En la Tierra, a día de hoy, hay algo más de siete mil quinientos millones de personas. Pero desde luego, no somos los únicos... Animosity nº1: El despertar

En la Tierra, a día de hoy, hay algo más de siete mil quinientos millones de personas. Pero desde luego, no somos los únicos animales del planeta. Compartimos espacio con cuatro mil millones de ratas, trescientos millones de perros, entre cien y cuatrocientos mil millones de aves, veinticuatro mil millones de animales de granja, entre cien mil millones y cien billones de reptiles, hasta mil billones de peces y más de diez mil trillones de insectos. Vale, sí, el ser humano tiene una inteligencia superior, capacidad de fabricar herramientas… y lenguaje articulado, capacidad de pensamiento complejo y autoconocimiento. Ahora imagínate por un momento que esa enorme cantidad de animales no humanos desarrolla, de repente, la capacidad de pensar y de comunicarse. Ese es el punto de partida de Animosity, la serie escrita por Marguerite Bennett, la primera que llega a España de la editorial Aftershock.

animosity pagina1

De la misma manera que en Y, el último hombre se planteaba un escenario postapocalíptico derivado de la desaparición repentina de la mitad de la humanidad, las consecuencias de la repentina consciencia de todas las especies animales crea una catástrofe de similar resultado: el mundo tal y como lo conocemos se va a la mierda. Aunque puestos a comparar, quizás la equivalencia que más poderosamente resuena es Los muertos vivientes: la humanidad se enfrenta a una nueva situación en la que ya no es la especie dominante. Por cada ser humano, hay unos setenta reptiles y cincuenta aves. Y muchos de ellos pueden estar muy cabreados con esos primates sin pelo que les han estado oprimiendo desde que hicieron acto de presencia en el planeta, porque las nuevas capacidades de razonamiento y comunicación humanas en los animales vienen acompañadas del conocimiento del lugar que ha ocupado cada especie en el mundo… hasta ahora.

Cuando piensas en animales que piensan y hablan, probablemente lo primero que te venga a la cabeza sea Disney. Pero aquí, como era de esperar, los animalitos que hablan no son unas adorables criaturitas al estilo de la factoría del ratón. Estos vienen con un cabreo y resentimiento que no nos va a poner las cosas fáciles a la tradicionalmente especie dominante. Y, a diferencia de lo que se suele ver en animación, los animales de Animosity no han sido dotados de rasgos y poses antropomórficos. En general, Rafael De Latorre retrata a los animales como tales, aunque en alguna viñeta se permita el lujo puntual de representarlos realizando actividades imposibles, como unos osos panda utilizando escopetas sin pulgares oponibles. Aquí, la referencia, más que Disney, es Rebelión en la granja, de George Orwell, con cameo incluído de los cerdos comunistas.

 

animosity 3 portada

En Animosity tenemos, además de la historia postapocalíptica principal, un buen puñado de reflexiones paralelas. Sin ningún tipo de orden, podríamos hablar del cambio sociopolítico que supone este nuevo mundo tan diferente, del sentido que tiene el animalismo cuando eres plenamente consciente, como cantaba Kurt Cobain, de que la Madre Naturaleza es una zorra, de la moralidad de la cadena trófica cuando cada uno de sus eslabones es consciente de su posición en ella… pero la historia parece girar alrededor de la relación entre una niña, Jesse, y su perro Sandor (sí, como el Perro de Juego de Tronos), y digo parece porque este primer tomo no deja de ser la presentación de una historia a largo plazo.

