñado friki al que no soportas: matas dos pájaros de un tiro.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Summary
Review Date
Reviewed Item
El año del Geek: 365 Hitos del universo de la ciencia ficción y la fantasía
Author Rating
21star1stargraygraygray
Compartir:
Jesús Tomás Dado

Jesús Tomás Dado

Lector de tebeos desde hace 40 años, antes de que se llamaran novelas gráficas. Totalmente enganchado a la lectura, el cine y y los dónuts de Lacasitos, pero vamos, que puedo dejarlo cuando quiera. Los dónuts no, lo otro.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com