Un año después de la recopilación en tomo de la primera serie limitada (Sombras) nos llega American Gods 2: Mi Ainsel. Planeta Cómic publica... American Gods 2: Mi Ainsel

Un año después de la recopilación en tomo de la primera serie limitada (Sombras) nos llega American Gods 2: Mi Ainsel. Planeta Cómic publica directamente en tomo esta segunda (de tres) serie, suspendiendo su edición en grapa como habíamos tenido con la primera de ellas.  Continúa, pues, la adaptación de la novela homónima de Neil Gaiman en la que acompañamos al discreto Sombra Moon en esta guerra entre dioses clásicos y modernos. Aviso: Entiendo que si habéis llegado hasta aquí es porque habéis leído el cómic o al menos la primera serie limitada, por lo que hablaré abiertamente de la trama y de sus personajes hasta donde conocíamos antes de empezar la lectura de este segundo volumen.


Tras escapar de su secuestro, Sombra es recogido por el Sr. Wednesday quien le envía a la pequeña localidad de Lakeside para que pase un tiempo fuera de circulación y evitar así que los dioses modernos sigan intentando ponerle de su parte. En dicha localidad, cambiará su nombre por el de Mike Ainsel y tendrá que interactuar con personajes algo extraños, tal vez condicionados por unas misteriosas desapariciones que mantienen en una continua calma tensa a toda la población.

El título de la serie hace un juego de palabras entre el nombre que adopta Sombra en Lakeside y el cuento inglés Mi Ainsel, que se basa por otro lado en el encuentro entre Ulises y Polifemo (y que en nuestro país puede recordar también a cierto chiste sobre un perro…). El cuento alude a un niño que se encuentra con un hada que dice llamarse Ainsel. Cuando ella le pregunta su nombre él le responde Mi Ainsel. El niño quema accidentalmente al hada y cuando la madre del hada le pregunta quién ha sido le responde My Ainsel (myself), y la regaña. De ahí el juego de palabras con Mike Ainsel y su llegada a un pueblo donde su identidad deberá intentar ser protegida para pasar desapercibido.


Ya comentaba en la primera serie el ritmo lento y sosegado que llevaba, aunque a mí no llegó a resultarme tedioso, por los personajes que presentaba y el intentar ir dilucidando la identidad de esos dioses que iban apareciendo: algunos muy evidentes como Odín, pero otros que hay que identificar como Anansi, Bilqis, Czernobog… o los más relacionados con leyendas americanas como los Whiskey Jack/Wisakedjack o John Chapman que aparecen en esta segunda parte. Pues bien, en este tomo el ritmo se me ha hecho más problemático que en el tomo anterior. Precisamente lo que mantenía mi atención era la aparición de esos personajes y de la gestación, a fuego lento, de la guerra entre dioses tecnológicos contra dioses clásicos. Aquí el pueblo de Lakeside toma protagonismo y aunque siguen apareciendo deidades/leyendas interesantes como los citados Whiskey Jack y John Chapman o Pascua, la trama muta por momentos a una suerte de Twin Peaks que me ha interesado algo menos. Es cierto que en el tramo final la historia va cobrando más ritmo y vuelve a encaminarse hacia un rumbo identificable, lo cual deja con ganas de ver cómo concluye todo.

Poco que aportar a lo ya dicho en la reseña anterior en cuanto al trabajo de Russell en los bocetos y Hampton al dibujo. Tan solo añadir que para esta serie limitada se suma la colorista Jennifer T. Lange, que sirve además al dibujante de modelo para algunos de los personajes femeninos de la obra. En estos nueve números también tenemos esas historias sobre antiguas leyendas que cuentan con dibujantes invitados. En esta ocasión son Mark Buckingham y Galen Showman los encargados de ilustrar esos relatos.


En definitiva, American Gods 2: Mi Ainsel sigue adaptando la novela de Neil Gaiman, y llevando al formato cómic la pasión del escritor inglés por las  historias contadas, los relatos y las leyendas que soportan el paso del tiempo gracias a la palabra, a la cultura popular que sigue recurriendo a ellos por encima de pandemias, guerras y cualquier desastre que uno pueda imaginar. Una serie que merece ser leída mes a mes o tal vez releer cuando esté completa, puesto que después de un año es difícil recordar tal cantidad de personajes secundarios y los intereses de cada uno de ellos. Acaba de salir publicado en EE.UU. el tercer y último recopilatorio, The moment of the storm, por lo que esperemos que Planeta no nos haga espererar demasiado para leer el desenlace de esta apasionante historia.

Lo mejor: Los personajes. La trama de Laura y su petición a Sombra de traerla de vuelta a la vida. Un gran trabajo en la traducción de Diego de los Santos.

Lo peor: El ritmo se hace algo más lento en esta segunda parte, tal vez por alejarnos algo más de los dioses y llevarnos a una trama más terrenal en Lakeside.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com