¿Hacia dónde nos llevará Animosity? No tengo ni la más remota idea. Podría parecer que estamos en el principio de una road movie en busca de la seguridad que no hay en Nueva York, la ciudad en la que Jesse vivía con su familia antes del animalipsis, pero todo indica que esta situación tiene un alcance planetario, con lo que podría ser una huída hacia ninguna parte. Podría ser un recorrido por un nuevo mundo postapocalíptico sin más, al estilo de Los Muertos Vivientes, aunque esperemos que Marguerite Bennett tenga algún plan más allá de «hasta donde las ventas aguanten». Y podría ser una búsqueda de cómos y por qués, como en la serie de Yorick Brown. Pero de momento, en este primer volumen, tenemos un primer paso de un camino suficientemente interesante como para querer saber más.

animosity the rise paginaYou’re so fucking smug: Podría traducirse como «te lo tienes la hostia de subido»
Traducción en la edición en castellano: Tanto selfi y tanta mierda.

En el aspecto meramente físico de la obra, en la edición de Planeta Cómic tenemos un tomo en tapa dura incluyendo cinco números americanos (los cuatro primeros de la serie Animosity y el primero de Animosity: The Rise) y una extensa selección de portadas alternativas, nada menos que veinticinco de ellas. La traducción es bastante correcta -en algunos casos, un tanto creativa y más adaptación que traducción, pero correcta-, y quizás, por poner algún pero, se podría decir que la rotulación en algunos momentos es notablemente mejorable, prescindiendo de cursivas y negritas que hay en el original, y partiendo con guiones palabras que no lo necesitan por el espacio disponible en el bocadillo.

Animosity es una obra en la que se pueden encontrar referencias a un buen puñado de obras de ficción, desde la mencionada Rebelión en la granja hasta, yo qué sé, Un muchacho y su perro de Harlan Ellison. El trazo amable de Rafael De Latorre y el humor -bastante negro, en ocasiones- de Marguerite Bennett hacen que la historia no parezca tan oscura como realmente tiene potencial para ser, pero desde luego es una lectura absorbente, ágil, ingeniosa. Una obra que pica la curiosidad lo suficiente como para querer saber más de lo que ha pasado y lo que va a pasar, que hará que estemos aquí cuando salga el segundo tomo, lo cual es bastante en un mercado con tal volumen de publicaciones como el que tenemos en la actualidad.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 14,20
Summary
Review Date
Reviewed Item
Animosity nº1
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

  • Larry Kubiak

    25 marzo 2019 #1 Author

    A mí la traducción me ha gustado mucho. Si la lectura es ágil, absorbente e ingeniosa es por el trabajo de traducción (y obviamente del guión). Lo que no me parece bien es ese pie de foto. En general, la traducción respeta el original y en algunos casos (como bien dices algunos y no siempre) le da un toque creativo; como toda buena traducción, no es literal. Es una pena que solo nos acordemos de los traductores cuando queremos criticar algo. Ya puestos, por cierto, estaría bien citar el nombre.
    Pese a eso, me parece una buena reseña y también estoy muy intrigado por como acabará evolucionando la historia.
    Un saludo.

  • Enrique Acebes

    Enrique Acebes

    26 marzo 2019 #2 Author

    ¡Hola, Larry!

    Permíteme llevarte la contraria. En esta web sí que hablamos de la traducción cuando queremos resaltar un trabajo bien hecho, no sólo para criticar. Me viene a la cabeza que, por ejemplo, destaqué el trabajo de José Torralba en La última tentación de Alice Cooper. ¿El pie de foto? Me he limitado a señalar, asépticamente, la traducción aparecida en el tomo de Planeta, sin hacer juicios de valor.

    Y mencionar el nombre del traductor podría hacerse, sí, y del corrector, y del rotulista, y de la imprenta… Hay tantísimas personas implicadas en la producción de un cómic que, inevitablemente, nos acabamos centrando en guionista y dibujante, cuando destacan especialmente entintador y colorista, y del resto sólo cuando su labor destaca especialmente. Mira, por ejemplo también hablé -para bien- de la rotulista del Sherlock Frankenstein…

  • MBF

    29 mayo 2019 #3 Author

    Gracias por la reseña y por comentar la traducción. Me parece estupendo que se haya generado un debate. A mí me encanta este cómic y disfruté mucho traduciéndolo. En cualquier caso, es positivo que se dé visibilidad a la traducción y se comente 🙂

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com