Si nos hubieran preguntado a tenor de los primeros anuncios de las series de Aftershock cuál pensábamos que podría ser la serie que más... Animosity Evolution 1

Si nos hubieran preguntado a tenor de los primeros anuncios de las series de Aftershock cuál pensábamos que podría ser la serie que más recorrido iba a tener, creo que pocos habríamos apostado por Animosity. No por su premisa, que a priori sí me pareció de las más interesantes, sino porque entre sus competidoras había nombres de la talla de Donny Cates, Brian Azzarello o Garth Ennis y Margueritte Bennett es una autora que hasta ahora no había tenido ningún éxito de ventas como la mayoría de los demás autores contratados para el lanzamiento de esta editorial. Pues se ha llevado el gato al agua… No solo ha acaparado nominaciones y premios de la industria por todo el mundo, sino que ha conseguido mantener su serie, y ampliarla con proyectos derivados de ella, como es el caso de este Animosity Evolution 1 que hoy nos ocupa, primer tomo recopilatorio de los dos que van a contener los diez números de esta serie limitada.


Los que habéis leído la serie principal, sabéis que estamos en un mundo en el que los animales han despertado y poseen la capacidad de hablar y comunicarse entre ellos, y se han hecho con el control de la sociedad, pasando los seres humanos a un segundo escalón en el que nos hemos convertido en las mascotas o asistentes suyos. Animosity Evolution pone el foco en Wintermute, una loba que dirige a los animales en San Francisco y que como buena líder, posee un buen número de enemigos que no le desean nada bueno. El veterinario Adam North ha ayudado a cualquiera que lo necesitase, sin importar su especie, cuando estalló el despertar, y por su trabajo con los animales se ha convertido en la mano pata derecha de Wintermute.

La acción se sitúa un mes después del despertar, con Wintermute controlando por completo la situación y habiendo incluso desarrollado una clase de animales mecanizados, conocidos como animata, que cuentan con prótesis mecánicas para suplir lesiones, pero que con su nueva condición resultan unos defensores fabulosos para la loba. Bennett plantea una historia que se centra más en las dinámicas de poder entre los propios animales y en cómo existen otros animales que se van a aprovechar de la situación para sacar partido, mediante actividades ilegales. El hombre pasa a un segundo plano en el que cuenta solo con un papel servicial, y son los animales los que toman las decisiones y los que tendrán que averiguar quién intenta acabar con la vida de Wintermute y por qué.


Es cierto que, con tanta presentación de personaje, cuesta un poco saber adónde quiere llevarte la autora con la historia, y tarda un poco en dejarlo claro. Los primeros números pueden resultar un poco confusos, pero a partir del tercer número sobre todo, ya va quedando todo claro y la historia empieza a cobrar más interés. La lástima es que cuando precisamente todo queda bien planteado… se acaba el tomo y tendremos que esperar al lanzamiento del segundo para saber cómo termina todo.

El dibujo es obra de Eric Gapstur, un dibujante que pasó 17 años con su propia tira cómica hasta que acabó abandonando por todo el trabajo que conllevaba su publicación, y desde 2016 se dedicó de lleno al dibujo profesional. Ya llevaba cinco años trabajando como entintador de Phil Hester y es en los últimos años cuando se ha centrado ya en su faceta como dibujante y entintador completo. Es un dibujo muy limpio, con contornos de línea gruesa y al que se le notan los años trabajados junto a Hester, y recuerda bastante al dibujante de Green Arrow o Flash. El trabajo de Gapstur es un poco irregular, con algunos pasajes algo confusos, aunque el resultado global es bastante positivo. Aún así, se le nota que todavía está terminando de pulir su estilo y tiene algún tic de dibujante en los inicios de su carrera.


En definitiva, Animosity Evolution 1 es un buen complemento para los que estamos siguiendo con interés la serie principal. Una manera de ver otros puntos de un universo que tiene infinidad de posibilidades, y de centrarnos más en los animales que están soportando la mayor carga de poder y ver las dificultades que les surgen. Un buen puñado de personajes nuevos y una trama que, aunque tarda en asentarse, tiene interés y más sabiendo que solo se desarrolla en diez números, y que no van a estirar innecesariamente.

Lo mejor: Ver otra cara de este mundo. El concepto de los animata y toda la trama que se desarrolla en torno a ellos.

Lo peor: Le cuesta un poco dejar claro el rumbo de la serie al principio. Tal vez se podría haber prescindido de alguno de los muchos personajes.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com